Los establecimientos de ocio nocturno de Cantabria podrán abrir desde este fin de semana hasta la una de la madrugada

Zona de copas de Cañadío (Santander) durante un apagón hostelero de protesta por el cierre. Imagen de archivo.

Cantabria ha puesto fin este jueves al culebrón de la apertura del ocio nocturno. Tras varias semanas de tira y afloja entre el sector y el Gobierno autonómico, los establecimientos de esta índole podrán abrir desde este fin de semana hasta la una de la madrugada y con las mismas condiciones que el resto de locales convencionales.

Y es que mes y medio después de que la región decretara el cierre del ocio nocturno tras una orden del Ministerio de Sanidad con el consenso de todas las comunidades ante el aumento de casos COVID en todo el país, el Parlamento ha aprobado de manera exprés una modificación de la Ley de Espectáculos que permite a los hasta ahora locales con licencias especiales abrir bajo la nueva categoría de 'bar mixto', mediante la cual pueden llevar a cabo dos tipos de actividad: la propia de las cafeterías en horario diurno y la venta de bebidas con música ambiente en horario nocturno.

Así pues, pubs y whiskerías no requerirán de un cambio de licencia para poder retomar su actividad, sino que les bastará con una declaración responsable de que cumplirán la normativa y sus medidas de prevención establecidas contra el coronavirus.

Se trata, de esta forma, de una salida para este grupo de hosteleros que, tal y como ha asegurado la consejera de Presidencia, Paula Fernández (PRC) en el Parlamento, "es un parche dentro de unas circunstancias globales" de pandemia.

"No es fácil encontrar soluciones rápidas que satisfagan a todas las partes", ha recalcado, asegurando que el cambio de licencia era inasumible para el sector puesto que se prolongaría por más de seis meses. "Cuando hablamos de solución al ocio nocturno en tiempo de pandemia no la hay", ha lamentado, resaltando que esta medida les permite "relanzar su actividad".

Así pues, a partir de este fin de semana, aunque no habrá ni discotecas ni pistas de baile, los locales de ocio nocturno podrán abrir hasta la una de la madrugada sin permitir nueva clientela desde las 00.00, al igual que el resto de establecimientos de hostelería, y tendrán un mes para adaptarse a las nuevas categorías.

Y es que tras la publicación de la modificación legal este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria, la Consejería de Sanidad publicará seguidamente en un número extraordinario la adaptación de la resolución que regula la 'nueva normalidad'.

Un cambio que se ha realizado a través de una proposición de ley consensuada por los cinco grupos de la Cámara -PRC, PP, PSOE, Cs y mixto-Vox- y dictaminada favorablemente por el propio Ejecutivo este mismo jueves, y que se ha tramitado en lectura única.

Críticas de la oposición

Así todo, pese a que la iniciativa ha salido adelante por unanimidad, el debate parlamentario de la sesión extraordinaria ha estado cargado de reproches al Gobierno por parte de los grupos de la oposición, quienes han criticado que la aprobación de esta medida mes y medio después de que se decretase el cierre del ocio nocturno "se ha llevado por delante una ristra de bares".

Y es que tanto los portavoces de PP, Cs y Vox, -Íñigo Fernández, Félix Álvarez y Cristóbal Palacio respectivamente- han señalado al bipartito PRC-PSOE, y en especial al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, como "responsable" de un problema que, a su juicio, ha generado "un daño innecesario", puesto que, según han dicho, el cierre "se valoró en función de la licencia y no de la actividad".

"El cierre se efectuó sin contar ni con el sector ni con las especificidades de la hostelería de Cantabria", ha cuestionado Álvarez. "No es la mejor solución posible porque la mejor solución hubiese sido hace mes y medio, y entonces sería un mal menor", ha criticado el portavoz del partido de extrema derecha, en una línea similar a la del portavoz 'popular', quien ha acusado al Ejecutivo de haber sido "más papistas que el papa" en lo que respecta a este asunto.

Asimismo, Fernández ha reclamado ayudas para los empresarios de hostelería que no han podido abrir sus negocios durante este mes y medio, aunque para hacerlo ha aprovechado para cargar contra las partidas destinadas a la recuperación de la Memoria Histórica: "A ver si vamos a solucionar lo de hace 80 años y no lo de hace 80 días", ha remarcado el diputado del PP para apoyar su crítica.

Por su parte, los grupos que sostienen al Gobierno han rebatido las acusaciones de la oposición defendiendo que la Consejería de Sanidad actuó "correctamente" y que las críticas son "injustificadas". Y es que tanto la portavoz socialista, Noelia Cobo, como el portavoz del PRC, Pedro Hernando, han recordado que "ningún partido recurrió" la orden del Ministerio que además fue ratificada por los tribunales.

"La orden no podía ser modificada y se ha buscado la mejor solución", ha defendido Cobo, quien también ha subrayado que se "han seguido criterios estrictamente sanitarios". "La modificación legislativa aprobada hoy es la única alternativa jurídica", ha sentenciado Hernando.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 14:14 h

Descubre nuestras apps

stats