Carne Cruda Opinión y blogs

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

Un Gobierno con dos almas, una oposición desalmada

41

Tenemos un Gobierno con dos almas y una oposición desalmada, un Gobierno con dos partidos que tiran en direcciones distintas y una oposición de dos partidos indistinguibles que sólo tira a matar. Tenemos un presidente que unos días se levanta con el pie izquierdo y otros con el derecho, ministros socialistas que no siempre se acuerdan de que lo son y diputados de Unidas Podemos haciendo oposición al Gobierno del que forman parte porque no son capaces de hacer cumplir el pacto. Enfrente, la Brunete política, una división acorazada de destrucción masiva que quiere que todo vaya mal para que a ellos les vaya bien. 

Cada vez se hace más patente la división entre las dos almas del Ejecutivo. UP propone limitar el precio de la luz y crear una empresa energética pública, PSOE se niega; Yolanda Díaz quiere subir el salario mínimo y Nadia Calviño lo retrasa hasta octubre; los morados proponen controlar el mercado de la vivienda, los socialistas lo desestiman sin ofrecer solución. En esta cuadriga que pilotan, Podemos azuza a los caballos para acelerar las reformas y los socialistas tiran de las riendas para parar el carro y no asustar al César: a los que mandan de verdad.

A mitad de legislatura, los hechos son concluyentes. Las medidas más progresistas provienen del ala izquierda del Ejecutivo: las subidas del SMI, los ERTES de la pandemia, la ley de las casas de apuestas, la ley trans, incluso el Ingreso Mínimo Vital, desarrollado por un ministerio del PSOE, pero impulsado por UP. Por su lado, los socialistas han sacado adelante una ley de Educación muy contestada por la derecha pero calificada de timorata, insuficiente, por la comunidad educativa. El paso más audaz de Sánchez ha sido conceder los indultos a los presos del procés, pero con eso no basta para presumir de progresismo.

El socialismo también tiene otras dos almas, por lo menos. Ya saben: alma republicana en cuerpo monárquico, de izquierdas pero de centro, progresistas pero de orden, etcétera. El mismo presidente es como los sudamericanos en Amanece que no es poco, unos días va en bici, otros huele mal. Lo mismo deja que Marlaska expulse ilegalmente a los menores marroquíes de Ceuta, que convierte a España en el centro internacional de recepción de refugiados afganos; lo mismo acoge a un barco de migrantes un verano, que se desentiende de ellos el resto del tiempo. 

Con la subida de la luz, le pasa igual. No hace nada para evitar que el oligopolio energético haga su agosto a nuestra costa pero el fin de semana anuncia que conseguirá bajar el precio para que acabemos pagando una factura anual como la de años anteriores. No sabemos cómo piensa hacerlo. Por ahora, la única iniciativa de la ministra de Medioambiente es apelar a la empatía de las empresas, que es como poner al lobo a cuidar de las ovejas. El PSOE siempre tiene miedo de disparar a los lobos, pero los lobos empiezan por las ovejas y acaban comiéndose al pastor.

A Ferraz/Moncloa parece que le preocupa más lo que diga el aparato mediático, económico y político, mayoritariamente ultraconservador, que lo que quieren sus votantes. Y así le va. Las encuestas auguran la derrota de la coalición a manos de una oposición que saca rédito de las dudas del Gobierno y ve cómo su estrategia de acoso y derribo les funciona. Ellos golpean con toda la fuerza de los medios afines y Sánchez se pone de perfil, retrocede. Si piensas más en los que nunca te van a votar que en los que te votan, tienes todas las de perder.  

La oposición es un bloque. Un monolito. Una piedra que arrojar al contrario. No proponen, no crean, sólo destruyen. No les importa España, Casado lo ha dejado claro con la renovación de los jueces. La bloquea porque favorece los intereses judiciales y electorales de su formación. Punto. Los que se dicen constitucionalistas incumplen la Constitución como aquellos a los que ellos llaman golpistas. Frente a una oposición estéril, sólo puede funcionar un Gobierno fértil, que haga crecer y cambiar el país, que no se amilane ante el rival. Si la coalición quiere darle la vuelta al partido, en la segunda parte tiene que jugar sin miedo como un solo equipo a favor de los ciudadanos de este país que quieren progreso.

Produce Carne Cruda

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats