El PP y Vox solicitan solo una cuarta parte de los contratos del plan de empleo regional en Ciudad Real

El plan de empleo del Gobierno de Castilla-La Manca ha centrado una nueva polémica entre el Ayuntamiento de Ciudad Real, gobernado por PP y Vox, y la oposición municipal del PSOE y el Ejecutivo regional. El equipo de Gobierno municipal ha solicitado tan solo una cuarta parte de los contratos que le corresponden asignados por el plan autonómico de empleo y ha alegado para ello que la Administración de García-Page impuso una sanción al Ayuntamiento anterior que impide la petición de más contratos.

Concretamente, el portavoz del Ayuntamiento, Guillermo Arroyo, ha argumentado que “debido a los condicionantes que tiene” esa sanción, el resultado es que esta ciudad sobre se podrá beneficiar de 65 de los 250 empleos que se le habían preasignado y de 600.000 euros de los 2,9 millones de euros previstos inicialmente por la Junta. No obstante, no ha detallado en qué consiste esa multa ni por qué motivo se interpuso.

Fuentes del Gobierno regional han explicado a elDiarioclm.es que la sanción administrativa se le impuso al Instituto Municipal de Promoción Económica, Formación y Empleo (IMPEFE) como consecuencia de un accidente laboral sufrido por un trabajador del plan de empleo en el verano de 2022. La multa fue de 2.400 euros, y finalmente se redujo a 1.200 euros, pero al ser un falta grave se impidió a este organismo municipal acceder a este tipo de convocatorias durante un año. No así al Ayuntamiento o a la Alcaldía, que “sí que podían solicitar el 100% de la subvención del plan de empleo 2023”. 

Estos datos no los ha mencionado el portavoz del Ayuntamiento. Lo que sí ha dicho es que para tratar de “compensar” esta pérdida de puestos de trabajo, va a ser precisamente el IMPEFE (el organismo sancionado) el que lance un plan de empleo “propio” en 2024 aunque no ha detallado el número de puestos de trabajo que podría cubrir ni ha hecho mención a la multa. 

El PSOE les acusa de “dejadez”

Esta decisión la han criticado duramente tanto la oposición municipal del PSOE como el Gobierno castellanomanchego. El Grupo Municipal Socialista ha denunciado que es “la dejadez” del Ayuntamiento lo que ha provocado que 185 familias de la capital “vayan a quedarse sin poder trabajar”.

La exalcaldesa y portavoz de los socialistas locales, Pilar Zamora, ha detallado que el pasado viernes día 1 de diciembre se publicaba en el Diario Oficial de Castilla la Mancha la resolución que asigna los planes de empleo a los distintos municipios de la región. Según la resolución del pasado mes octubre sobre este programa, dentro del área apoyo activo al empleo hubieran tenido la oportunidad de trabajar un total de 250 personas, durante seis meses, en alguna de las áreas competenciales del Ayuntamiento.

La orden recoge como novedad para este año, que un 30% de esas personas tenía que recibir formación obligatoriamente dentro del plan, complementaria a su perfil. Por tanto, “se ha privado también a muchos vecinos y vecinas de la capital de recibir esa formación adicional para ellos”. “Nos parece sorprendente que el Ayuntamiento y el Impefe dejan perder esta oportunidad. Han dejado perder una subvención de casi 2.400.000 euros, solicitando exclusivamente un importe de 596.700 euros”, mencionaba la portavoz socialista.

Según la concejala socialista, el equipo de Gobierno de PP y Vox solo ha presentado un proyecto para concurrir al programa de apoyo al empleo, que es para “adecuación de espacios municipales”, dejando perder muchos proyectos que se llevaban a cabo normalmente. “Hemos solicitado el desglose de este proyecto, pero no tenemos la información. Todo se hace de una manera opaca y nada transparente”, ha concluido.

Si el equipo de gobierno ha decidido solicitar una parte y no el todo del plan de empleo ha sido por una decisión política que tendrán que explicar, pero no porque el Ayuntamiento tenga limitado de ninguna manera el acceso

Por su parte, el delegado del Gobierno regional de Economía, Empresas y Empleo, Agustín Espinosa, ha desmentido “con rotundidad” al Ayuntamiento de Ciudad Real y ha afirmado que el equipo de PP y Vox podían solicitar la totalidad de los 250 contratos a los que tenía derecho dentro del Programa de Apoyo Activo al Empleo.

Ha explicado por tanto que la información dada por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real sobre el plan de empleo “no es cierta” y que podían solicitar todos los contratos. Afirma que así se lo comunicó personalmente en su día el delegado provincial a la concejala, al propio alcalde, Francisco Cañizares, y al gerente del IMPEFE .

 “Si el equipo de gobierno de Ciudad Real ha decidido solicitar una parte y no el todo del plan de empleo ha sido por una decisión política que tendrán que explicar, pero no porque el Ayuntamiento tenga limitado de ninguna manera el acceso a la solicitud de la totalidad de los empleos que le hubiera podido corresponder, argumenta el Gobierno regional.

 Ha dejado claro que si hubieran solicitado los 250 contratos preasignados, se les hubiera asignado el cien por cien y una subvención correspondiente de casi 2,5 millones de euros“, ha detallado Espinosa. Por lo tanto, el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo ha apuntado que Ciudad Real ”no está para renunciar“ a todos esos contratos y ”menos aún poniendo excusas que no se corresponden con la realidad“. ”Si tienen problemas de gestión interna que lo digan, es así de sencillo“, ha concluido.