El portavoz de la Junta de Castilla y León lamenta que el Gobierno de España se ocupe de la nueva Ley del aborto y no de “los problemas reales”

El portavoz de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Carriedo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Laura Cornejo


3

Ni los embarazos en menores ni las menstruaciones incapacitantes para algunas mujeres son “problemas reales” para el portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, que ha lamentado este jueves que el Gobierno de España trabaje en el proyecto de la nueva Ley del Aborto que posibilitará, entre otras cosas que las menores embarazadas de 16 años en adelante puedan interrumpir la gestación sin autorización de sus progenitores o que las bajas por dolores menstruales sean asumidas desde el primer día por la Seguridad Social. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Fernández Carriedo, ha atribuido la tramitación de la nueva ley a los “problemas” que tiene el Gobierno de España, a su “incapacidad para gobernar”, y a su intención de crear “una cortina de humo” para que “la gente” no hable de ello.

El portavoz no ha dado una respuesta clara respecto al tuit en el que el vicepresidente de la Junta ¡, Juan García-Gallardo (Vox) contestaba a la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez. “Tendréis a la Junta de Castilla y León enfrente”, escribió. “”No conocemos el contenido preciso de ese proyecto de ley y tampoco se nos ha informado ni se nos ha comunicado a las comunidades autónomas, ni se ha contado con nosotros y eso que se nos pide una gestión en el ámbito sanitario y por tanto hubiera sido bueno que se hubiera tenido intención en buscar el más amplio consenso. Siempre que el Gobierno de España tiene dificultades, tiene problemas y es incapaz de resolver los problemas de la gente, está buscando algún tipo de cuestiones, de debates distintos para la que la sociedad no hable de lo que verdaderamente interesa: de su empleo, de las dificultades para llegar a fin de mes, sirve ese asunto pero están sirviendo otros para que la gente no esté hablando de lo que verdaderamente importa“, se ha defendido para no fijar la posición de la Junta.

Carriedo asegura que lo único que conoce del proyecto de ley es “el deseo del Gobierno de que los padres no tengan que saber las decisiones de aborto de sus hijas menores”, algo con lo que él no está de acuerdo. Además ha garantizado que los profesionales sanitarios mantendrán su derecho de objeción de conciencia.

“Nosotros vamos a estar a favor de ocuparnos de los problemas reales de la gente, lo estamos dejando muy claro en las comparecencias parlamentarias y por tanto no no estamos saliendo de lo que es nuestro eje de actuación: los problemas reales de la gente de Castilla y León. Que haya un Gobierno intentando distraer la atención de los problemas reales de la gente e incluso de su propia incapacidad para poder gobernar sin los apoyos parlamentarios que está teniendo actualmente pues es un problema del Gobierno, no es un problema de la gente. Nuestra prioridad es estar al lado de las dificultades que están pasando muchos ciudadanos de esta tierra”, ha acertado a decir.

Reproches a los periodistas por preguntar sobre la futura Ley del aborto y no de los “problemas reales”

A pesar de la insistencia de los periodistas, tampoco ha aclarado a si desautoriza al vicepresidente por posicionar a la Junta de Castilla y León: “Mi misión no es autorizar ni desautorizar” . Y tampoco ha dicho si le gusta el tuit de García-Gallardo. “Ya le he dicho la opinión y tampoco vamos a insistir, me parece muy bien que todo el mundo pueda respetar su opinión y me parece mal que haya un gobierno en España que utilice un tema tan sensible como este sin esperar a la sentencia del Tribunal Constitucional para intentar desviar la atención de los problemas reales de los ciudadanos”, ha repetido.

Respecto a si las bajas por dolores incapacitantes por la menstruación o los embarazos de las menores no son problemas “reales”, ha comentado que “era un problema hoy y hace tres meses” y que el Gobierno de España “no lo sacó adelante porque el gobierno no tenia los problemas que tiene hoy y esa es la percepción que tiene una gran parte de la sociedad de Castilla y León y de España, que el gobierno utiliza materias muy sensibles para ocultar su incapacidad de gobernar”. Además, ha reprochado que los periodistas le preguntasen sobre ese particular: “Fíjese, nosotros hoy hacemos una inversión muy importante en materia sanitaria, y en cierto modo el Gobierno está consiguiendo aquello que quería, que es que no estemos hablando de los problemas reales de la gente y estemos hablando de lo que el Gobierno hace o intenta hacer más allá de esta solución, de lo que nosotros queremos que se solucione”, ha añadido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats