El presidente de la Diputación de Valladolid critica las "ocurrencias unilaterales" de Sanidad y lamenta que la reunión sirva "de poco"

Reunión con los presidentes de las diputaciones provinciales.

Europa Press

0

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha criticado este lunes las "ocurrencias unilaterales" de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y ha lamentado que la reunión haya servido "de poco" porque la consejera "llega tarde". "Las mejoras en la Sanidad no pueden ser ocurrencias unilaterales, sino que deben contar con el consenso de alcaldes, diputaciones y grupos políticos", ha apuntado Íscar después de la reunión entre Casado y los presidentes de las diputaciones.

Para Conrado Íscar, (PP) ha "prevalecido" el "liderazgo y compromiso" del Partido Popular "con el mundo rural". Según el presidente de la Diputación de Valladolid, Verónica Casado ha rectificado "como no podía ser de otra manera" y haya asumido la orden del presidente de la Junta para que los consultorios de la provincia vuelvan a abrirse.

La consejera ha justificado la normalidad en los centros de salud a la mejora de la situación epidemiológica, la campaña de vacunación y la relajación de las restricciones no sanitarias.

Íscar también ha augurado que se impondrá el criterio de Fernández Mañueco para consensuar la mejora de la Atención Primaria. Aunque se van a celebrar reuniones sobre esta materia, el presidente de la Diputación ha aseverado desconocer cuál es la propuesta de la Consejería de Sanidad para cada provincia. Íscar ha afirmado que al igual que la "firmeza" del PP es lo que ha permitido abrir los consultorios, se impondrá el criterio de Alfonso Fernández Mañueco para "consensuar un modelo de mejora de la Atención Sanitaria", especialmente en el mundo rural.

El presidente más crítico

El presidente de la Diputación de Valladolid ha sido el más crítico de todos los líderes provinciales. El de Salamanca ha evitado hablar sobre si ha habido cambio de opinión o no de la consejera sobre el modelo de la sanidad rural. La presidenta de la Diputación de Palencia ha pedido una "mejor accesibilidad a través de la cita previa" y el de Burgos ha apuntado que la música "suena bien".

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias (PP), se ha mostrado "satisfecho" por la reunión, de la que ha destacado el "compromiso" de todos los participantes para "blindar la atención primaria del medio rural". Iglesias ha evitado hablar sobre si ha habido cambio de opinión o no de la consejera sobre el modelo de la sanidad rural, pero sí que ha querido reflejar la "cercanía" de la consejera y la intención de "intensificar la colaboración" entre la Administración autonómica y las entidades locales para que haya "una relación fluida", en una interconexión para la que se ofrecido como interlocutor desde la Diputación.

Iglesias ha apuntado que el sistema sanitario de Castilla y León es "cinco estrellas", pues la sanidad española es "de las mejores del mundo" y, dentro de ella, ha destacado la de la Comunidad por encima de otras del territorio nacional.

No obstante, ha abogado por trabajar para "mejorarla" y "en ningún caso dar un paso atrás" y, a este respecto, ha valorado el encuentro celebrado este lunes, sobre el que, sí que ha reconocido que, a su parecer, "llegaba tarde" y "había que haberlo hecho antes".

"La reunión no se hizo cuando debería hacerse, nosotros creemos que esta reunión se tenía que haber realizado antes de haber lanzado cualquier otro tipo de mensaje, tenían que haber contado con el territorio de la mano de las diputaciones y quizá de otros profesionales, en lo que no me voy a meter, pero sí con nosotros se debería haber contado, y podríamos haber lanzado ese mensaje desde el principio, homogéneo, que nos interesa a todos", ha apuntado.

En Salamanca, "satisfechos con la reunión"

"Yo estoy satisfecho con la reunión, con lo que he oído, y con lo que me quedo, más allá de polémicas y cuestiones que en estos momentos podemos soslayar, lo relevante para los ciudadanos de Castilla y León, especialmente de la provincia de Salamanca, es que nos hemos comprometido todos a blindar esa atención primaria del medio rural", ha apostillado.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén (PP), ha pedido a Casado una "mejor accesibilidad para los ciudadanos a través de la cita previa" para que se pueda hacer de una manera personal, sobre todo para los ciudadanos del medio rural, así como un incremento en los profesionales en todo el territorio para que esa atención sea suficiente.

Así, ha subrayado que aún no se ha incorporado al cien por cien la atención presencial y que, en Castilla y León, con una población de edad en el medio rural y una gran dispersión, las personas mayores necesitan encontrar una voz al otro lado del teléfono "más allá de una mera aplicación informática".

El presidente de la Diputación de Burgos, César Rico (PP), ha calificado el encuentro de trabajo con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, de "bien valorada" en cuanto que se ha reconocido "que en principio no habrá cierre de ningún consultorio médico".

Así lo ha manifestado Rico tras este encuentro en donde, cómo ha explicado, se les ha informado de las líneas generales del plan director, que ningún presidente de las diputaciones provinciales conocía, aunque si algunas "pinceladas" del servicio a la carta vía telefónica o del transporte a la demanda.

Asimismo, César Rico ha aseverado que desde Sanidad se les ha pedido colaboración por lo que se celebrarán reuniones con los delegados territoriales y con los gerentes territoriales de salud.

"La música suena bien, pero ahora hay que descender a la letra para no perjudicar al medio rural con una Atención Primaria buena", ha enfatizado el presidente de la Diputación de Burgos.

El presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García (PP), ha pedido que "no se resten servicios básicos de calidad en los pueblos" y espera "una propuesta concreta". García ha destacado "la disposición de todos" para trabajar en mejorar los servicios básicos en el medio rural de Castilla y León y de Ávila, pero partiendo de la premisa de que "no se puede restar servicios fundamentales a los pueblos, a los que tienen derecho quienes libremente han decidido vivir en ellos", ha indicado en un comunicado.

García considera que si se quiere "una Comunidad vertebrada realmente", hay que dar "servicios básicos de calidad a quienes viven en cualquier rincón". "A partir de ahí se pueden explorar fórmulas y maneras de poner al alcance de los vecinos esos servicios, pero siempre partiendo de esa premisa", ha añadido.

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán (PSOE), ha tendido su mano "a la colaboración para solucionar los problemas que arrastra la Sanidad en el medio rural, que se han visto todavía más dificultados por la situación de pandemia". Esta colaboración, ha remarcado, "se plasmará en una serie de propuestas que, tal y como se les ha invitado a hacer, remitirán a la Consejería en los próximos días".

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, ha reclamado que la presencialidad llegue "ya" a todos los consultorios médicos de Castilla y León.

"A través de esa proximidad y de esa presencialidad de los profesionales sanitarios se puede en cómo reorganizar los servicios sanitarios en función de la casuística diferente en cada zona básica de salud", ha manifestado. En esta línea ha añadido que la reforma "tiene que ser fruto del consenso de todos los implicados y no de decisiones unilaterales". "Cuando se habla de calidad en la asistencia sanitaria, de calidad para los profesionales sanitarios también hay que incorporar la confortabilidad para los usuarios de esos servicios sanitarios", ha concluido.

El presidente de la Diputación de Soria, Benito Serrano, ha incidido en la necesidad de atender a las personas en los pueblos y que se tenga en cuenta "los problemas de conectividad y envejecimiento" en los centros de salud.

El presidente de la administración soriana ha señalado que en la reunión "muy constructiva" ha quedado claro "que no se va a cerrar ningún centro médico en Castilla y León", donde seguirá uno por cada 900 habitantes frente a los 1.315 a nivel nacional, y en Soria uno por cada 602 habitantes. En la provincia de Soria continuarán abiertos 345 consultorios en los 183 municipios.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2021 - 19:13 h

Descubre nuestras apps

stats