eldiario.es

Menú

Arranca el Plan de Infraestructuras Sociales: "Un acto de justicia" frente al "abuso político", según Page

Se trata de una hoja de ruta inversora hasta 2020, dotada con 42 millones de euros para llegar a 250.000 personas y generar más de 4.000 empleos

El presidente regional califica de “retroceso moral y un abuso político” que se convirtiese a los servicios sociales y a sus profesionales en "culpables de la crisis"

El PP acusa al presidente de "vender humo" y contrapone los datos de expedientes vinculados a casos de Dependencia sin resolver. El PSOE apunta a la responsabilidad del Gobierno de Rajoy

- PUBLICIDAD -
Presentación del Plan de Infraestructuras Sociales Horizonte 2020 de Castilla-La Mancha

Presentación del Plan de Infraestructuras Sociales Horizonte 2020 de Castilla-La Mancha Foto: Ignacio López /JCCM

Una inversión de 42 millones de euros, 250.000 beneficiarios y 2.000 nuevas plazas residenciales. Son algunas de las grandes cifras que ha dado a conocer este viernes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y que corresponden al Plan de Infraestructuras Sociales que se desarrollará hasta 2020. Se espera que pueda ayudar también a  generar  más de 4.000 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

El plan incluye poner en marcha, de forma progresiva, 122 infraestructuras sociales que, aunque ya quedaron terminadas, se quedaron sin abrir durante la pasada legislatura, entre los años 2011 y 2015, durante el Gobierno de Dolores de Cospedal.

“El plan se nos va a quedar corto e iremos avanzando en nuevos objetivos”, decía García-Page quien ha explicado su “especial empeño en que este proyecto fuera un plan porque parece elemental que el gran reto de la sociedad  actual y la del mañana va a ser cómo resolvemos el éxito de una sociedad que ha conseguido que España sea el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida”.

Ha dicho que significa también “un acto de justicia, significa hacer que la política social, en este caso la inversión en infraestructuras, para vuelva al sitio de que no tenía que haber salido” y ha asegurado que aunque “pueda entender”  que la llegada de la crisis “parase muchas cosas” por la falta de financiación, ha calificado de “retroceso moral y un abuso político” el hecho  de “haber convertido a la infraestructura social, a los servicios sociales y a sus profesionales en los culpables de la crisis”.

También ha vinculado el plan al "aspecto social que tiene la Constitución" en el que el Ejecutivo regional hará especial hincapié en un año, este 2018, en el que la Carta Magna cumple 40 años. 

Cuatro ejes de actuación hasta 2020

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social ha explicado que es el primer plan “específico” de inversiones sociales de castilla-la mancha. Es un “Plan de presente pero pensando en el futuro” y es “imprescindible” porque partimos de una “paralización de las infraestructuras durante cuatro años, falta de adaptación a las necesidades de las usuarios: dicapcaidad, dependencia y mayores.

El Plan de Infraestructuras Sociales se desarrollará en cuatro ejes. El primero pasa por las grandes reformas para accesibilidad en las residencias de mayores y que, según  la consejera “van a permitir ampliar el número de plazas públicas”. Muchas de estas residencias tienen una antigüedad de 40 años y  precisan adaptarse a las personas dependientes.

Sánchez ha citado como ejemplos la reforma de la Residencia de Mayores ‘Núñez de Balboa’ en Albacete, para mejorar su accesibilidad; la residencia de Puertollano ‘Pocitas del Prior’, donde se requiere la reforma de una planta; o la reforma y adaptación de la residencia ‘Los Olmos’ de Guadalajara; ‘Las Hoces’ en Cuenca; ‘Barber’ en Toledo, o ‘Nuestra Señora Del Prado’ en Talavera.

El eje dos de este plan se centrará en la apertura de centros ya construidos  pero  paralizados en 2011. Un total de 122. Los objetivos pasan por abrir en 2018 el 30% de estos centros y llegar al 60% en 2020. Una treintena de centros, recordaba la consejera, ya se han abierto desde el año 2015.

Entre otros, se ha referido a la residencia de mayores ‘Los Quiñones’ de Albacete; el centro de mayores de Cuenca; la vivienda de mayores de Atanzón en Guadalajara, o el CADIG ‘Aurelio de León’, en Talavera de la Reina. Además, antes de que acabe el año, está prevista la apertura de las residencias de mayores de Lezuza y El Ballestero, en Albacete; la vivienda de mayores de Cebolla, en Toledo; o la residencia de Priego en Cuenca.

El eje tres tiene que ver con la promoción de 300 actuaciones inversoras para obras menores y equipamientos. Será un centenar de inversiones al año, como por ejemplo, la mejora en el equipamiento de las residencias de Caudete, Socuéllamos, Casasimarro, Humanes y pequeñas reformas en las residencias de Balazote, Herencia, Torrijos, Almorox y Molina de Aragón.

También en centros para personas con discapacidad como el CADIG Albatros de Albacete; residencia ‘Infanta Leonor’ de Cocemfe, residencia para personas con Alzheimer de Tomelloso, las viviendas AUTRADE de Ciudad Real, el Servicio de Capacitación de Amafi en Yepes, el Centro de Día de APACE de Talavera o ‘Las Encinas’, de Guadalajara.

Se incluirán también las reformas y adaptaciones de los centros de protección y reforma de menores ‘Arco Iris’ y ‘Albaidel’ en Albacete. Y por otro lado la consejera hablaba de “una noticia muy importante” que pasa por la adquisición de vehículos para profesionales de los Servicios Sociales de Atención Primaria. Un total de 36 y  los primeros llegarán a finales de 2018.

El cuarto eje pasa por el “impulso” a nuevos centros residenciales, uno en cada una de las provincias de la región.  Se trata, ha dicho la consejera de “centrar el esfuerzo en mejorar el bienestar de las personas de nuestra comunidad autónoma, sobre todo las más vulnerables y también en menores, adolescencia y familias”, además de “pensar” en los profesionales del sector a través de un modelo que ha denominado de “atención centrada en las personas “.

El PP acusa al presidente regional de "vender humo" 

La vicesecretaria de Comunicación del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, ya ha opinado sobre este plan para decir que García-Page "solo sabe vender humo y ha demostrado que es un presidente sin corazón con los más vulnerables".

Ha lamentado que "se limite a seguir anunciando planes y a retrasar la solución de los problemas de nuestra tierra, para que sea el PP quien los resuelva a partir de 2019". Además, la  dirigente popular ha lamentado la gestión del Gobierno regional en materia de Dependencia y ha hecho alusión a  la denuncia que ha realizado la Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia en Castilla-La Mancha porque la Junta “pasa de pagar a cobrar a niños dependientes”.

Asimismo, la vicesecretaria de Comunicación del PP regional ha denunciado que "se haya acabado con 4.000 prestaciones para familiares de dependientes" o que haya, según sus datos, 6.500 expedientes sin resolver y más de 12.000 dependientes "en el limbo de la dependencia".

Desde el PSOE, el diputado Fernando Mora, ha instado hoy a los dirigentes del PP a “dejar de insultar y utilizar a los dependientes para atacar al gobierno regional y si quieren hacer algo de provecho que insten a su gobierno a derogar el Real Decreto Ley del Plan de Estabilidad Presupuestaria de 2012 que aplica incompatibilidades injustas a este colectivo”.

El parlamentario explicó que en el artículo 25 bis de este Real Decreto-Ley, promulgado en 2012 por el gobierno de Rajoy, se recoge el sistema de incompatibilidades de la dependencia “que fue aprobado porque Rajoy había dicho que este sistema era inviable”. Por lo tanto, aseguró el parlamentario socialista, “Riolobos, que también es senadora, podría presentar en la Cámara Alta una propuesta para que se derogue este artículo”.

El diputado del Grupo socialista lamentó también las críticas de los ‘populares’ sobre la aplicación de la ley de dependencia, cuando “ellos nunca han creído en este sistema” y cuando los datos dejan en evidencia lo que hizo el anterior gobierno y lo que está haciendo el actual. Y añadió que con García-Page el número de beneficiarios de la dependencia ha aumentado un 48 por ciento y un 30 por ciento el de prestaciones concedidas con respecto a la legislatura anterior. Además, “hemos pasado de las tres prestaciones económicas concedidas por Cospedal a las 1.300 con García-Page”. Y añadió que “las estadísticas son algo más que número, son también personas”, sentenció.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha