Los médicos residentes valencianos protestan para exigir mejoras laborales: "Que los aplausos se conviertan en derechos"

Médicos residentes protestan en el hospital La Fe de València.

Los médicos internos residentes (MIR) de la Comunitat Valenciana, entre 2.000 y 2.400 repartidos por los diferentes centros sanitarios valencianos, empiezan a agotar su paciencia por los que consideran precarias condiciones laborales en las que desempeñan sus funciones.

Así lo dejaron patente este martes en el primer día de huelga indefinida convocada por el sindicado médico CESM-CV y por la Asociación MIR España en la Comunitat Valenciana, en la que según la primera de las organizaciones el seguimiento fue de cerca del 100% en las localidades más pequeñas y del 60% al 80% en las más grandes, es decir, en torno al 80% de media.

Fuentes del CESM-CV aseguraron que hubo movilizaciones y concentraciones a las puertas de hospitales y centros de salud de las provincias de Castellón, València y Alicante. En la ciudad de València hubo protestas a las puertas del hospital La Fe, del Arnau de Vilanova, del General y en la facultad de Medicina, en la avenida de Blasco Ibáñez.

"Sin derechos laborales paramos los hospitales", "sin residentes no hay sanidad", "tu salud importa, la nuestra también", "cuídanos para que podamos curarte", "mi formación es tu salud" o "se aprovechan de nuestra vocación" son algunos de los lemas que han coreado y han exhibido los participantes en la protesta en sus pancartas.

A los residentes se han unido algunos estudiantes de Medicina, para expresar su apoyo a estas acciones reivindicativas.

La convocatoria de huelga en la Comunitat Valenciana se desarrolla con polémica entre el sindicato médico CESM-CV y la Conselleria de Sanidad, ya que la entidad acusa a la administración de lanzar "amenazas" para intentar obstaculizar la protesta. El departamento que dirige Ana Barceló negó las supuestas amenazas y advirtió de que la convocatoria de huelga estaba fuera de plazo.

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, resaltó la voluntad de su gobierno de "avanzar" en la inversión en capital humano, incluido el colectivo de los MIR, "pero hay un marco general que es el marco de Estado y en base a ese marco hay una realidad que tenemos que transformar".

Puig negó que haya habido presiones desde la administración para obstaculizar este paro, tal y como denunciaron los convocantes: "Desde luego no hay ninguna directriz política para que haya ninguna coacción; yo creo que no tiene que haber ninguna coacción, el derecho a huelga y el derecho a manifestarse lo vamos a tener siempre", ha resaltado.

Reivindicaciones de los MIR

Las exigencias de los MIR destacan la mejora de "las pésimas y denigrantes" condiciones laborales y apuntan al número de horas trabajadas, entre 200 y 230 mensuales frente a las 160 horas de media y "sin respetar los descansos ininterrumpidos de 36 horas de fin de semana", lo que es "ilegal".

Además, lamentan la no cotización de las horas de guardia, que suponen la mitad de las horas mensuales, con un sueldo base "injusto" ya que el primer año es de 1.045 euros y 10.85 euros por cada hora de guardia, en la Comunitat Valenciana, tras más de 7 años de formación.

También comentan que la falta de personal médico "se cronifica" y ellos cubren esos huecos de plantilla, lo que supone "una mayor sobrecarga de los médicos especialistas" que deben formarlos sin recibir retribución por ese trabajo.

Por este motivo, entre otras medidas (documento completo aquí) exigen "descanso obligatorio de 36 horas tras la realización de guardias de sábado, tal y como marca la normativa europea; establecer la jornada laboral ordinaria máxima de 37,5 horas semanales; cotización de las horas de guardia médicas o equiparación salarial con las demás autonomías, lo que implica un incremento del complemento de residencia, que permita esa equiparación.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2020 - 20:46 h

Descubre nuestras apps

stats