La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

¿Qué plantas debo evitar en casa para no poner en riesgo a perros y gatos?

Plantas tóxicas para gatos y perros.

Diego Olivares

3

Si pensamos en nuestro hogar ideal nos imaginamos no solo plantas por todas partes, también a nuestros gatos o perros conviviendo en armonía en esta minijungla que hemos creado para ellos. Por naturaleza son seres curiosos y es casi inevitable que se acerquen a ellas, incluso que las mordisqueen sin mala intención. ¿Pero qué ocurre cuando estas plantas no solo son peligrosas sino potencialmente tóxicas para ellos? 

Veamos si de verdad debemos preocuparnos y qué plantas tener en cuenta si nuestros compañeros peludos son más traviesos de lo que nos gustaría.

¿Planta venenosa o tóxica? 

Se tiende a pensar que es lo mismo, pero hay una diferencia muy grande que tiene que ver con la gravedad que supone en caso de interacción con la planta. 

Por ejemplo, una planta tóxica contiene compuestos químicos que pueden causar efectos adversos en la salud si se ingieren, inhalan o entran en contacto con la piel. Su gravedad dependerá del tipo de toxina y de la cantidad que haya entrado en contacto con el organismo. 

Por otro lado, una planta venenosa es una planta altamente tóxica que contiene compuestos químicos capaces de causar daño severo en pequeñas cantidades. La ingestión, inhalación o contacto con esta planta puede causar efectos graves inmediatos, como parálisis, fallo orgánico o muerte. 

Dicho esto, veamos qué plantas hay que vigilar o directamente apuntar en nuestra lista negra en caso de que no queramos tener problemas con nuestros peludos.

Una planta tóxica contiene compuestos químicos que pueden causar efectos adversos en la salud si se ingieren, inhalan o entran en contacto con la piel. Una planta venenosa es una planta altamente tóxica que contiene compuestos químicos capaces de causar daño severo en pequeñas cantidades

Seis plantas que vigilar en casa 

Filodendro 

Los oxalatos de calcio insolubles presentes en este género pueden suponer un problema si tu perro o gato decide comerse una buena ración, ya que la ingestión hará que estas sustancias se incrusten en los tejidos orales y gastrointestinales, pudiendo causar irritación oral, salivación excesiva, vómitos y dificultad para tragar 

Si te encantan las plantas tropicales siempre puedes echar mano de géneros como Calathea o Maranta, muy conocidas por sus hojas grandes y con patrones variados. Son seguras para las mascotas y añaden un toque algo diferente como lo haría un filodendro.

Dieffenbachia 

Estas famosas plantas en interior, al igual que los filodendros, poseen en sus componentes oxalatos de calcio además de proteasas (enzimas que intervienen en la digestión de las proteínas).

Si tu gato o perro decide hincarle el diente puede sufrir problemas que incluyen irritación oral severa, inflamación de la garganta, vómitos y dificultad para tragar. En casos graves, puede causar hinchazón de la lengua y la laringe, lo que puede dificultar la respiración. 

La Aspidistra o la Zamioculcas tienen hojas largas y resistentes que además de sustituir perfectamente a la Dieffenbachia, pueden soportar condiciones de baja luz y son seguras para las mascotas. 

Ciclamen 

Esta famosa planta de interior, sobre todo en periodos navideños, posee unas toxinas llamadas saponinas triterpenoides que pueden causar vómitos, diarrea, salivación excesiva y, en casos raros, convulsiones. Las raíces son el principal problema ya que es donde más cantidad de toxina se concentra. 

Una buena idea en caso de que decidas no incluirla en casa es la violeta africana (Saintpaulia), con pequeñas flores en varias tonalidades y completamente seguras para las mascotas. Si no te gusta, siempre puedes plantar begonias, una opción atractiva y no tóxica para el hogar. 

La planta de Navidad 

Conocida científicamente como Euphorbia pulcherrima, es todavía más común durante las fiestas de fin de año que la anterior, pero también es tóxica para perros y gatos. 

La savia lechosa de la planta de Navidad contiene irritantes que pueden causar irritación oral, salivación excesiva, vómitos y diarrea en perros y gatos. En casos graves, puede provocar irritación en la piel o en los ojos si entran en contacto con la savia. 

Una superplanta que puedes usar para darle un toque vivo en Navidad pero que no es tóxica para mascotas es el cactus de Navidad (Schlumbergera truncata). Esta planta, conocida por sus hojas planas y segmentadas y sus hermosas flores en forma de trompeta, es segura para perros y gatos si se ingiere en pequeñas cantidades. Sin embargo, como con cualquier planta, es importante evitar que las mascotas se den un festín, ya que puede suponerles algún dolor de barriga extra.

Monstera 

La reina de interior no podría quedarse fuera de este análisis. Según la base de datos de plantas tóxicas y no tóxicas de la ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales), la monstera deliciosa se clasifica como tóxica para perros y gatos. Si se ingiere, puede causar irritación oral, salivación excesiva, vómitos y dificultad para tragar en mascotas. Por lo tanto, aunque no es mortal, se debe tener cuidado y mantener la monstera fuera del alcance de las mascotas para prevenir ingestiones accidentales.

Una planta que tiene hojas grandes y no es tóxica para mascotas es la Alocasia Amazonica (también conocida como oreja de elefante africana. Esta planta puede agregar un toque tropical y exótico a tu hogar sin tenen que preocuparte por la seguridad de tus mascotas. 

Adelfa 

El Nerium oleander es una de las plantas de exterior más comunes en nuestros parques y jardines y sin embargo una de las más peligrosas que existen. 

Esta planta posee unas moléculas llamadas oleandrinas y neriinas, cuya ingestión (de cualquier parte de la planta, ya sea las hojas, flores o tallos) puede causar una serie de síntomas graves, que incluyen vómitos, diarrea, salivación excesiva, letargo, ritmo cardíaco anormal, convulsiones e incluso muerte. Es especialmente peligrosa porque las hojas pueden ser atractivas para los animales debido a su apariencia y sabor. 

Dado el alto grado de toxicidad del Nerium oleander, es esencial mantenerlo fuera del alcance de las mascotas y los niños. Si hay sospechas de ingestión de esta planta, es crucial buscar atención veterinaria o médica de inmediato. 

Una buena idea para suplir a esta resistente y florida planta es el Ligustrum, también conocido como aligustre. Se trata de un arbusto de hoja perenne con racimos de flores blancas o cremosas que se asemejan a las del Nerium oleander, pero sin ser tóxicas.

Etiquetas
stats