La portada de mañana
Acceder
Sánchez y Aragonès preservan el diálogo pese a la escalada verbal
El aumento de las explosiones del volcán incrementa el temor
Opinión - La justicia italiana no tiene nada que decir, por Javier Pérez Royo

Feria del Libro de Madrid

"¡Somos el 'fandom' más entregado de la literatura juvenil en España!"

Míriam Álvarez, Celia Merino, Álex López son parte del equipo de Lit Con Madrid que movilizan un gran comunidad de lectores de libro juvenil

Una multitud de jóvenes que se hablan con "e" (o varían el pronombre), lucen pelos de colores, ropa creativa y desenfadada, se agolpan en la puerta del pabellón que la Feria del Libro de Madrid les ha cedido a los seguidores de la Lit Con Madrid, un festival de literatura juvenil. Dentro, la sala llena hasta los topes y, fuera, una cola que da la vuelta y un tumulto nervioso mirando por los cristales de la puerta. "¡La cubierta! ¡Están enseñando la nueva portada!", gritan las veinteañeras mientras teclean compulsivamente en el grupo de Telegram que comparten como fandom de las escritoras (que trabajan juntas) Iria G. Parente y Selene M. Pascual. 

El libro secuestrado de Sergio Ramírez escapa a la censura por medio de WhatsApp

El libro secuestrado de Sergio Ramírez escapa a la censura por medio de WhatsApp

Las corresponsales indoor les cuentan que las autoras acaban de dar en primicia la fecha del nuevo libro La furia y el laberinto: el 15 de noviembre. "Pero si es ya, noooo, ¡tendré que venir desde Londres a por el libro!", él o ella (indistintamente) abraza a su novia y se besan en la boca como si de imán y nevera se tratase. "Vi que había un grupo de Telegram sobre el libro La flor y la muerte de Iria y Selena. Allí había 65 personas y una de ellas era Mar. Hablando de literatura nos enamoramos", cuenta Laura Rincón achuchando a Mar Costa. Costa estudia literatura inglesa en Londres y asegura leer unos seis o siete libros de juvenil al mes y Rincón lleva desde los dieciséis (ahora tiene veintitrés) trabajando de librera en la Sanchos Ochoa de Barcelona. "Has dado con el fandom más entregado de juvenil en España", se ríen todos. En ese momento aparece un chico que grita: "Hola, soy Michelo, chicaaaas". Y las lectoras cantan sus nicks y desvirtualizándose se emocionan. Con libros en mano (o metiditos en bolsitas de tela) se abrazan y planean que cuando acabe la charla se desplazarán a los céspedes a conjeturar sobre la nueva trama.

Durante años, la Lit Con Madrid contraprogramaba a la Feria del Libro de Madrid desde el césped de la propia Feria, ya que la literatura infantil tenía su pabellón y el pabellón de "los grandes" nunca ofrecía nada para los lectores de juvenil. Alex López es uno de los integrantes de la Lit Con, que de manera totalmente altruista y por amor a la lectura programa (ahora para pabellón oficial) charlas y encuentros de juvenil: "Somos un grupo de amigos que nos gusta leer y conversar de juvenil. Empezamos a plantear lo del césped para conocer a los autores e intercambiar con otros lectores. En el 2018 hicimos un par de charlas para la Feria, y en 2019 ya todo estaba programado oficialmente aunque montábamos gincanas literarias al margen".

Celia Merino también es de la comitiva de Lit Con Madrid: "Tengo 24 años y leo desde que tengo uso de razón. Fue mi madre quien me leía todas las noches hasta que, cuando aprendí a leer, le leía yo". Merino arrancó por mimetizarse con lo que veía en casa, y asegura que la saga Harry Potter remó a favor tanto para ella como para un par o tres de generaciones "arriba y abajo". "La Lit Con somos cinco amigos muy lectores, pero detrás de nosotros hay una comunidad en toda España, que viene para nuestras actividades y nos encontramos aquí una vez". Merino reconoce que en las redes sociales se han forjado amistades. "Algunos de nosotros tenemos canales de YouTube sobre el género. Mi canal tiene más de 6.400 seguidores y todos los amigos reales que tengo a día de hoy los he conseguido por los libros y las redes", explica.

Seis actividades que han colgado el cartel de lleno han tenido lugar en el pabellón CaixaBank durante el sábado 11 de septiembre y el domingo 12. La apabullante cola de gente que no ha podido acceder escenifica el interés por esta literatura que cada vez vende más. Álex Cerrudo es director comercial de UDL, una de las distribuidoras de libros más importantes. UDL trabaja con más de 300 editoriales. "Nuestro número uno en ventas este año es Hidra, editorial especializada en juvenil. Ha publicado la trilogía Sombra y hueso, que desde enero lleva más de 70.000 ejemplares. Son números muy buenos porque aún queda la campaña de navidad", explica. 

Creemos que porque a un adolescente no le interese 'El sí de las niñas' obligatorio en el instituto no le gusta o no es asiduo a la lectura, y esto no es así

Con un excel con datos de ventas, Cerrudo asegura que "el juvenil está vendiendo más ya que la cuota de juvenil, en torno al 6% o el 7%, ha crecido. Este año se movería en torno a los 44 millones de euros vendidos". Pero, asegura que estos datos son "líquidos" porque la etiqueta juvenil no está definida completamente: "Hay libros de juvenil que están como crossover, también para público adulto, o incluido en fantasy, así que no queda del todo bien reflejado lo que vende". La autora Selene M. Pascual (a la que los chicos y chicas esperan nerviosos en la puerta) ha realizado su tesis doctoral sobre el género juvenil: "Y precisamente, después de años de estudio, no puedo definirte qué es y qué no es. Es muy ambiguo. Ni siquiera funciona lo de los personajes adolescentes y las tramas de amores e institutos. No tienen por qué serlo, o pueden serlo y no considerarse novela juvenil". 

En la caseta de la editorial Nocturna se forma una cola considerable mientras la escritora e historiadora de arte Victoria Álvarez firma y charla con sus lectores. "Nos llamamos Javi, Cristina y Ainhoa. Estamos esperando a que nos firme, para entrar a la Feria ya hemos esperado hora y media. De Victoria sobre todo me gusta cómo ambienta", dice Javi, y Cristina añade: "Se documenta mucho para crear las historias. Aprendí tantísimo sobre Egipto con La voz de Amuet, y otro buenísimo sobre la época napoleónica cuyo nombre no recuerdo porque ha sacado unos 13 o 14". Se ríen. En sus manos portan tres Penelope Quills: La sirena perdida. "Este es más middle age, a partir de 11 o 12 años", explica Javi. "Cuenta la historia de unas sirenas en la Inglaterra victoriana". Los tres amigos veinteañeros tienen cuentas de Instagram dedicadas a los libros y no compran todo lo que leen "porque arruinaríamos a nuestros padres, así que nos queda la tarjeta de la biblioteca".

Dentro de la caseta de Nocturna, custodiando a la autora, se encuentra Irina C. Salabert: "A los 18 años mi padrastro y yo creamos la editorial, tengo 31 y no he hecho otra cosa que editar. Ahora estoy peleando con el tiempo para estudiar historia del arte en la UNED, la editorial cada vez va mejor y yo no podía estudiar". Nocturna tiene una linea específica juvenil, llamada Literatura Mágica, que es la principal y la que mejor les vende. Solo de juvenil, se mueven entre los 24 libros editados al año. 

"Los libros de juvenil se leen mucho. Si nos fijamos en las colas de las firmas de la Feria las más multitudinarias son las de veinteañeros. No quiere decir que lean más que los adultos, pero quiere decir que leen, que son pasionales y son adictos". Salabert señala que en España se desdeña lo juvenil porque no tenemos tanta tradición como en Alemania o Reino Unido. "Creemos que porque a un adolescente no le interese El sí de las niñas obligatorio en el instituto no le gusta o no es asiduo a la lectura, y esto no es así. Habría que actualizar la literatura obligatoria como mínimo, para enseñarle otras posibilidades". La editora Irina C. Salabert considera que si empiezan leyendo historias como las de Victoria Álvarez o Iria G. Parente y Selene M. Pascual, es probable que acaben leyendo los clásicos (El sí de las niñas inclusive).

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2021 - 22:09 h

Descubre nuestras apps