eldiario.es

Menú

José Manuel Orengo niega trato de favor ni "pelotazo" por la subvención concedida para la compra de un local en Gandia

El socialista, al que se ha relacionado con la presunta financiación ilegal del PSPV, insiste en que no hubo ningún tipo de incompatibilidad ni que se pagara nada por encima del precio del mercado

- PUBLICIDAD -
El socialista José Manuel Orengo en un acto electoral en Gandia en 2011

El socialista José Manuel Orengo en un acto electoral en Gandia en 2011

El socialista José Manuel Orengo, asesor del president Ximo Puig y exalcalde de Gandia, ha utilizado  Facebook para salir al paso de las informaciones que le relacionan con la investigación por la presunta financiación ilegal de los socialistas valencianos.

Orengo ha reconocido que, siendo él alcalde, el ayuntamiento aprobó en el pleno una ayuda, "amparada" por una orden de subvenciones, por una ordenanza municipal "ejemplar" y "con los informes técnicos favorables". Así, ha insistido: "no es cierto que se diera trato de favor a la Federación de Fútbol (una de tantas asociaciones que se acogieron a la ordenanza municipal)".

También ha negado que existiera ningún tipo de incompatibilidad con ningún concejal municipal, "ni que se pagara nada por encima del precio del mercado (como acredita la tasación oficial y la hipoteca otorgada por un banco en base a la misma)".  El inmueble fue adquirido por la Federación Valenciana de Fútbol por un precio de 525.000 euros -la subvención municipal fue de 257.000 euros- y era propiedad del marido de la hija del teniente de alcalde de Orengo, según explica la jueza Nieves Molina en el auto judicial. No obstante, el socialista sentencia que no es cierto que fuera un "pelotazo", ni que esta operación tenga que ver "con ninguna trama del PSPV o Bloc". "Así lo acreditan los informes, tasaciones y actas escritas de las reuniones de aquel tiempo".

El exalcalde de Gandia también ha apuntado que es cierto que declaró en el caso Taula, aunque recuerda que no fue imputado: "todas las querellas, denuncias y actuaciones contra mi persona han sido archivadas y sobreseídas".

El socialista se pregunta "porqué alguien me quiere hacer mal", y reconoce que estas informaciones "hacen mal a mi reputación (ya estoy acostumbrado), confunden de manera consciente a la opinión pública". "No hay peor mentira, que una verdad a medias", concluye el escrito o Orengo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha