España se prepara para la batalla de la luz con los líderes de la UE

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en el consejo informal de Liubliana, el 6 de octubre de 2021.

Ya lo dijo la vicepresidenta Teresa Ribera. "Las propuestas no dejan de ser manifiestamente incongruentes. No abordan la excepcionalidad de la situación en la que estamos", afirmó la ministra de Transición Energética hace exactamente una semana sobre las propuestas de la Comisión Europea. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pedía hace dos semanas desde Liubliana "medidas audaces y contundentes", pero, de momento, las iniciativas europeas no se encuentran a la altura de lo reclamado, como reconoce el Gobierno.

Eléctricas europeas cargan contra el recorte al sector en España y piden que no se extienda a otros países de la UE

Eléctricas europeas cargan contra el recorte al sector en España y piden que no se extienda a otros países de la UE

Eso sí, la agenda europea lleva un mes y medio atravesada por el debate energético a iniciativa de España y, como consecuencia de ello, los jefes de Estado y de Gobierno abordarán el asunto este jueves en Bruselas. Sobre la mesa, el borrador de conclusiones sigue siendo insuficiente para el Gobierno español, según las fuentes, por su ambigüedad, lo que se traduce en una ausencia de propuestas concretas "audaces y contundentes".

El Gobierno español reconoce que es un tema espinoso y cuenta con que habrá un debate intenso porque hay distintas posiciones. En todo caso, en el Ejecutivo afirman que van a seguir insistiendo en sus posiciones: compra común de gas y creación de una reserva estratégica que permita estabilizar los precios, abordar de una forma más contundente la especulación en los mercados de CO2 y una reforma profunda del mercado europeo de electricidad, que se basa en el sistema marginalista.

"Abordaremos la cuestión del almacenamiento de gas", ha dicho este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en el pleno del Parlamento Europeo: "Actualmente no existe un marco europeo para las reservas estratégicas de gas como el que tenemos para el petróleo, por ejemplo. Podríamos prepararnos mejor, mediante pruebas de estrés periódicas de nuestras capacidades de almacenamiento. Además de la reserva estratégica de gas, también exploraremos el potencial, por ejemplo, de la adquisición conjunta de gas en el mercado global, posiblemente de forma voluntaria por parte de los Estados miembros. Podríamos utilizar economía de escala si unimos nuestras fuerzas a nivel europeo. Un enfoque europeo común puede tener un efecto palanca positivo".

España dice que el presidente del Gobierno llega a Bruselas con una "posición contundente" porque entienden que ni la comunicación de la Comisión Europea ni los borradores del Consejo Europeo reflejan lo que España cree que es una situación de emergencia en la que "no sirven solo paliativos, sino medidas más estructurales".  

Las fuentes consultadas insisten en que Sánchez llega "con la máxima ambición" por la urgencia y gravedad de la situación desde el punto de vista económico y social. Más de una vez el Gobierno ha avisado del daño que la escalada de precios energéticos está suponiendo para la recuperación económica en muchos sectores. En todo caso, el Gobierno español asegura que el debate no termina con la cumbre de este jueves y viernes: por ejemplo, el martes próximo hay una reunión extraordinaria de ministros de Energía y el Gobierno avanza que seguirá insistiendo para que Europa aborde medidas más estructurales en el corto, medio y largo plazo.

Otra vez, Holanda

Pero la UE está dividida en esto: hay países con posiciones distintas, que consideran que esto es un asunto temporal, que la subida de los precios del gas es un fenómeno coyuntural, que a partir del invierno caerá y que, por tanto, se trata sobre todo de introducir medidas de alivio a las familias y empresas más vulnerables. En este paquete se encuentran, sobre todo, los países del norte, como Países Bajos. En el de España, países como Francia, Italia y Grecia.

Fuentes del Gobierno neerlandés defienden la propuesta de la Comisión Europea, definida como "manifiestamente incongruente" por la vicepresidenta Ribera. "A corto plazo, son los gobiernos nacionales los que tienen que actuar", prosiguen las fuentes holandesas: "Algunos estados miembros han dicho que ha habido especulaciones con las ETS [el mercado de CO2]. No lo sabemos. Por eso hemos pedido a la Comisión que elabore un informe lo antes posible. Puede haber otros problemas de interconectividad, sabemos que hay un problema persistente entre Francia y la Península Ibérica. La seguridad del suministro siempre ha sido un tema de debate durante la última década en varias ocasiones, pero los líderes no podrán resolver el problema mañana [por el jueves]. No he escuchado a líderes que realmente esperen hacer eso. Creo que quieren plantear el problema. Quieren mostrar que colectivamente, como jefes de Gobierno, estamos ocupados en el asunto, que la Comisión está elaborando un informe para ver qué se puede hacer a medio y largo plazo para asegurarnos de que en el futuro puede manejar esto mejor".

Otras fuentes diplomáticas llaman la atención sobre otro asunto: cada país aborda el debate en función de su mix energético. Si España plantea los problemas del gas, Francia defiende que la energía nuclear sea etiquetada como limpia, mientras Alemania se mantiene firme en todo lo contrario. "Se puede esperar, por supuesto, que algunos líderes planteen la combinación de gas y energía nuclear. Será parte de la discusión, ya que la energía nuclear también es parte de la combinación de energía en muchos Estados miembros".

"No estoy seguro de que se trate tanto de apoyar la caja de herramientas de la Comisión Europea", dicen fuentes diplomáticas, "como de tratar de encontrar un camino a seguir para hallar una solución a la crisis. Este tema de la energía es muy complejo porque los diferentes Estados miembros tienen diferentes combinaciones de energía. Algunos se basan en el gas, la energía nuclear y el carbón y otros son más sostenibles. Algunos [como España y Francia] piden una reforma del mercado de la energía y de la electricidad. No se trata solo de reformar un mercado, se necesitarán semanas de negociaciones para que suceda algo así. No es posible superar una crisis solo con una legislación".

En este sentido, se espera que los jefes de Estado y de Gobierno aprueben este jueves unas conclusiones sobre energía que "sienten unas bases, como apoyar las energías renovables y las soluciones sostenibles para evitar que este tipo de crisis vuelva a ocurrir. El aumento de los precios de la energía es un debate muy divisivo. Y, por supuesto, trae la cuestión de Rusia. Algunos dicen que Rusia también es la fuente del problema. Otros dicen que Rusia no ha sido la causa. Algunos otros dicen que Rusia no ha ayudado a resolver la crisis. Y el portavoz del Kremlin ha respondido que Rusia estaría dispuesta a ayudar si se le pide".

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2021 - 22:16 h

Descubre nuestras apps

stats