El Gobierno aprueba el rescate de Celsa y otras cinco empresas por 721 millones

Economía

0

El Gobierno ha autorizado ayudas con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para un total de seis empresas, entre las que se encuentra la siderúrgica catalana Celsa.

La SEPI rescata a la compañía siderúrgica Celsa con 550 millones

Saber más

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, señaló que estos seis 'rescates' por el impacto que tuvo la pandemia del Covid en estos grupos representan un importe total de 721 millones de euros para las seis empresas, con el objetivo de “mantener su actividad y su empleo”, que afecta, teniendo en cuenta sus empleos directos, a unos 18.000 trabajadores.

En concreto, junto a Celsa, las otras cinco empresas que recibirán este respaldo con cargo al fondo gestionado por SEPI, cuya vigencia expira este 30 de junio, figuran las ingenierías asturianas Imasa e Isastur, las clínicas dentales Vivanta y las cadenas hoteleras Blue Sea y Meeting Point.

En el caso de Celsa, la ayuda aprobada por el consejo gestor del fondo ascendía a un importe de 550 millones de euros, siendo la más cuantiosa de todas, canalizados a través de un préstamo participativo de 280,5 millones y otro ordinario de 269,5 millones.

Por otra parte, no se aprobó por el Consejo de Ministros la petición de ayuda por valor de 249 millones de euros de Abenewco 1, la filial operativa de Abengoa. La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, ha explicado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que el rescate de esta compañía “está pendiente de una resolución” que responde a “criterios técnicos u objetivos”.

El Gobierno ha autorizado ayudas con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para un total de seis empresas, entre las que se encuentra la siderúrgica catalana Celsa.

La SEPI rescata a la compañía siderúrgica Celsa con 550 millones

Saber más

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, señaló que estos seis 'rescates' por el impacto que tuvo la pandemia del Covid en estos grupos representan un importe total de 721 millones de euros para las seis empresas, con el objetivo de “mantener su actividad y su empleo”, que afecta, teniendo en cuenta sus empleos directos, a unos 18.000 trabajadores.

En concreto, junto a Celsa, las otras cinco empresas que recibirán este respaldo con cargo al fondo gestionado por SEPI, cuya vigencia expira este 30 de junio, figuran las ingenierías asturianas Imasa e Isastur, las clínicas dentales Vivanta y las cadenas hoteleras Blue Sea y Meeting Point.

En el caso de Celsa, la ayuda aprobada por el consejo gestor del fondo ascendía a un importe de 550 millones de euros, siendo la más cuantiosa de todas, canalizados a través de un préstamo participativo de 280,5 millones y otro ordinario de 269,5 millones.

Por otra parte, no se aprobó por el Consejo de Ministros la petición de ayuda por valor de 249 millones de euros de Abenewco 1, la filial operativa de Abengoa. La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, ha explicado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que el rescate de esta compañía “está pendiente de una resolución” que responde a “criterios técnicos u objetivos”.

El Gobierno ha autorizado ayudas con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para un total de seis empresas, entre las que se encuentra la siderúrgica catalana Celsa.

La SEPI rescata a la compañía siderúrgica Celsa con 550 millones

Saber más

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, señaló que estos seis 'rescates' por el impacto que tuvo la pandemia del Covid en estos grupos representan un importe total de 721 millones de euros para las seis empresas, con el objetivo de “mantener su actividad y su empleo”, que afecta, teniendo en cuenta sus empleos directos, a unos 18.000 trabajadores.