La portada de mañana
Acceder
El Supremo entierra la vía penal contra los indultos al procés
¿Tras la erupción, qué? La lava puede tardar años en solidificarse
Podcast - La Palma - Lorca, un viaje en el tiempo

El reparto de gastos hipotecarios dictado por el Supremo expondrá a los bancos a miles de reclamaciones, según Moody's

Firma de un contrato hipotecario.

El Tribunal Supremo dictaminó la semana pasada un nuevo reparto de los gastos hipotecarios, después de haber declarado nula las cláusulas que obligaban al cliente a abordar todos los costes. Esta sentencia abre la posibilidad para que los consumidores reclamen aquellos pagos que no debieron acometer.

El Tribunal Supremo dicta un reparto de gastos hipotecarios distinto a lo que marca la futura ley

El Tribunal Supremo dicta un reparto de gastos hipotecarios distinto a lo que marca la futura ley

Para la agencia crediticia Moody's esta situación abierta por el Supremo es "negativa" para la nota del crédito de los bancos españoles, puesto que les expone a "las reclamaciones de reembolso de los clientes por los gastos hipotecarios". 

La entidad considera que este dictamen del Supremo se puede aplicar a "un significativo número de contratos hipotecarios", debido a que tradicionalmente los clientes han asumido estos costes a la hora de formalizar una hipoteca. Además, apunta que, al aclarar cuál es el reparto, se incrementarán "el número de consumidores demandando a los bancos el reembolso".

En 2015, el Tribunal Supremo dictaminó que las cláusulas que obligaban al cliente a pagar todos los gastos hipotecarios eran abusivas y, por tanto, nulas. Sin embargo, hasta la pasada semana no se había aclarado cuál debería ser el reparto concreto de cada uno de estos costes (notaría, registro, gestoría, etc.). Según Moody's, esta falta de claridad sobre el reparto "podría disuadir a los clientes de embarcarse en las reclamaciones cuyo resultado es incierto".

Las asociaciones de consumidores, como Adicae, ya habían avanzado la semana pasada su intención de emprender reclamaciones colectivas para recuperar los costes afrontados por los clientes y que correspondían al banco. Según el Supremo, se deben repartir los costes de gestoría y de notaría, mientras que el registro corresponde únicamente al banco.

Sin embargo, el reparto de gastos vivirá en los próximos meses un nuevo cambio. La nueva ley hipotecaria, que se encuentra en su fase de tramitación en el Senado y se prevé que entre en vigor en marzo, incluye una nueva doctrina. Desde entonces, los bancos tendrán que afrontar todos los gastos hipotecarios (notaría, registro, gestoría, etc.) y al cliente le corresponderá únicamente la tasación.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2019 - 12:17 h

Descubre nuestras apps