Yolanda Díaz niega que la UE condicione el desmontaje de la reforma laboral: "No hay hombres ni mujeres de la Troika, ni los va a haber"

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha respondido este martes a aquellas voces que apuntan que el acuerdo europeo del fondo de recuperación aprobado en Bruselas dificulta o puede impedir que el Gobierno de coalición cumpla su compromiso de desmontar la reforma laboral del PP. Díaz ha afirmado que en el pacto alcanzado entre los países de la UE "no hay condicionalidades que tengan que ver con las agendas legislativas soberanas de los países", como es la reforma laboral aunque no la haya mencionado de manera expresa, "por mucho que a veces exista mucho empeño en intentar derivar hacia una unicidad respecto a las políticas que deben ser aplicadas", ha añadido esta tarde en una ponencia en los Cursos de Verano de San Lorenzo de El Escorial, organizados por la Universidad Complutense de Madrid.

La UE acuerda el fondo de recuperación tras superar el bloqueo de Holanda y sus aliados

La UE acuerda el fondo de recuperación tras superar el bloqueo de Holanda y sus aliados

"Podemos afirmar que no hay hombres ni mujeres de la Troika, no los va a haber", ha afirmado la responsable de Trabajo del Gobierno, que ha celebrado el acuerdo suscrito en la pasada madrugada por el presidente Sánchez y sus homólogos europeos tras las duras negociaciones de los últimos días. "Siendo modestos, nos permite caminar en una dirección diferente" respecto a la respuesta de la crisis de 2010, ha subrayado la ministra.

La defensa de la derogación o el desmontaje de la reforma laboral del PP de 2012 ha pasado de ser una proclama del Gobierno de coalición en las intervenciones públicas de varios de sus miembros a un compromiso que se mantiene –aseguran en el Ejecutivo y en el Ministerio de Trabajo– pero que apenas se nombra explícitamente o que se refiere de manera indirecta.

Yolanda Díaz ha criticado hoy expresamente la legislación laboral del Gobierno de Rajoy, por recortar la protección social y aumentar la precariedad en el mercado de trabajo, y se ha decantado por esta vía más indirecta para el compromiso del Ejecutivo de desmontarla. La ministra ha centrado gran parte de su discurso en la jornada Pleno empleo y trabajo decente: una de las metas de la Agenda 2030 en la necesidad de "recuperar derechos" y "alejar normas que abunden en la precariedad" y ha insistido en que el Gobierno y el Ministerio de Trabajo que lidera van a "corregir" estas cuestiones.

"Ya hemos empezado a hacerlo", ha reivindicado Yolanda Díaz, que ha recordado que la primera ley que aprobó el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos fue la derogación del despido por bajas médicas, que el Ejecutivo destacó como el inicio del desmontaje de la reforma laboral.

La ministra ha incluido en estas "correcciones" de la legislación laboral del PP la regulación sobre trabajo a distancia, que su ministerio está negociando en la actualidad con los empresarios y los sindicatos, para legislar las condiciones laborales del teletrabajo frente a la redacción tan limitada que realizó el Gobierno de Rajoy durante su mandato. Trabajo ya ha modificado su primer borrador del anteproyecto de ley sobre trabajo a distancia, teniendo en cuenta algunas alegaciones de los agentes sociales, y aún está pendiente de enviar una nueva versión del texto legal en los próximos días con algunas cuestiones discutidas en la última reunión de diálogo social.

"Hemos de volver al imperio de la ley", ha defendido la ministra, que ha sostenido que las reformas laborales desde el año 84 han contribuido a desregular las relaciones laborales, precarizándolas y sin que hayan logrado evitar dos "anomalías" del mercado laboral español: la alta temporalidad y el elevado desempleo. Díaz ha sostenido que ambas cuestiones no son "maldiciones" inevitables y ha reivindicado la posibilidad de regular para combatir estos problemas. "Hay alternativas y lo estamos demostrando", ha defendido Yolanda Díaz, que ha resumido las políticas que ha aprobado su Ministerio en esta crisis por el coronavirus como un "marasmo complicadísimo de normas que evitaran la reforma laboral del PP".

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han advertido este martes que el acuerdo europeo aprobado anoche no puede ser una "excusa" ni ser utilizado como "chantaje" para no cumplir con el desmontaje de la reforma laboral de 2012. Por su parte, el líder de la patronal de empresarios CEOE ha destacado que "tanto la UE, como el FMI, como la OCDE, precisamente hablan siempre de los aspectos positivos que ha tenido esa reforma laboral", no de los negativos, y ha llamado a evitar posturas "maximalistas" que "pueden no generar confianza" a los inversores.

La portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha respondido en la rueda posterior al Consejo de Ministros que la reforma laboral no es "para nada" una de las condiciones del acuerdo suscrito ayer por la UE para recibir el fondo para la recuperación. "De esos elementos para nada se ha hablado", ha respondido Montero a preguntas de los periodistas. Montero ha reconocido que las limitaciones en la reforma de la legislación laboral estaba entre "las pretensiones de algunos países", pero ha afirmado que no han quedado plasmadas en las condicionalidades firmadas por los países miembro de la UE, enfocadas de manera expresa a otros elementos como el avance en la digitalización y la transición ecológica de la economía.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2020 - 18:11 h

Descubre nuestras apps

stats