La portada de mañana
Acceder
El sueldo de los profesores de Religión que paga el Estado bate su récord
Dos años de la causa que empezó con “rumorología” y terminó buscando niñeras
OPINIÓN | 'Echar leña al fuego', por Marco Schwarzt

Mitos y realidades sobre los seguros de vida

J. Durich

Los seguros de vida sirven para proteger económicamente a las personas que dependen de quien se asegura en caso de que le ocurra algo, pero también ofrecen coberturas en caso de invalidez o enfermedad grave. Para ello, el asegurado tiene que contar con un seguro antes de la aparición de la enfermedad.

Este hecho, unido a que para los jóvenes pensar en pagar un seguro de vida durante toda su vida es un plazo quizás muy largo, hace que sean los que menos seguros de vida contratados tienen en España, según la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA. 

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los seguros de vida se encarecen a medida que aumenta la edad del asegurado, y la franja a partir de 65 años es la que cuenta con las primas más altas, mientras que los menores de 25 años disfrutan de primas bajas para coberturas altas. 

Por esta razón, Getlife ha creado sistemas de cobertura temporales que ofrece seguros de vida que protegen a la familia del asegurado durante el periodo de tiempo que necesite o decida y que se renuevan de forma anual. Mientras se pague la prima, la cobertura tendrá vigencia. Asimismo, permiten realizar cambios en las coberturas incluidas siempre que el asegurado lo necesite. Esta flexibilidad hace que sea más útil y sencillo para los más jóvenes contar con un seguro de vida.

Enfermedades o profesiones de riesgo

Son muchas las aseguradoras que no cubren a clientes con determinadas enfermedades o profesiones de riesgo. En la actualidad Getlife ofrece seguros de vida que permiten contratar una póliza sin chequeos ni pruebas médicas, con coberturas de hasta 700 enfermedades solo respondiendo un breve cuestionario y sin informes médicos, gracias a su tecnología propia de suscripción dinámica del riesgo. 

De esta manera, gracias a su propio sistema de análisis de riesgo son capaces de ofrecer productos con una cobertura inclusiva a perfiles descartados por aseguradoras tradicionales como, por ejemplo, para la franja de edad de personas mayores, seguros especiales para personas con diabetes, asma, hipertensión e hipercolesterolemia o seguros para profesiones de riesgo con los mejores precios y coberturas del mercado.

Un sistema de contratación y análisis del riesgo que también permite analizar y asegurar a personas con profesiones consideradas de alto riesgo, como por ejemplo bomberos y profesionales de los Cuerpos de Seguridad del Estado, mineros, o incluso auxiliares de vuelo. 

Este sistema de contratación tiene pues en cuenta muchas más variables para calcular el riesgo de los asegurados, ya sea por su profesión o por su salud. Debe valorarse que hay enfermedades que, si se vigilan y se tratan adecuadamente, permiten a los usuarios tener una vida muy longeva. 

Seguros de vida para hipoteca 

Según el último Informe de Seguros y Fondos de Pensiones 2020 elaborado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, actualmente el 44% de los seguros de vida están vinculados a préstamos y entidades bancarias. 

La realidad es que vincular el seguro de vida a una hipoteca puede resultar caro en el medio y largo plazo, debido a que las bonificaciones de las entidades bancarias pueden no ser rentables. Las primas de los seguros de vida que ofrecen las entidades bancarias cambian según la franja de edad analizada y el tipo de hipoteca a los que van vinculados. Mientras que algunas Insurtechs ofrecen seguros con prácticamente las mismas condiciones para clientes de 35, 40, 45 y 50 años, el mercado muestra diferencias llamativas entre las entidades bancarias con productos de este tipo según la edad de los clientes. 

Los seguros de vida para hipoteca de Getlife pueden ayudar a los españoles a ahorrar, de media, hasta 10.700 euros en total, y reducir la prima anual en torno al 120% en hipotecas de entre 30.000 y 120.000 euros a 30 años. Realizar la portabilidad del seguro puede resultar una tarea ardua para el consumidor, por ello empresas como Getlife ofrecen al cliente el servicio completo para ahorrar también tiempo en los trámites.

Un seguro sin complicaciones

Getlife propone seguros de vida modernos, flexibles, 100% online, sin permanencia y cuyas pólizas se pagan mensualmente, un modelo diferencial respecto al de aseguradoras tradicionales y entidades bancarias.

Nació con la vocación de renovar y simplificar el sector de los seguros de vida en Europa y su objetivo es ofrecer seguros de vida de una forma más accesible y adaptada a las necesidades de los clientes; con un sistema de contratación traspaso y cancelación más sencillo para los usuarios, con procesos rápidos y transparentes, y sin necesidad de reconocimientos médicos previos. 

También ha desarrollado un sistema de suscripción dinámica del riesgo, que utiliza el análisis de datos y conexiones a través de Interfaz de Programación de Aplicaciones —API, por sus siglas en inglés— para ofrecer seguros de vida adaptados a los perfiles de clientes.

Los seguros de vida sirven para proteger económicamente a las personas que dependen de quien se asegura en caso de que le ocurra algo, pero también ofrecen coberturas en caso de invalidez o enfermedad grave. Para ello, el asegurado tiene que contar con un seguro antes de la aparición de la enfermedad.

Este hecho, unido a que para los jóvenes pensar en pagar un seguro de vida durante toda su vida es un plazo quizás muy largo, hace que sean los que menos seguros de vida contratados tienen en España, según la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA. 

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los seguros de vida se encarecen a medida que aumenta la edad del asegurado, y la franja a partir de 65 años es la que cuenta con las primas más altas, mientras que los menores de 25 años disfrutan de primas bajas para coberturas altas. 

Por esta razón, Getlife ha creado sistemas de cobertura temporales que ofrece seguros de vida que protegen a la familia del asegurado durante el periodo de tiempo que necesite o decida y que se renuevan de forma anual. Mientras se pague la prima, la cobertura tendrá vigencia. Asimismo, permiten realizar cambios en las coberturas incluidas siempre que el asegurado lo necesite. Esta flexibilidad hace que sea más útil y sencillo para los más jóvenes contar con un seguro de vida.

Enfermedades o profesiones de riesgo

Son muchas las aseguradoras que no cubren a clientes con determinadas enfermedades o profesiones de riesgo. En la actualidad Getlife ofrece seguros de vida que permiten contratar una póliza sin chequeos ni pruebas médicas, con coberturas de hasta 700 enfermedades solo respondiendo un breve cuestionario y sin informes médicos, gracias a su tecnología propia de suscripción dinámica del riesgo. 

De esta manera, gracias a su propio sistema de análisis de riesgo son capaces de ofrecer productos con una cobertura inclusiva a perfiles descartados por aseguradoras tradicionales como, por ejemplo, para la franja de edad de personas mayores, seguros especiales para personas con diabetes, asma, hipertensión e hipercolesterolemia o seguros para profesiones de riesgo con los mejores precios y coberturas del mercado.

Un sistema de contratación y análisis del riesgo que también permite analizar y asegurar a personas con profesiones consideradas de alto riesgo, como por ejemplo bomberos y profesionales de los Cuerpos de Seguridad del Estado, mineros, o incluso auxiliares de vuelo. 

Este sistema de contratación tiene pues en cuenta muchas más variables para calcular el riesgo de los asegurados, ya sea por su profesión o por su salud. Debe valorarse que hay enfermedades que, si se vigilan y se tratan adecuadamente, permiten a los usuarios tener una vida muy longeva. 

Seguros de vida para hipoteca 

Según el último Informe de Seguros y Fondos de Pensiones 2020 elaborado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, actualmente el 44% de los seguros de vida están vinculados a préstamos y entidades bancarias. 

La realidad es que vincular el seguro de vida a una hipoteca puede resultar caro en el medio y largo plazo, debido a que las bonificaciones de las entidades bancarias pueden no ser rentables. Las primas de los seguros de vida que ofrecen las entidades bancarias cambian según la franja de edad analizada y el tipo de hipoteca a los que van vinculados. Mientras que algunas Insurtechs ofrecen seguros con prácticamente las mismas condiciones para clientes de 35, 40, 45 y 50 años, el mercado muestra diferencias llamativas entre las entidades bancarias con productos de este tipo según la edad de los clientes. 

Los seguros de vida para hipoteca de Getlife pueden ayudar a los españoles a ahorrar, de media, hasta 10.700 euros en total, y reducir la prima anual en torno al 120% en hipotecas de entre 30.000 y 120.000 euros a 30 años. Realizar la portabilidad del seguro puede resultar una tarea ardua para el consumidor, por ello empresas como Getlife ofrecen al cliente el servicio completo para ahorrar también tiempo en los trámites.

Un seguro sin complicaciones

Getlife propone seguros de vida modernos, flexibles, 100% online, sin permanencia y cuyas pólizas se pagan mensualmente, un modelo diferencial respecto al de aseguradoras tradicionales y entidades bancarias.

Nació con la vocación de renovar y simplificar el sector de los seguros de vida en Europa y su objetivo es ofrecer seguros de vida de una forma más accesible y adaptada a las necesidades de los clientes; con un sistema de contratación traspaso y cancelación más sencillo para los usuarios, con procesos rápidos y transparentes, y sin necesidad de reconocimientos médicos previos. 

También ha desarrollado un sistema de suscripción dinámica del riesgo, que utiliza el análisis de datos y conexiones a través de Interfaz de Programación de Aplicaciones —API, por sus siglas en inglés— para ofrecer seguros de vida adaptados a los perfiles de clientes.

Los seguros de vida sirven para proteger económicamente a las personas que dependen de quien se asegura en caso de que le ocurra algo, pero también ofrecen coberturas en caso de invalidez o enfermedad grave. Para ello, el asegurado tiene que contar con un seguro antes de la aparición de la enfermedad.

Este hecho, unido a que para los jóvenes pensar en pagar un seguro de vida durante toda su vida es un plazo quizás muy largo, hace que sean los que menos seguros de vida contratados tienen en España, según la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA.