La portada de mañana
Acceder
El Gobierno culmina en cinco años una subida histórica del salario mínimo
Almeida pagó 460.000 euros más a la empresa donde trabaja el hermano de su edil
OPINIÓN | 'Todo cuanto se recorta, mengua', por Rosa María Artal

Emprendimiento e innovación para alcanzar la circularidad de los envases

Elena Horrillo

0

La sostenibilidad es un concepto que permea cada vez más en la conciencia de la ciudadanía y eso se ve reflejado en aspectos de la vida cotidiana como, por ejemplo, elegir cómo nos movemos o los productos que consumimos. Esta concienciación afecta también al mundo de los envases, donde ya existe una decidida apuesta por la economía circular, pero que sigue en una búsqueda constante de la innovación para hallar soluciones de envasado y reciclado más eficientes.

“El envase ha dejado de ser un coste a minimizar en la cadena de suministro para constituirse en un elemento que precisa ser sostenible”, explica José Francisco Fernández Lozano, profesor del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC y miembro de Encapsulae, un spin off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuyo trabajo consiste en valorizar los avances científicos sobre envases activos para alimentación y convertirlos en productos de mercado. 

Encapsulae ha sido precisamente una de las finalistas del programa Circular Packaging Challenge, una competición europea que ha reunido a más de 20 startups en la búsqueda de las soluciones más eficaces para impulsar la circularidad de los envases. Además, este evento tiene en su foco aportar visibilidad a la innovación para dinamizar la cadena de valor del envase y propiciar colaboraciones en un entorno de innovación abierta. “El sector del envase necesita una verdadera revolución para afrontar los retos actuales y este proceso solo se puede realizar si se suman esfuerzos”, explica Fernández Lozano. En esa suma de esfuerzos se encuentra TheCircularLab, el centro de innovación abierta en economía circular que Ecoembes, organizador de la competición y que lleva desde 2017 trabajando para abrir líneas de investigación en nuevas soluciones para los envases y su reciclado que tuvieran un impacto positivo en la sociedad. 

Las ganadoras en Circular Packaging Challenge

“Desde Ecoembes, nos sentimos muy orgullosos no solo de los finalistas que han llegado hasta aquí hoy, sino de los 120 participantes de 22 países diferentes que se han lanzado a querer ser parte de la solución, apostando por la tecnología y la innovación como una manera de construir un futuro más sostenible”, aseguró durante el evento Jose Luis Moreno, gerente de Innovación de Ecoembes, que continuó: “Esta iniciativa, fruto de la colaboración de TheCircularLab y las más de 20 empresas que se han animado a unirse a este viaje por la innovación y el emprendimiento, evidencia una vez más la importancia de las sinergias para avanzar en el camino hacia un modelo circular”.  

Esta competición fijaba dos retos, por una parte ofrecer soluciones para la industria, que ayuden al sector del envase a potenciar su transición circular, a través del ecodiseño, envasados más sostenibles o sistemas de selección y separación de materiales, entre otros desafíos. De este primer reto resultó ganadora Fych Technologies, una empresa alicantina que ofrece tecnologías para mejorar la calidad de los plásticos reciclados eliminando, entre otros aspectos, los malos olores.

En segundo lugar, el segundo reto consistía en favorecer la conexión entre ciudadanos y envases mediante la mejora en la información y trazabilidad de los envases. De este segundo reto, la ganadora fue Empower, una compañía noruega que ofrece un ecosistema global de gestión de residuos plásticos a través de una APP con la que, mediante el seguimiento de estos residuos y la realización de inventarios, se asegura que la mayor parte se reutilice y recicle. Ambas empresas, además del premio económico, han entrado a formar parte de la comunidad goCircular Radar. Esta suerte de mapa de startups de TheCircularLab no solo potencia la visibilidad nacional e internacional de las empresas, sino que además les da acceso a nuevos negocios y fomenta su colaboración con otras empresas y operadores del sector. 

Además de las ganadoras, otras dos startups han obtenido la mención de honor; B’Zeos, una empresa que aprovecha el poder de las algas para desarrollar nuevos materiales de base biológica, y Greyparrot, una plataforma que usa la inteligencia artificial para el análisis de residuos. Además de estas, las startups finalistas, procedentes de casi una decena de países diferentes, han sido Ampliphi, A Top BV, BioBTX, Encapsulae, Jospak, Bin-e, Blue Room Innovation, Diwama, Junee, Lixo y VYTAL Global.

La sostenibilidad es un concepto que permea cada vez más en la conciencia de la ciudadanía y eso se ve reflejado en aspectos de la vida cotidiana como, por ejemplo, elegir cómo nos movemos o los productos que consumimos. Esta concienciación afecta también al mundo de los envases, donde ya existe una decidida apuesta por la economía circular, pero que sigue en una búsqueda constante de la innovación para hallar soluciones de envasado y reciclado más eficientes.

“El envase ha dejado de ser un coste a minimizar en la cadena de suministro para constituirse en un elemento que precisa ser sostenible”, explica José Francisco Fernández Lozano, profesor del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC y miembro de Encapsulae, un spin off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuyo trabajo consiste en valorizar los avances científicos sobre envases activos para alimentación y convertirlos en productos de mercado. 

Encapsulae ha sido precisamente una de las finalistas del programa Circular Packaging Challenge, una competición europea que ha reunido a más de 20 startups en la búsqueda de las soluciones más eficaces para impulsar la circularidad de los envases. Además, este evento tiene en su foco aportar visibilidad a la innovación para dinamizar la cadena de valor del envase y propiciar colaboraciones en un entorno de innovación abierta. “El sector del envase necesita una verdadera revolución para afrontar los retos actuales y este proceso solo se puede realizar si se suman esfuerzos”, explica Fernández Lozano. En esa suma de esfuerzos se encuentra TheCircularLab, el centro de innovación abierta en economía circular que Ecoembes, organizador de la competición y que lleva desde 2017 trabajando para abrir líneas de investigación en nuevas soluciones para los envases y su reciclado que tuvieran un impacto positivo en la sociedad. 

Las ganadoras en Circular Packaging Challenge

“Desde Ecoembes, nos sentimos muy orgullosos no solo de los finalistas que han llegado hasta aquí hoy, sino de los 120 participantes de 22 países diferentes que se han lanzado a querer ser parte de la solución, apostando por la tecnología y la innovación como una manera de construir un futuro más sostenible”, aseguró durante el evento Jose Luis Moreno, gerente de Innovación de Ecoembes, que continuó: “Esta iniciativa, fruto de la colaboración de TheCircularLab y las más de 20 empresas que se han animado a unirse a este viaje por la innovación y el emprendimiento, evidencia una vez más la importancia de las sinergias para avanzar en el camino hacia un modelo circular”.  

Esta competición fijaba dos retos, por una parte ofrecer soluciones para la industria, que ayuden al sector del envase a potenciar su transición circular, a través del ecodiseño, envasados más sostenibles o sistemas de selección y separación de materiales, entre otros desafíos. De este primer reto resultó ganadora Fych Technologies, una empresa alicantina que ofrece tecnologías para mejorar la calidad de los plásticos reciclados eliminando, entre otros aspectos, los malos olores.

En segundo lugar, el segundo reto consistía en favorecer la conexión entre ciudadanos y envases mediante la mejora en la información y trazabilidad de los envases. De este segundo reto, la ganadora fue Empower, una compañía noruega que ofrece un ecosistema global de gestión de residuos plásticos a través de una APP con la que, mediante el seguimiento de estos residuos y la realización de inventarios, se asegura que la mayor parte se reutilice y recicle. Ambas empresas, además del premio económico, han entrado a formar parte de la comunidad goCircular Radar. Esta suerte de mapa de startups de TheCircularLab no solo potencia la visibilidad nacional e internacional de las empresas, sino que además les da acceso a nuevos negocios y fomenta su colaboración con otras empresas y operadores del sector. 

Además de las ganadoras, otras dos startups han obtenido la mención de honor; B’Zeos, una empresa que aprovecha el poder de las algas para desarrollar nuevos materiales de base biológica, y Greyparrot, una plataforma que usa la inteligencia artificial para el análisis de residuos. Además de estas, las startups finalistas, procedentes de casi una decena de países diferentes, han sido Ampliphi, A Top BV, BioBTX, Encapsulae, Jospak, Bin-e, Blue Room Innovation, Diwama, Junee, Lixo y VYTAL Global.

La sostenibilidad es un concepto que permea cada vez más en la conciencia de la ciudadanía y eso se ve reflejado en aspectos de la vida cotidiana como, por ejemplo, elegir cómo nos movemos o los productos que consumimos. Esta concienciación afecta también al mundo de los envases, donde ya existe una decidida apuesta por la economía circular, pero que sigue en una búsqueda constante de la innovación para hallar soluciones de envasado y reciclado más eficientes.

“El envase ha dejado de ser un coste a minimizar en la cadena de suministro para constituirse en un elemento que precisa ser sostenible”, explica José Francisco Fernández Lozano, profesor del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC y miembro de Encapsulae, un spin off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuyo trabajo consiste en valorizar los avances científicos sobre envases activos para alimentación y convertirlos en productos de mercado.