Euskadi roza ya los niveles de ingresados con COVID-19 de la ola de delta del verano de 2021 y suma otros 56 decesos

La presión hospitalaria en la actual fase de la pandemia en Euskadi -la consejera, Gotzone Sagardui, rechazó calificarla como una nueva ola en una entrevista en 'El Diario Vasco'- roza ya los niveles del verano de 2021, cuando la variante delta del Sars-Cov-2 generó un máximo de 356 personas ingresadas. Este lunes son 346 los pacientes con COVID-19 en la red de Osakidetza. Del 9 al 15 de mayo han ingresado con coronavirus 344 personas por 310 de la semana anterior y el tope del verano del pasado año fue de 376 hospitalizaciones semanales. La UCI, por el contrario, no nota el incremento de la incidencia y se mantiene estable con alrededor de una decena de camas ocupadas (entre 7 y 12 en los últimos días). Con datos similares, ahora no hay restricciones -salvo el uso de mascarillas en el transporte, en hospitales y residencias- y entonces se mantenía en Euskadi la emergencia sanitaria, con reducciones de horarios y aforos y en interiores siempre había que cubrir las vías respiratorias.

Nuevo sistema de control de la RGI tras 146.297 pagos "indebidos" en cuatro años y 66 millones pendientes de cobro

Saber más

La tasa de ingresos por cada 100.000 habitantes sube de 14 a 15 en la última semana cuando bajo de 6 hace unos meses, tras la gran oleada de ómicron que llevó a los centros sanitarios a su mayor nivel de ocupación desde el confinamiento. Sin embargo, estas cifras se disparan por encima de 36 en el caso de los mayores de 60 años, que son la población de riesgo. Eso sí, también siete menores de 18 años fueron hospitalizados la pasada semana, según los registros oficiales.

Todo esto llega en un contexto de claro ascenso de la incidencia, aunque no haya datos precisos por los cambios de protocolos que han reducido las pruebas y el seguimiento de contactos. Los casos positivos del 9 al 15 de mayo han sido 6.905 por 6.421 y, entre semana, lo usual es que se registre más de un millar de infectados confirmados cada día con un tope de 1.282 el 9 de mayo. La tasa de incidencia -infraestimada- está claramente en niveles de alerta roja con 607 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días por 541 de la semana anterior. En el caso de los mayores de 60 años es de 1.147 puntos e incluso supera los 1.200 en algunas franjas como los octogenarios y los septuagenarios. El R0 -que indica cuántos casos genera cada positivo- sigue por encima de 1, lo que indica que la fase expansiva no ha finalizado. Un 24,64% de quienes se someten a una prueba da positivo y el 69,3% de ellos tiene síntomas en el momento de la recogida de muestras. A nivel territorial, es Álava la que presenta en estos momentos un volumen más alto de circulación del virus, con una tasa por encima de 700.

En cuanto a las defunciones, del 6 al 12 de mayo murieron 49 personas con COVID-19, a los que se añaden 7 casos de semanas previas notificados ahora. Eso sí, Osakidetza estima que en 27 de esos 56 casos el Sars-Cov-2 no fue la causa directa. En la última semana notificada hubo entre 3 y 15 muertes diarias. Ese máximo del 10 de mayo constituye el peor día desde el 8 de marzo. Son ya 6.771 los decesos en la pandemia, alrededor del 1% del total de infectados. Todos los fallecidos nuevos tenían más de 50 años. Son un quincuagenario, cinco sexagenarios, doce septuagenarios, 18 octogenarios y 20 nonagenarios o centenarios, con tasas de letalidad de hasta el 18%. Ha habido ya 1.688 muertes en lo que va de 2022 y son ya seis meses de decesos diarios sin excepciones.

Precisamente este lunes el Instituto Vasco de Estadística (Eustat) ha ofrecido un balance de fallecimientos en 2021 que arroja 1.631 muertes confirmadas por el virus por 1.976 notificadas por Osakidetza. Sin embargo añade a esa cifra 40 casos más “probables”. 389 personas más murieron por otras causas tras haber pasado la infección y 154 durante la infección por motivos no relacionados con el coronavirus. El Eustat desglosa las cifras por territorios, algo que no hace Osakidetza desde hace meses. Esos 1.631 'exitus letalis' se reparten en 191 de Álava, 909 de Bizkaia y 531 de Gipuzkoa. 1.397 de ellos se dieron en hospitales, 110 en residencias y el resto o en domicilios o en otros lugares.

La presión hospitalaria en la actual fase de la pandemia en Euskadi -la consejera, Gotzone Sagardui, rechazó calificarla como una nueva ola en una entrevista en 'El Diario Vasco'- roza ya los niveles del verano de 2021, cuando la variante delta del Sars-Cov-2 generó un máximo de 356 personas ingresadas. Este lunes son 346 los pacientes con COVID-19 en la red de Osakidetza. Del 9 al 15 de mayo han ingresado con coronavirus 344 personas por 310 de la semana anterior y el tope del verano del pasado año fue de 376 hospitalizaciones semanales. La UCI, por el contrario, no nota el incremento de la incidencia y se mantiene estable con alrededor de una decena de camas ocupadas (entre 7 y 12 en los últimos días). Con datos similares, ahora no hay restricciones -salvo el uso de mascarillas en el transporte, en hospitales y residencias- y entonces se mantenía en Euskadi la emergencia sanitaria, con reducciones de horarios y aforos y en interiores siempre había que cubrir las vías respiratorias.

Nuevo sistema de control de la RGI tras 146.297 pagos "indebidos" en cuatro años y 66 millones pendientes de cobro

Saber más

La tasa de ingresos por cada 100.000 habitantes sube de 14 a 15 en la última semana cuando bajo de 6 hace unos meses, tras la gran oleada de ómicron que llevó a los centros sanitarios a su mayor nivel de ocupación desde el confinamiento. Sin embargo, estas cifras se disparan por encima de 36 en el caso de los mayores de 60 años, que son la población de riesgo. Eso sí, también siete menores de 18 años fueron hospitalizados la pasada semana, según los registros oficiales.

Todo esto llega en un contexto de claro ascenso de la incidencia, aunque no haya datos precisos por los cambios de protocolos que han reducido las pruebas y el seguimiento de contactos. Los casos positivos del 9 al 15 de mayo han sido 6.905 por 6.421 y, entre semana, lo usual es que se registre más de un millar de infectados confirmados cada día con un tope de 1.282 el 9 de mayo. La tasa de incidencia -infraestimada- está claramente en niveles de alerta roja con 607 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días por 541 de la semana anterior. En el caso de los mayores de 60 años es de 1.147 puntos e incluso supera los 1.200 en algunas franjas como los octogenarios y los septuagenarios. El R0 -que indica cuántos casos genera cada positivo- sigue por encima de 1, lo que indica que la fase expansiva no ha finalizado. Un 24,64% de quienes se someten a una prueba da positivo y el 69,3% de ellos tiene síntomas en el momento de la recogida de muestras. A nivel territorial, es Álava la que presenta en estos momentos un volumen más alto de circulación del virus, con una tasa por encima de 700.

En cuanto a las defunciones, del 6 al 12 de mayo murieron 49 personas con COVID-19, a los que se añaden 7 casos de semanas previas notificados ahora. Eso sí, Osakidetza estima que en 27 de esos 56 casos el Sars-Cov-2 no fue la causa directa. En la última semana notificada hubo entre 3 y 15 muertes diarias. Ese máximo del 10 de mayo constituye el peor día desde el 8 de marzo. Son ya 6.771 los decesos en la pandemia, alrededor del 1% del total de infectados. Todos los fallecidos nuevos tenían más de 50 años. Son un quincuagenario, cinco sexagenarios, doce septuagenarios, 18 octogenarios y 20 nonagenarios o centenarios, con tasas de letalidad de hasta el 18%. Ha habido ya 1.688 muertes en lo que va de 2022 y son ya seis meses de decesos diarios sin excepciones.

Precisamente este lunes el Instituto Vasco de Estadística (Eustat) ha ofrecido un balance de fallecimientos en 2021 que arroja 1.631 muertes confirmadas por el virus por 1.976 notificadas por Osakidetza. Sin embargo añade a esa cifra 40 casos más “probables”. 389 personas más murieron por otras causas tras haber pasado la infección y 154 durante la infección por motivos no relacionados con el coronavirus. El Eustat desglosa las cifras por territorios, algo que no hace Osakidetza desde hace meses. Esos 1.631 'exitus letalis' se reparten en 191 de Álava, 909 de Bizkaia y 531 de Gipuzkoa. 1.397 de ellos se dieron en hospitales, 110 en residencias y el resto o en domicilios o en otros lugares.

La presión hospitalaria en la actual fase de la pandemia en Euskadi -la consejera, Gotzone Sagardui, rechazó calificarla como una nueva ola en una entrevista en 'El Diario Vasco'- roza ya los niveles del verano de 2021, cuando la variante delta del Sars-Cov-2 generó un máximo de 356 personas ingresadas. Este lunes son 346 los pacientes con COVID-19 en la red de Osakidetza. Del 9 al 15 de mayo han ingresado con coronavirus 344 personas por 310 de la semana anterior y el tope del verano del pasado año fue de 376 hospitalizaciones semanales. La UCI, por el contrario, no nota el incremento de la incidencia y se mantiene estable con alrededor de una decena de camas ocupadas (entre 7 y 12 en los últimos días). Con datos similares, ahora no hay restricciones -salvo el uso de mascarillas en el transporte, en hospitales y residencias- y entonces se mantenía en Euskadi la emergencia sanitaria, con reducciones de horarios y aforos y en interiores siempre había que cubrir las vías respiratorias.

Nuevo sistema de control de la RGI tras 146.297 pagos "indebidos" en cuatro años y 66 millones pendientes de cobro

Saber más

La tasa de ingresos por cada 100.000 habitantes sube de 14 a 15 en la última semana cuando bajo de 6 hace unos meses, tras la gran oleada de ómicron que llevó a los centros sanitarios a su mayor nivel de ocupación desde el confinamiento. Sin embargo, estas cifras se disparan por encima de 36 en el caso de los mayores de 60 años, que son la población de riesgo. Eso sí, también siete menores de 18 años fueron hospitalizados la pasada semana, según los registros oficiales.

elDiario.es/Euskadi depende de ti

¡Te necesitamos!

Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Ahora te necesitamos más que nunca.

Para seguir a tu lado, disponemos de un sistema de alertas en Telegram con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook Instagram. Y recuerda: suscríbete a nuestro boletín semanal si quieres recibir en tu buzón de correo electrónico una selección de contenidos cada martes. Para más información, estamos en el 625 88 87 80.