El Ayuntamiento de Cáceres ofrece a mayores acompañamiento en sus paseos, para olvidar la pandemia

Imagen de archivo de ayuda por parte de Cruz Roja a una persona mayor

El Ayuntamiento de Cáceres, a través del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS), ha programado nuevas actividades de participación y encuentro entre mayores para aliviar las consecuencias de la pandemia, entre las que se encuentran "paseos de acompañamiento emocional". 

Se ofrece actualmente en el barrio de San Marquino, uno de los más envejecidos de la ciudad, para usuarios de la Casa de las Personas Mayores, de la Asociación de Mayores de Aldea Moret, zona de Santa Lucia y también la zona centro y sur de Cáceres. 

En esta actividad participan grupos reducidos (de 6 a 8 personas) por las mañanas, durante hora y media cada grupo, que se encuentran en las distintas zonas acordadas y “comparten paseos, conversaciones amigables y deseos para el futuro próximo”, en palabras de la concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido.  

Los grupos recorren los distintos paseos de la ciudad, parques y zonas verdes, como el Parque del Príncipe, Parque del Rodeo, Paseo Alto, el antiguo poblado minero o el Centro de Interpretación de Aldea Moret.  

En esta actividad participan actualmente 40 personas mayores, y “se están creando nuevos grupos dada la gran aceptación que ha tenido”. 

También se han creado grupos reducidos de personas mayores, sobre todo mujeres, para realizar ejercicio físico, actividades de psicomotricidad y relajación al aire libre. 

Dentro de las actividades programadas también se encuentra trabajar la estimulación cognitiva vía online, por mensajería móvil o videollamada, con grupos de mayores, una acción que se inició en el confinamiento, durante el primer estado de alarma, con colectivos de Aguas Vivas, de la Asociación Parque del Príncipe, docentes jubilados y asociación de Aldea Moret, entre otros. 

Se trata, según Pulido, de “aportar tareas diarias de estimulación cognitiva a estos grupos", uno de los objetivos del IMAS con las personas mayores. 

Por ello, se mantiene una relación directa con personas que viven solas, “que no quieren participar en las actividades al aire libre por miedo al contagio y viven un confinamiento ya muy largo”. 

Con estos usuarios se mantiene conversaciones por teléfono o videollamadas “para valorar su estado de ánimo, escucharlas y generarles esperanzas a través de la conversación telefónica”. De esta forma, se mantiene el vínculo con las personas mayores, ya que “la realidad nos ha obligado a buscar nuevas formas de participación social y de relación con los colectivos más vulnerables”. 

Por último, el consistorio prepara actividades intergeneracionales para que los más jóvenes “mantengan contacto con las personas mayores que viven solas a través de videoconferencias”.

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2021 - 14:55 h

Descubre nuestras apps

stats