Vara prevé un ‘roto’ de 450 millones en las cuentas que habrá compensar con el fondo no reembolsable

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, estima un decrecimiento del PIB de entre el 7 y 13 %, en función de cómo se comporte el segundo semestre del año.

Calcula como anticipo de cierre "un roto monumental" en los presupuestos con "una caída de ingresos de en torno a los 300 millones y un aumento del gasto de 150 millones", debido a la crisis por COVID-19.

El aumento del gasto se debe al incremento del gasto sanitario y a la implementación de medidas de apoyo y ayudas a las empresas, autónomos y pymes, así como específicas del sector turístico, ha precisado en una entrevista en Canal Extremadura Radio con motivo del primer año de legislatura.

Fondo no reembolsable

Una parte de este "roto" en las cuentas autonómicas puede quedar compensada con recursos del fondo no reembolsable, del que se espera que Extremadura reciba entre 260 y 270 millones de euros con una significativa subida gracias a la negociación de la Junta; y otra se hará mediante la reformulación de los presupuestos, a través de "modificaciones de créditos".

De cara a las cuentas del próximo ejercicio, no habrá recortes en el gasto con fondos propios de la comunidad, los cuales, según Vara, se mantendrán. Además se reorientarán los fondos europeos, gracias a la posibilidad de dedicar parte de los mismos a destinos que no estaban preestablecidos, además de la buena noticia de que "desde el 1 de julio de este año al 1 de julio del próximo no habrá que cofinanciarlos".

En la política económica durante estos meses de pandemia, ha habido "elementos clave" como mantener la liquidez de las empresas y establecer un marco regulatorio favorable a las inversiones, con la modificación que se ha hecho de la LOTUS para que lo que "no está prohibido, esté permitido".

Subida de impuestos 

Cuestionado por una posible subida de impuestos, ha manifestado que no cree que sea necesaria una subida significativa de impuestos, al margen de que hubiera que "retocar alguna cosa". Entiende que es más importante el hecho de que la economía funcione correctamente para "evitar al máximo cualquier mínima bolsa de fraude", a lo que contribuye, a su juicio, la propuesta de disminuir de forma progresiva el pago en metálico.

En relación a los retos de Extremadura, ha avanzado que en el debate del estado de la región pedirá unión y consenso a los partidos políticos para "salir cuanto antes de esta crisis".

Planteará renovar los pactos que hizo en su discurso de investidura hace un año, relacionados con energía y clima; vivienda; digitalización; reforma de la PAC y programa operativo europeo; despoblación y reto demográfico; e infraestructuras; en los que ya se está trabajando, y algunos pactos más.

Cuestionado por la subida salarial del 2 % a los empleados públicos, ha reiterado que se abonará en cuanto se pueda ese incremento retributivo, que supone "60 millones de euros", pero en este momento no es posible afrontarlo, al tiempo que ha lamentado no haber podido cumplir ese compromiso debido a la crisis por la pandemia de COVID-19.

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2020 - 11:21 h

Descubre nuestras apps

stats