La portada de mañana
Acceder
Europa se conjura frente a Putin
Silencio y cabezas gachas en el colegio mayor de los cánticos machistas
OPINIÓN | 'No hay vertedero moral para tanto detritus', por Esther Palomera

Desmantelan un punto de narcotráfico y detienen a una persona que, en 2018, había sido condenado a 12 años de cárcel

Parte de lo incautado en la Operación Nebral

La Guardia Civil de Cáceres ha desmantelado un importante punto de distribución de drogas que operaba en el norte de la provincia, en el marco de una operación en la que ha detenido a tres personas y aprehendido más de 30 kilogramos de hachís y más de 2.000 dosis de cocaína, entre otras sustancias. Se da la circunstancia de que, entre los detenidos, se encuentra una persona que estuvo implicada en una operación de narcotráfico, por la que fue condenada a 12 años de prisión y a una multa de 2 millones de euros por la Audiencia Provincial de Cáceres, en 2018.

Esta persona fue detenida, junto con otras 21, en la denominada operación “Malladas”, 10 de las cuáles entraron en prisión y en la que se incautaron alrededor de 4 kilogramos de cocaína, 12 kilogramos de hachís, 24 kilogramos de marihuana y alrededor de 320.000 euros.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil a elDiario.es Extremadura, esta persona había estado en prisión provisional por esa condena, pero la recurrió y fue dejado en libertad, hasta que, hace relativamente poco, su sentencia ha vuelto a ser confirmada.

Ahora, ha sido detenida por la denominada operación “Nebral”, que se ha desarrollado para combatir el consumo y venta de sustancias estupefacientes, y/o psicotrópicas, detectado en las comarcas cacereñas de Las Hurdes y Sierra de Gata, según indican las mismas fuente.

El inicio de la investigación tuvo lugar hace más de un año, al tener conocimiento de que un vecino de la localidad de Villanueva de la Sierra (Cáceres) se dedicaba a la distribución de drogas en esta localidad desde en un punto de venta en el que abastecía con cocaína y marihuana a consumidores de este y otros municipios limítrofes.

Los compradores adquirían la droga tanto en su propio domicilio, como en otros lugares previamente concertados, bajo la modalidad de venta conocida vulgarmente como “tele-coca”.

Los agentes de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres averiguaron que la actividad delictiva investigada no se ceñía a la venta de pequeñas cantidades de drogas por parte del principal investigado, sino que se trataba de un punto de distribución de cantidades considerables de distintas drogas, entre las que se encontraban la cocaína, el hachís, la marihuana y el éxtasis.

También se dedicaba a la venta de medicamentos para los cuales es indispensable la prescripción facultativa, entre ellos, marcas comerciales como Trankimazin, Tranxilium, Lormetazepam y Lorazepam, adquiridos en el mercado negro, sin ningún tipo de control médico y con los que abastecía a otros puntos de venta de drogas establecidos en distintos municipios de Hurdes, Sierra de Gata y Coria.

Así, el pasado 7 de julio, tres de las personas que estaban siendo investigadas fueron interceptadas cuando regresaban a la provincia de Cáceres, procedentes de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), cargados con más de 30 kilogramos de hachís, por lo que fueron detenidas.

Posteriormente, el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 2 de Coria (Cáceres) autorizó la entrada y registro del domicilio de uno de los detenidos y principal investigado, ubicado en Villanueva de la Sierra, donde fueron aprehendidas un total de 1.124 dosis de cocaína, la mayoría en formato roca, y el resto en “papelinas” de 1 gramo, dispuestas para su venta.

Los agentes también encontraron una báscula de precisión, 154 pastillas de MDMA (éxtasis), cerca de 3.000 gramos de marihuana, 7 bellotas de hachís, con más de 77 gramos de peso, y diversos medicamentos entre los que se encontraban 16 botes de Trankimazin, 14 cajas de Tranxilium y varias cajas de Lormetazepam y Lorazepam.

Además de la droga aprehendida, también incautaron una pistola semiautomática de origen ilícito, que se encontraba cargada y lista para su uso, 187 cartuchos y 1.500 euros en billetes de diverso valor.

Los tres detenidos pasaron a disposición judicial el pasado 10 de julio, decretándose para ellos su inmediato ingreso en prisión provisional en el Centro Penitenciario Cáceres II.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats