PP y PSOE impiden que el Parlamento de Galicia analice el accidente de O Marisquiño como piden En Marea y BNG

Lugar del accidente de O Marisquiño

Con el popular Enrique López Veiga, presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, y el socialista Abel Caballero, alcalde de la ciudad, desviándose entre sí las responsabilidades políticas por el accidente del pasado 12 de agosto durante el festival O Marisquiño que provocó varios cientos de heridos, este jueves PP y PSdeG impidieron que por lo menos a corto plazo el siniestro sea analizado en el Parlamento de Galicia, como pedían En Marea y BNG con varias iniciativas.

El derrumbe en el festival de Vigo abre una batalla política entre Xunta, Puerto y Ayuntamiento

El derrumbe en el festival de Vigo abre una batalla política entre Xunta, Puerto y Ayuntamiento

Las dos formaciones reclamaban en primer lugar la convocatoria de un Pleno extraordinario en el que compareciesen el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, y en el que también se debatiese la creación de una comisión de investigación política sobre el siniestro. En pleno verano, y fuera del período de sesiones ordinario de la Cámara, la decisión para convocar ese pleno extraordinario correspondía a la Diputación Permanente, órgano que se reunió este jueves y en el que PP y PSOE impusieron su amplia mayoría en contra.

Los populares argumentaron que será el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien comparezca a petición propia en el primer Pleno ordinario, a mediados de septiembre, para explicar la actuación del Gobierno gallego. Pero este jueves el PP ya ha avanzado que su línea argumental será la de centrarse en que la culpa del siniestro fue del Ayuntamiento de Vigo mientras que sus dispositivos de emergencias autonómicos que atendieron a los afectados funcionaron correctamente.

El PSdeG, por su parte, echó la responsabilidad al Puerto de Vigo, y dudó de la utilidad de las comisiones de investigación política. Socialistas y populares coincidieron en indicar que el asunto es de ámbito local y no debe ser analizado en el Parlamento de Galicia.

Por el contrario, En Marea y BNG recordaron las implicaciones autonómicas del siniestro, desde la atención a las víctimas hasta la normativa autonómica en materia de fiestas, y destacaron la necesidad de analizar las responsabilidades políticas más allá de las penales que ya está investigando un juzgado de Vigo. La negativa final de populares y socialistas a convocar un pleno extraordinario obliga así a En Marea y BNG a retrasar al primer pleno ordinario de mediados de septiembre las iniciativas al respecto que quieran reiterar.

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2018 - 16:09 h

Descubre nuestras apps

stats