Terrazas y restaurantes, llenos en un fin de semana de sol, horarios ampliados y prohibición de reuniones en casa en Galicia

Un hombre camina este viernes por la playa de Riazor, en La Coruña.

Los cielos han ido quedando despejados durante este puente de San José y los gallegos han llenado terrazas de bares y restaurantes y también los interiores aprovechando el buen tiempo y el festivo. La prohibición de las reuniones de no convivientes en espacios privados ha favorecido la actividad en los locales de hostelería que, además, han visto su horario ampliado hasta las nueve de la noche.

Justo antes del puente y con la vista puesta en la Semana Santa, Galicia ha dado nuevos pasos en la desescalada, en un momento en el que los datos indican que la bajada de los contagios se ha ralentizado hasta estancarse. Las principales novedades son que la movilidad está permitida entre todos los ayuntamientos, salvo los tres con cierre perimetral -Vilardevós y Maside en Ourense y Paradela en Lugo- y la ampliación del horario de la hostería. Bares y restaurantes no tienen que bajar la persiana hasta una hora antes de que empiece el toque de queda, que sigue establecido entre las 22.00 y las 6.00 horas.

Fuentes del sector aseguran que están notando el impacto de estas medidas menos restrictivas, aunque los restaurantes apuntan que estos horarios les impiden dar cenas en el local. Hace justo una semana, una concurrida protesta de los hosteleros reclamaba en Santiago más ayudas y un plan de rescate que atienda a las necesidades a medio plazo.

Los controles policiales se están centrando en las zonas de costa de Galicia y en los locales de hostelería. Los agentes han denunciado a seis personas en O Grove, en la provincia de Pontevedra, por haberse saltado el cierre perimetral de la comunidad. Todos tienen su residencia en otro territorio de España y, según Europa Press, no pudieron justificar su presencia en el municipio.

Buena parte de las normas en vigor para este fin de semana se aplicarán también a la Semana Santa, según lo acordado en el Consejo Interterritorial entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad. La Xunta ha señalado que revisará en los primeros días de la próxima semana los datos para confirmar si mantiene las medidas que sí puede modificar, como los horarios de la hostelería. Lo hará en función de la situación epidemiológica. De acuerdo con los datos más recientes, se confirmaron con PCR 173 nuevos contagios en 24 horas y el total de casos activos se sitúa en 2.563, prácticamente igual que el viernes. En las unidades de críticos de los hospitales gallegos hay 53 pacientes positivos por COVID-19, dos menos que hace 24 horas. En planta son 205 los ingresados, ocho más. Además, se ha comunicado un nuevo fallecimiento y el total desde que empezó la pandemia llega ya a 2.316.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats