Trabajadores de Ence cortan el tráfico en varios accesos a Pontevedra con barricadas

Un trabajador de Ence vuelca un contenedor durante las protestas

Trabajadores de Ence han montado barricadas para cortar el tráfico en varios de los accesos a Pontevedra, dentro de sus protestas tras conocerse la decisión judicial que tumba la prórroga que le iba a permitir a la polémica fábrica contaminante seguir en la ría hasta 2073. La Audiencia Nacional estimó los recursos de Greenpeace y del Ayuntamiento de la ciudad contra la decisión de ampliar el permiso de la productora de papel en Lourizán, tomada en 2016 por el gobierno en funciones de Mariano Rajoy. La medida le valió al expresidente ser declarado persona non grata en su ciudad.

Ence en Pontevedra: malos olores, protesta social y un ayuntamiento que declaró non grato a su ciudadano Mariano Rajoy

Ence en Pontevedra: malos olores, protesta social y un ayuntamiento que declaró non grato a su ciudadano Mariano Rajoy

La sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional consideró que no queda justificado, como exige la Ley de Costas, que la papelera, por su naturaleza, no pueda tener otra ubicación. La decisión no sentó bien ni en la empresa, que anunció que recurriría, ni entre los empleados, que quieren que la planta mantenga su actividad hasta 2073. Este miércoles, en torno a las 8.20 horas, empleados montaron barricadas con neumáticos a los que luego prendieron fuego y cortaron el tráfico en la rotonda que está ante la fábrica, que da acceso desde Marín a Pontevedra y desde la que se enlaza con la autopista AP-9. Posteriormente, la plantilla llevó su protesta ante la Delegación de la Xunta y el Ayuntamiento.

No es el primer acto de protesta de los trabajadores de Ence desde que se conoció la decisión de la Audiencia Nacional. El pasado sábado, 7 de agosto, irrumpieron durante el pregón de las fiestas de la Peregrina en la ciudad en un intento de boicotearlo. La encargada de darlo, Violeta Mosquera, una de las integrantes de la banda Bala, siguió, sin embargo, adelante con su discurso. La Asociación Pola Defensa da Ría (APDR), que canaliza el malestar social por la presencia de una fábrica contaminante en la ría, difundió en su cuenta de Twitter un vídeo de esos momentos.

El alcalde de la ciudad, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), criticó posteriormente las protestas, que calificó de "acto de violencia premeditado" y cargó contra los concejales del PP que, aseguró, se pusieron también los chalecos amarillos con los que protestan los trabajadores de Ence en señal de apoyo. Las protestas llevan años dándose en Pontevedra en el sentido contrario a las de la plantilla: para pedir que la pastera salga ya de la ría. La APDR convoca cada año una manifestación. La última fue el pasado 4 de julio y reunió a una multitud de personas justo antes de que se conociese la decisión de la Audiencia Nacional.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats