eldiario.es

9

Hoja de Router Hoja de Router

Los 'fanboys' españoles de Tesla que han robado el corazón a Elon Musk

Tesla está buscando empleados para abrir sus primeros concesionarios en España, donde su legión de seguidores es cada vez más numerosa. Los incondicionales de la marca se reúnen en torno a una comunidad que apuesta por la innovación y un futuro sostenible. Tal es su pasión que hasta Elon Musk, el carismático líder de la compañía, ha hecho público su amor por los aficionados españoles.

Elon Musk, cofundador de Tesla.

Elon Musk, cofundador de Tesla

El fenómeno fan, que tan bien conocen las estrellas de la música o el cine, se ha trasladado al ámbito tecnológico. Ya no resulta extraño que enormes grupos de personas apoyen apasionada e incondicionalmente a una marca o un líder del sector. Apple es uno de los ejemplos más obvios, con una comunidad ingente y desmesuradamente fiel de seguidores, pero hay otros gigantes de la tecnología que están despertando la misma devoción en miles de personas. Es el caso de Tesla, la célebre compañía estadounidense que está revolucionando la industria de los coches eléctricos y autónomos.

"Apple puso su iPhone y revolucionó el mundo; Tesla está haciendo lo mismo en este sentido", afirma Raúl Gutiérrez, cofundador del Club Tesla España, punto de referencia en nuestro país para la comunidad de entusiastas de la firma.

El mensaje de la multinacional ha calado. La marca se asocia a la innovación y el cuidado del medio ambiente. Sus seguidores creen, como Elon Musk, cofundador y figura más mediática de la empresa, que otro futuro es posible. "Con el cambio climático, los vehículos de combustión tienen que acabarse", explica Gutiérrez a HojaDeRouter.com. "Lo que nos mueve es dar a conocer a la gente que las energías renovables están ahí y se pueden usar. La autosuficiencia es posible".

Gutiérrez es gaditano y trabaja como ingeniero técnico en Valencia. Su amor por Tesla es el mismo que contagia a otros españoles que, por su cuenta, comenzaron a cantar las alabanzas de estos coches. Saúl López, otro de los cofundadores del club, empezó con un canal en YouTube que ahora cuenta con más de 40.000 suscriptores. Fue Gutiérrez quien se puso en contacto con él y sembró el germen. "Todo empezó con un club de aficionados y seguidores de Tesla Motors", recuerda.

Otros entusiastas empleaban sus perfiles de Twitter o Facebook de manera muy activa, por separado, hasta que el pasado abril se decidieron a aunar esfuerzos y crear un proyecto en común. Aland Bru, ingeniero electrónico, fue uno de ellos, junto con Francisco Javier Fernández.  

La organización, que ahora pretende convertirse en un club de propietarios de vehículos Tesla, pegó un gran salto a partir de un solo tuit. Forocoches había puesto en marcha una campaña para pedir a la empresa que instalara su primera fábrica europea en nuestro país y "la gente se volcó", recuerda Bru. La maniobra fue un éxito, logró más de 20.000 firmas de apoyo en Change.org y el 'hashtag' #SpainLovesTesla fue nombrado tantas veces que llamó la atención del propio Elon Musk.


El Gobierno de la Comunidad Valenciana se ofreció para albergar dicha sede, pero no fue el único: el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) también trató de convencer a la compañía. A pesar del esfuerzo de las instituciones y los amantes de Tesla, parece complicado que la empresa decida construir su fábrica en España. "La situación política de bloqueo no nos ayuda", lamenta Gutiérrez. "Estamos perdiendo el tiempo".


El gaditano recuerda la cantidad de ingenieros que se tienen que ir de España en busca de oportunidades y lo que podría suponer para nuestro país contar con las instalaciones de esta marca. "Estamos hablando de una empresa de I+D, muchos ingresos se quedarían aquí. No podemos basarnos simplemente en el sector servicios", opina. Por el momento, la única planta de fabricación de coches de Tesla está en Fremont (California), aunque la multinacional tiene una pequeña base de operaciones en la localidad holandesa de Tilburgo.

Las dificultades no frenan a los fans españoles

Parece difícil que Tesla decida fabricar sus coches dentro de nuestras fronteras, pero ¿para cuándo los concesionarios? Actualmente, los escasos propietarios de uno de estos coches eléctricos tienen que viajar hasta Burdeos para revisar o reparar su vehículo.

Recientemente se ha sabido que la empresa está buscando empleados en Madrid y Barcelona, un anuncio que la comunidad interpreta como la confirmación de un desembarco inminente. “Que haya ofertas de la marca en España es un punto bastante positivo”, afirma Gutiérrez. “Si tuviéramos que tachar en una quiniela la previsión, apostaríamos por el primer trimestre de 2017”.


Cuando Aland Bru escribió por Twitter a Elon Musk para recordarle la falta de asistencia mecánica en España, el cofundador le dio a entender que el problema se resolvería este año, por lo que el sueño de pisar una tienda de Tesla en nuestro país parece estar a punto de hacerse realidad.

Mientras tanto, las dificultades para conducir uno de estos coches en la piel de toro comienzan desde el mismo momento de la compra. “Es una aventura”, confirma Bru, que tiene un Model S 60 desde hace solo una semana.

La página web Electro Maps muestra los puntos de recarga de Tesla

La página web Electro Maps muestra los puntos de recarga de Tesla

Según el ingeniero, lo peor es la burocracia. Al no estar homologado, elproceso de matriculación de un Tesla es muy complejo, todo un calvario de solicitudes y permisos. Además, cuesta encontrar una aseguradora que se preste a dar cobertura a estos vehículos. La mayoría se muestran reticentes. “He tenido el coche aparcado en mi garaje porque no podía utilizarlo”, nos cuenta.

También surgen limitaciones a la hora de moverse con el coche. La escasez o ausencia de puntos de recarga en buena parte de la península complica los viajes largos. En España hay alrededor de una treintena de emplazamientos donde alimentar la batería del vehículo, pero menos de diez son supercargadores, que permiten hacerlo en media hora.

Aland Bru, ingeniero electrónico, se acaba de comprar un Model S 60

Aland Bru, ingeniero electrónico, se acaba de comprar un Model S 60

Bru recarga su automóvil en el garaje. “Es como el móvil, que lo cargas en casa”. Un enchufe convencional le permite abastecer al vehículo durante la noche y disponer de suficiente energía para la jornada siguiente, cuando recorre 95 kilómetros para ir y volver del trabajo. De media, los automóviles Tesla alcanzan una autonomía real de unos 325 kilómetros.

La tecnología innovadora de estos coches, que son como un ordenador sobre ruedas, atrae a los más 'geeks'. De hecho, la compañía acaba de anunciar que todos sus vehículos, a partir de ahora, vendrán con el equipamiento necesario para conducirse solos. Durante un tiempo la función estará desactivada, pero la promesa de un verdadero coche autónomo, o un auténtico piloto automático, parece estar más cerca de cumplirse. Mientras otros apuntan a 2020 o 2025, Elon Musk se atreve a manejar fechas tan tempranas como finales de 2017.

Además de sus virtudes técnicas, el reducido impacto medioambiental atrae a los ecologistas y el diseño a los apasionados del motor. Según los fundadores del club, estas son las tres razones más comunes para pertenecer a la comunidad de Tesla en España.

“A nivel tecnológico, estamos hablando de una revolución”, sentencia Gutiérrez. “Tesla está dando las directrices de cómo se tienen que diseñar los nuevos coches”. Por eso el pionero tiene una legión de seguidores detrás. Cientos de creyentes apasionados que apoyan casi religiosamente a la marca.

-------

Las imágenes pertenecen a Maurizio Pesce, Electro Maps y Aland Bru.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha