El aeropuerto de Palma, el más afectado por la huelga en Ryanair

Agencias

0

El aeropuerto de Palma está siendo el más afectado con 27 vuelos retrasados y cuatro cancelados por la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair, según ha informado USO.

Este sábado, un total 12 vuelos han sido cancelados en seis aeropuertos españoles, cuatro ellos en el de Son Sant Joan, como consecuencia de la segunda jornada de paro.

Los sindicatos USO y Sitcpla convocaron huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio en las 10 bases de la aerolínea en España --Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma--.

Además, el sindicato ha señalado que en total 115 vuelos se han visto retrasados y otro ha sufrido un desvío a lo largo de este sábado en España.

El Aeropuerto de Málaga ha sufrido 22 retrasos, mientras que el de Barcelona tuvo 16 vuelos retrasados y dos cancelados y el de Madrid registró 14 vuelos retrasados, dos cancelados y un desviado.

Esta situación se explica, añade USO, porque el sistema de máximo beneficio de Ryanair de dejar entre vuelo y vuelo el tiempo mínimo indispensable “provocará retrasos en cadena”.

El sindicato apunta a que otras de las causas de las demoras son que Ryanair no ha notificado a todos los TCP su incorporación en tiempo y forma, por lo que estos pueden ejercer libremente su derecho a huelga; así como la negativa de los trabajadores en descanso a la llamada de la empresa; y las cancelaciones y retrasos acumulados de las huelgas de Bélgica, Francia e Italia.

Paros “de poca importancia”, según la aerolínea

Para la compañía, estos paros son “de poca importancia y escaso apoyo” y, tras la primera jornada de huelga del viernes, espera que durante el fin de semana se produzca “una interrupción mínima” en sus horarios de vuelo.

El sindicato Sitcpla, también convocante, ha denunciado asimismo que Ryanair está enviando tripulaciones con base en Marruecos a bases españolas como Málaga y Santiago para operar los vuelos que deberían estar afectados por la huelga.

La secretaria general de USO-Ryanair, Lidia Arasanz, indica en una nota que espera que la Audiencia Nacional se pronuncie el lunes “favorablemente” en defensa del derecho de huelga del colectivo.

La huelga de los TCP de Ryanair en España comenzó este viernes casi sin impacto debido a que la compañía impuso unos servicios mínimos del 100 %, por lo que operaron ese día los 438 vuelos que tenía programados.

La huelga ha sido convocada por los sindicatos USO y Sitcpla con el objetivo de obligar a Ryanair a cumplir con la aplicación de los derechos laborales básicos y las sentencias judiciales y conseguir cerrar un convenio y unas condiciones de trabajo dignas para toda la plantilla.

El aeropuerto de Palma está siendo el más afectado con 27 vuelos retrasados y cuatro cancelados por la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair, según ha informado USO.

Este sábado, un total 12 vuelos han sido cancelados en seis aeropuertos españoles, cuatro ellos en el de Son Sant Joan, como consecuencia de la segunda jornada de paro.

Los sindicatos USO y Sitcpla convocaron huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio en las 10 bases de la aerolínea en España --Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma--.

Además, el sindicato ha señalado que en total 115 vuelos se han visto retrasados y otro ha sufrido un desvío a lo largo de este sábado en España.

El Aeropuerto de Málaga ha sufrido 22 retrasos, mientras que el de Barcelona tuvo 16 vuelos retrasados y dos cancelados y el de Madrid registró 14 vuelos retrasados, dos cancelados y un desviado.

Esta situación se explica, añade USO, porque el sistema de máximo beneficio de Ryanair de dejar entre vuelo y vuelo el tiempo mínimo indispensable “provocará retrasos en cadena”.

El sindicato apunta a que otras de las causas de las demoras son que Ryanair no ha notificado a todos los TCP su incorporación en tiempo y forma, por lo que estos pueden ejercer libremente su derecho a huelga; así como la negativa de los trabajadores en descanso a la llamada de la empresa; y las cancelaciones y retrasos acumulados de las huelgas de Bélgica, Francia e Italia.

Paros “de poca importancia”, según la aerolínea

Para la compañía, estos paros son “de poca importancia y escaso apoyo” y, tras la primera jornada de huelga del viernes, espera que durante el fin de semana se produzca “una interrupción mínima” en sus horarios de vuelo.

El sindicato Sitcpla, también convocante, ha denunciado asimismo que Ryanair está enviando tripulaciones con base en Marruecos a bases españolas como Málaga y Santiago para operar los vuelos que deberían estar afectados por la huelga.

La secretaria general de USO-Ryanair, Lidia Arasanz, indica en una nota que espera que la Audiencia Nacional se pronuncie el lunes “favorablemente” en defensa del derecho de huelga del colectivo.

La huelga de los TCP de Ryanair en España comenzó este viernes casi sin impacto debido a que la compañía impuso unos servicios mínimos del 100 %, por lo que operaron ese día los 438 vuelos que tenía programados.

La huelga ha sido convocada por los sindicatos USO y Sitcpla con el objetivo de obligar a Ryanair a cumplir con la aplicación de los derechos laborales básicos y las sentencias judiciales y conseguir cerrar un convenio y unas condiciones de trabajo dignas para toda la plantilla.

El aeropuerto de Palma está siendo el más afectado con 27 vuelos retrasados y cuatro cancelados por la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair, según ha informado USO.

Este sábado, un total 12 vuelos han sido cancelados en seis aeropuertos españoles, cuatro ellos en el de Son Sant Joan, como consecuencia de la segunda jornada de paro.