Al menos 46 muertos y 143 heridos en un atentado en una mezquita en Afganistán

Vista de la destrucción causada en el lugar de la explosión de una bomba dirigida a una mezquita musulmana chiíta en Kunduz, Afganistán, 8 de octubre de 2021.

Al menos 46 personas han muerto y más de 143 han resultado heridas este viernes en un atentado contra una mezquita chií durante los concurridos rezos del viernes en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán. El Estado Islámico ha reivindicado su autoría, según informa Reuters.

Un futbolista, un dentista y un padre desesperado, los jóvenes que cayeron del avión mientras intentaban huir de los talibanes

Un futbolista, un dentista y un padre desesperado, los jóvenes que cayeron del avión mientras intentaban huir de los talibanes

El atentado ha tenido lugar en una mezquita en la zona de Sayed-Abad en Kunduz, capital de la provincia homónima, ha dicho a EFE un funcionario del Gobierno depuesto por los fundamentalistas, que ha pedido el anonimato.

La mezquita "pertenece a nuestros hermanos chiíes, mucha gente ha muerto o ha fallecido en la explosión pero ahora mismo el número no está claro porque estamos intentando evacuar a las víctimas", ha dicho la fuente.

Los talibanes, que controlan el país desde la captura de Kabul el pasado 15 de agosto, han confirmado la explosión pero por el momento no han aportado datos oficiales de víctimas.

"Ha habido una fuerte explosión en la provincia de Kunduz que causó muchas bajas, no conocemos la cifra exacta de víctimas en este momento", ha dicho a EFE un miembro de la Comisión de Cultura de los fundamentalistas, Jawad Sargar.

Dost Mohammad Obaida, subjefe de la policía de la provincia de Kunduz, ha dicho que el atentado podría haber sido perpetrado por un terrorista suicida que se mezcló entre los fieles, según informa AP. "Aseguro a nuestros hermanos chiíes que los talibanes están preparados para garantizar su seguridad", ha dicho Obaida, añadiendo que se estaba llevando a cabo una investigación.

El portavoz principal de los talibanes, Zabihullah Mujahid, ha dicho que la mezquita chiíta era el objetivo y que un "gran número" de fieles habían muerto y resultado heridos. También ha confirmado que las fuerzas especiales talibanes habían llegado al lugar y estaban investigando el incidente.

Vídeos de la mezquita tras el atentado muestran decenas de cuerpos cubiertos de sangre con miembros amputados y tendidos en el suelo, entre escombros y los gritos de angustia de las personas que se afanaban por prestar ayuda.

Oleada de ataques

El atentado tiene lugar después de que al menos dos personas falleciesen en una explosión ocurrida el pasado domingo cerca de la entrada de una mezquita en Kabul, donde se estaba celebrando una ceremonia fúnebre por la muerte de la madre de Mujahid.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado del pasado domingo, sumándose a una serie de ataques de la formación desde la retirada final de las tropas de Estados Unidos de Afganistán poco antes de la medianoche del 31 de agosto.

Estos ataques han dejado decenas de víctimas civiles y talibanes, sobre todo en Kabul y en el estado oriental de Nangarhar, fronterizo con Pakistán y bastión del EI en Afganistán.

Los talibanes, que se hicieron con el control de Kabul el pasado 15 de agosto, han lanzado operaciones masivas contra el EI en varias provincias de Afganistán, con el objetivo de acabar con la que consideran es la principal amenaza contra su Gobierno. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats