Bolsonaro ha gastado 1,8 millones de euros en campañas de imagen durante la pandemia

El presidente de Brasil ha aumentado el gasto en publicidad para divulgar una "imagen positiva" del país.

Bruno Fonseca / Agencia Pública

0

La Secretaría Especial de Comunicación Social (SECOM) del Gobierno brasileño se ha gastado 5,8 millones de reales –algo más de 958.600 euros– en actividades de agencias de publicidad solo en los meses de marzo y abril para la campaña 'Agenda Positiva', según un análisis de Agência Pública utilizando datos públicos y la Ley de Acceso a la Información. La campaña incluye publicidad en periódicos, radio, televisión, cine, internet y vallas publicitarias.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro da positivo en coronavirus

El presidente brasileño Jair Bolsonaro da positivo en coronavirus

De esos 5,8 millones, cuatro se gastaron después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) caracterizase la COVID-19 como una pandemia el 11 de marzo. El presidente, que ha minimizado el riesgo del coronavirus y ha cuestionado las medidas de distanciamiento para evitar los contagios, ha dado este martes positivo en COVID-19.

La campaña 'Agenda Positiva' se desarrolla en todos los estados brasileños para mostrar "cómo cada acto del gobierno beneficia directamente al ciudadano y cambia su vida diaria para mejor", según las palabras del secretario ejecutivo del Ministerio de Comunicaciones de Brasil, Fábio Wajngarten.

Además, desde marzo, la Secretaría de Comunicación ha pagado otros 8,4 millones de reales –1,4 millones de euros– para la campaña "Brasil en el extranjero". Según material del propio Ejecutivo, esta se creó para "combatir la percepción que se tiene del país en el exterior, frente a algunos temas negativos que se están difundiendo y transmitiendo a nivel internacional", en especial las "noticias negativas en relación con el gobierno y la conducta del presidente". Del total, 6,3 millones de reales, un millón de euros, se contrataron después de la declaración de pandemia La mayoría de estos gastos se liquidaron después de que Brasil registrara muertes por COVID-19.

En total, las dos campañas, la nacional y la internacional, tuvieron un coste de 10,3 millones de reales–1,8 millones de euros– en contratos certificados después de que la OMS comenzara a hablar de una pandemia, cuando Brasil ya había registrado cientos de contagios.

Más gastos en campañas que afirman que "el país va por buen camino"

Desde el inicio del gobierno de Bolsonaro en 2019, la Secretaría Especial de Comunicación Social ha registrado un gasto de más de 304 millones de reales en contratos de publicidad, comunicación digital, eventos y campañas de radio y televisión, así como en actividades de asesoramiento y relaciones públicas en el extranjero. Esta cantidad se ha pagado a 11 agencias de comunicación distintas que promovieron acciones publicitarias y compraron anuncios en medios brasileños y extranjeros, además de campañas en redes sociales.

Solo durante el período de la pandemia del coronavirus, la Secretaría suscribió contratos de más de 18,2 millones –tres millones de euros– para diversas acciones. La mayor parte se utilizó precisamente en las dos campañas que promueven una imagen favorable del gobierno: la "Agenda Positiva" y "Brasil en el extranjero".

La Secretaría ya había gastado recursos públicos para publicitar campañas de "resultados positivos" del gobierno de Bolsonaro desde enero de 2019, pero fue a partir de 2020, cuando se definió el presupuesto por la administración actual, cuando se incrementaron los gastos en estas campañas. De enero a mayo de este año se liquidaron más de 14 millones en contratos para la 'Agenda Positiva'.

La mayor parte del gasto en las campañas se destinó a una estrategia de descentralización anunciada en diciembre de 2019, cuando el secretario Fábio Wajngarten señaló que la 'Agenda Positiva' se transmitiría en todos los estados brasileños "para dar a conocer las cosas buenas del gobierno de Brasil". De acuerdo con la estrategia, la campaña revela efectos positivos que ha tenido el gobierno en áreas como la economía, la seguridad, la infraestructura y a nivel social.

Según los documentos de la Secretaría de Comunicación, la campaña busca "reforzar la comprensión de que el país va por el camino correcto". La 'Agenda Positiva' es uno de los temas en los que se gastó la mayor cantidad de dinero en el gobierno de Bolsonaro. La campaña más costosa se hizo para promover la reforma de las pensiones, aprobada a finales del año pasado, y que ya registra un gasto de más de 70 millones, según lo certificado por la Secretaría.

Mejorar la imagen de Bolsonaro tras los incendios en la Amazonía

La campaña "Brasil en el extranjero" comenzó en 2019, como respuesta a las repercusiones negativas del gobierno de Bolsonaro en la prensa internacional, en especial por los incendios en la selva amazónica.

Según el material interno al que Pública tuvo acceso, en septiembre el gobierno evaluó que el país tenía una "imagen deteriorada en el extranjero", en especial en países de la Unión Europea, que son importantes compradores de productos agrícolas brasileños. En agosto, el presidente francés Emmanuel Macron criticó de manera enérgica la conducta del gobierno brasileño durante los incendios en la Amazonia y se opuso a los acuerdos comerciales con el Mercosur.

En el material, el gobierno federal evaluó que "distintas noticias negativas relacionadas con el gobierno y la conducta del presidente" eran "prioridades de los medios" y que era necesario construir un "concepto general" con temas positivos sobre la "marca de Brasil" para "neutralizar los temas negativos". La atención se centró en los países de la Unión Europea, Estados Unidos, China, Japón y, en América del Sur, Argentina y Chile. La estrategia también incluyó el mapeo de contenido en las redes sociales sobre noticias brasileñas en el extranjero.

Según Pública, además de gastar en productoras de vídeo y publicidad en medios extranjeros, la campaña dedicó 3,1 millones de reales, casi 500.000 euros, para actividades en redes sociales. La mayoría se realizaron en Twitter, gastando aproximadamente dos millones solo en esa red social. Durante el período de la pandemia de COVID-19, la Secretaría selló contratos de más de 1,6 millones de reales para campañas en redes sociales para mejorar la imagen del gobierno de Bolsonaro en el extranjero.

Los incendios en la Amazonia generaron otra campaña patrocinada por la Secretaría de Comunicación llamada el Día de la Amazonia, el 5 de septiembre. Los contratos se han continuado suscribiendo hasta abril. Según el gobierno, la campaña sirve para reafirmar "la soberanía de Brasil sobre el territorio" y "mostrar cómo Brasil defiende y conserva el bioma".

De acuerdo con la investigación, las acciones relacionadas con el Día de la Amazona ya han costado 3,1 millones en contratos con agencias de publicidad y se gastaron más de 523.000 reales en acciones de redes sociales, principalmente en Twitter.

Etiquetas
Publicado el
7 de julio de 2020 - 22:35 h

Descubre nuestras apps

stats