La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

La campeona olímpica de judo Margaux Pinot denuncia a su entrenador y pareja por agredirla: “Pensaba que me moría”

Margaux Pinot en una fotografía de su cuenta de Instagram.

elDiario.es


21

Margaux Pinot, de 27 años y ganadora de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, denunció el domingo 28 de noviembre a su pareja y entrenador Alain Schmitt por haberla atacado física y verbalmente en su piso a las afueras de París.

Según The Guardian, el hombre "la tiró al suelo, abusó de ella verbalmente, la golpeó muchas veces, chocó su cabeza contra el suelo repetidamente e intentó estrangularla". Pinot intentó escapar del piso con la ayuda de los vecinos y llamó a la Policía. Esa misma noche detuvieron a Schmitt y le interrogaron.

El juicio tuvo lugar el martes y el hombre negó todas las acusaciones. El fiscal del Estado pidió la condicional durante un año por considerarlo un caso de violencia grave, pero el jurado decidió que no había pruebas ni signos suficientes de abuso para seguir con la acusación. "Schmitt dijo al Tribunal que negaba las alegaciones al '100%' y que había sido una pelea de pareja que había iniciado Pinot", comenta The Guardian.

Margaux Pinot publicó una fotografía el miércoles en su cuenta de Instagram en la se veía su cara completamente dañada por la agresión y en la que escribía al pie: "En la noche del sábado al domingo, he sufrido una agresión en mi domicilio por parte de mi compañero y entrenador. He sido insultada, agredida a puñetazos, mi cabeza golpeó el suelo en repetidas ocasiones. Y, finalmente, estrangulada. Pensaba que me moría, conseguí huir para refugiarme en casa de mis vecinos, donde inmediatamente llamaron a la Policía".

"Tengo múltiples heridas, incluida una rotura en la nariz, y 10 días de baja laboral. Hoy la Justicia ha decidido dejarle libre. ¿Qué valor tiene su defensa calumniosa frente a mis heridas y la sangre esparcida por el suelo de mi apartamento? ¿Qué es necesario? ¿La muerte al final, puede ser? Es probablemente el judo el que me ha salvado. Y mis pensamientos son también para aquellas que no pueden decir lo mismo", finaliza el mensaje.

Alain Schmitt, después de la publicación de la fotografía, dio una rueda de prensa y alegó que sentía que se le había llevado a juicio por la presión en las redes sociales. Después, volvió a negar todos los cargos e insistió en que había sido Pinot la culpable de la agresión.

"Él afirmó que tuvieron una pelea, que Pinot le pegó un puñetazo y lo empujó contra una puerta y que mientras intentaba escapar, ya se habían estampado contra la pared y un radiador. Dijo que Pinot le había hecho caerse encima de ella", explica The Guardian

Como reacción, Margaux Pinot también dio una rueda de prensa junto con su abogado en la que contó su versión de los hechos, asegurando que tenía que buscar una manera de salir de ese apartamento la noche de la agresión o si no moriría. "Pinot ha descrito una relación de control y abuso verbal", afirma el diario inglés.

Varias personas y entidades, tanto del mundo del deporte como de la política, se han posicionado a favor de la versión de Pinot, como la ministra de Deportes de Francia, Roxana Mărăcineanu, la Federación Francesa de Judo, que se mostró conmocionada por sus heridas, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats