La portada de mañana
Acceder
Cinco años de ofensiva de la ultraderecha en Europa
La amnistía llega a su votación final y Feijóo pide elecciones anticipadas
Opinión - Con la venia, respeten la ley. Por Neus Tomàs

EEUU anuncia nuevas sanciones contra Irán por el ataque a Israel

elDiario.es / EFE

0

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha decidido imponer nuevas sanciones a Irán, dirigidas contra su Guardia Revolucionaria y el Ministerio de Defensa, por el ataque del pasado sábado contra Israel.

Lo que no hace EEUU es imponer sanciones a Israel, como tampoco ha ocurrido hasta el momento con la Unión Europea, por el ataque previo a la embajada iraní en Damasco, que causó 13 muertos, ni por la matanza en Gaza, que roza ya los 34.000 palestinos muertos desde el 7 de octubre.

“En respuesta al ataque sin precedentes de Irán contra Israel, Estados Unidos está tomando medidas radicales contra varios actores involucrados en el programa de vehículos aéreos no tripulados de Irán, proveedores y clientes de uno de los mayores productores de acero de Irán y compañías automotrices iraníes con conexiones con Estados Unidos”, apunta el comunicado.

Mediante un comunicado firmado por el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, el Gobierno estadounidense ha detallado que las sanciones afectarán al programa de drones, a la industria siderúrgica y a las empresas de automóviles de Irán.

Las instituciones iraníes afectadas por estas sanciones son el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) y el Ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas (MODAFL). En total, el Departamento del Tesoro impone sanciones a dieciséis personas y a otras dos entidades que permiten la producción y pruebas de drones de Irán.

Además, las sanciones estadounidenses afectan a personas que trabajan en nombre de la Guardia Revolucionaria Islámica, su división de producción de vehículos aéreos no tripulados, Kimia Part Sivan Company, y a otros fabricantes iraníes de vehículos aéreos no tripulados y motores de vehículos aéreos no tripulados. 

El Tesoro también sanciona a cinco empresas que suministran materiales y componentes para la producción de acero a la empresa iraní Khuzestan Steel Company (KSC), una entidad sancionada por Estados Unidos, o que compran productos de acero a esta compañía.

Además, Estados Unidos sanciona al fabricante de automóviles iraní Bahman Group y a tres de sus filiales, que han seguido apoyando materialmente al IRGC y otras entidades sancionadas.

Finalmente, el Departamento de Comercio impondrá nuevos controles para restringir el acceso de Irán a tecnologías como la microelectrónica básica de grado comercial.

“Continuaremos trabajando con nuestros aliados y socios para emplear toda la gama de herramientas a nuestra disposición para abordar las corrientes de ingresos y desbaratar las redes que apoyan la proliferación imprudente de Irán de armas que desestabilizan el Medio Oriente y más allá”, apuntó Miller.

La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen, ya adelantó el pasado martes que Estados Unidos y sus socios estaban coordinando una nueva ronda de sanciones contra Irán por el ataque a Israel, el primero lanzado por Teherán directamente contra territorio israelí.

Por su parte, la Unión Europea está estudiando nuevas sanciones contra Irán para contener sus programas de drones y misiles, según adelantó el domingo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel fue el primero en ofrecer una respuesta al ataque iraní del pasado sábado 12 de abril, afirmando que “Irán debe pagar un precio por su agresión” contra el Estado judío, aunque el Ministerio no hizo referencia a una represalia militar israelí. Según un comunicado, ese “precio inicial” debe ser la designación de la Guardia Revolucionaria iraní –encargada de llevar a cabo y anunciar el ataque– como organización terrorista.

En 2019 Estados Unidos incluyó a la Guardia Revolucionaria, una rama de las Fuerzas Armadas de Irán creada después de la Revolución Islámica de 1979, en la lista negra de grupos terroristas, mientras que el Gobierno de Canadá ya dijo en enero de este año que estaba estudiando formas de incluir a este cuerpo militar en su lista de organizaciones terroristas.