La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

La Comunidad de Madrid deja tirado al Ayuntamiento de Rivas tras pedirle acondicionar un polideportivo como centro de vacunación

Vista del polideportivo Cerro del Telégrafo, en Rivas, tras ser acondicionado como centro de vacunación.

Todo está preparado en Rivas para abrir el próximo día 21 de junio un gran centro regional de vacunación. El polideportivo el Cerro del Telégrafo está acondicionado para acoger a las miles de personas que deberían pasar por sus instalaciones para recibir sus dosis durante todo el verano: la señalética proporcionada por la Comunidad de Madrid, las vallas para conducir el flujo de los ciudadanos, el aparcamiento... El Ayuntamiento del municipio construyó también una rampa de acceso para facilitar la entrada de personas con movilidad reducida. Pero a una semana de la supuesta apertura, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ni siquiera responde al teléfono del alcalde, Pedro del Cura, quien teme quedarse colgado, con la programación deportiva trastocada y un gasto en las arcas municipales que nadie compensará.

Para el equipo de Gobierno, con todo, eso no es lo más importante. "El tema no es tanto el gasto económico, sino la deslealtad institucional", asegura Del Cura, quien, de hecho, se enteró por elDiario.es de que la Comunidad de Madrid ha desistido de utilizar el polideportivo como centro de vacunación. Oficialmente, nadie les ha comunicado nada desde el Gobierno de Ayuso. Estaban previstos seis polideportivos más alrededor de la Comunidad de Madrid que tampoco serán utilizados.

El mismo espacio municipal ya fue utilizado en febrero para la campaña de test masivos de antígenos que puso en marcha la Comunidad de Madrid. El Gobierno municipal que lidera Pedro del Cura puso el polideportivo a disposición de las autoridades autonómicas para futuras campañas, como la de vacunación. Dicho y hecho. En mayo, la Dirección Asistencial del Sureste de Madrid se puso en contacto con el municipio gobernado por IU, Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos. Del Cura habló con la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, para ratificar que Rivas cedía el espacio. Y comenzaron los trabajos.

La primera visita técnica al centro por parte de la Comunidad de Madrid fue el 1 de junio. Al día siguiente hubo otro repaso al polideportivo, ya con responsables de infraestructuras del Gobierno regional en el grupo. Ese mismo 2 de junio llegó a Rivas un primer envío con material para señalizar claramente que la vacunación dependía de la Comunidad de Madrid, no del Ayuntamiento, por si alguien dudaba de a quién dar las gracias. En una reunión con las Concejalías de Deportes y de Salud se concretaron algunos aspectos: rutas de entrada y salida al espacio, colocación de las vallas en el interior para dirigir a la gente, etcétera. También se planificó dónde se colocarían los carteles que dirigirían desde la A3 hasta el polideportivo a los vehículos que llegaran desde otros municipios, ya que el centro de vacunación lo sería para toda la comarca.

El plan era comenzar el 21 de junio y prolongar el uso del polideportivo como centro de vacunación hasta que se completaran las pautas y se completarán las de las personas con 16 años, lo que se calculó que podría producirse en septiembre. Esta previsión ha obligado, además, a modificar los planes deportivos de la ciudad, así como los campamentos de verano que utilizan miles de vecinos para poder dejar a sus hijos mientras van a trabajar, toda vez que los centros escolares cierran la semana que viene.

El Ayuntamiento asumió una parte del coste que calculan, entre material y horas de trabajo, en unos 23.000 euros. Pero no es ese presupuesto lo que ha enfadado al Gobierno de Rivas, sino la "deslealtad" de Ayuso hacia una administración de su propia región. Porque de un día para otro, y sin aviso previo, el Ejecutivo del PP dejó de responder al teléfono. Desde el Consistorio aseguran que se enteraron de forma oficiosa de que el personal al que habían comunicado que iba a trabajar en este centro de vacunación en Rivas recibió nuevos destinos. Pero ninguna comunicación oficial.

El alcalde ha intentado ponerse en contacto con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sin lograrlo. "El tema no es tanto el gasto económico, sino la deslealtad institucional", asegura en conversación con elDiario.es. "Todos intentamos remar en la misma dirección, el Ayuntamiento siempre ha estado el primero para colaborar", se lamenta Del Cura, que acumula ya trienios en la gestión de este municipio del sureste de Madrid gobernado por la izquierda desde que se recuperó la democracia. "Nunca había ocurrido algo similar. Con los informes técnicos favorables nosotros lo comunicamos, la Consejería estaba informada", añade.

A preguntas de elDiario.es, fuentes de la Consejería de Sanidad aseguran que "con el actual ritmo de entrada de vacunas, las vacunaciones en polideportivos municipales, no sólo el de Rivas, no están contemplados por la estrategia de vacunación de la Consejería". Y añaden que "Atención Primaria dispone de una infraestructura adecuada y suficiente para dar respuesta al ritmo actual de las inmunizaciones, y está preparada para futuros escenarios en la planificación de la vacunación de la Comunidad de Madrid. En todo caso se realizará en centros propios".

Del Cura dice no entender lo que ha ocurrido y cree que hay algún interés político. "Los vecinos de Rivas no deben tener los mismos derechos: no tenemos hospital y somos la ciudad con menos centros de salud por habitante. Y ahora nos castigan", zanja. Rivas ronda los 90.000 habitantes, lo que le convierte en uno de los municipios más poblados de la región, y solo dispone de tres centros de salud. Uno de ellos, además, estará en obras todo el verano.

Protestas de los profesionales de los centros de salud

Sanidad asegura que el ritmo de vacunación permite a los centros de salud hacerse cargo de inyectar dosis durante el verano, por lo que no harán falta los inicialmente polideportivos previstos. El cambio de criterio se produce después de que la Comunidad de Madrid anunciara el pasado 1 de junio un "nuevo modelo asistencial" en Atención Primaria para aumentar las consultas presenciales, después de un año con la asistencia reducida, tras la mejora de la situación epidemiológica y el avance de la vacunación, que los centros de salud habían asumido para pacientes mayores de 70 años.

"Atención Primaria considera que se puede intensificar la recuperación de la atención presencial de aquellos enfermos crónicos y pacientes con enfermedades no COVID, así como incrementar las actuaciones de prevención y promoción de la salud, habituales en esta asistencia sanitaria", informó la Consejería de Sanidad. El plan del Gobierno regional, sin embargo, es que recaiga de nuevo en los ambulatorios la campaña de vacunación durante el verano.

Mientras, la Consejería de Sanidad está elaborando planes "de contingencia" que como último escenario contemplan el cierre de centros de salud durante el verano por falta de sanitarios que se agravará con la llegada de las vacaciones. Solo en la dirección asistencial de Centro, una de las siete en las que se divide el área sanitaria de la región, se prevé el cierre de 41 de los 49 centros de salud que abarca en varios distritos de la capital. A pesar del déficit estructural de médicos de Atención Primaria que arrastra la sanidad madrileña, y que se ha agravado con la pandemia, decenas de médicos de familia residentes han abandonado la región después de terminar la especialidad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps