El Ayuntamiento repuebla los alcorques de San Andrés... y esto es lo que hacen los vándalos

arboles nuevos - portada

El área de Medio Ambiente municipal prometió este invierno repoblar los alcorques vacíos de Malasaña durante esta temporada de plantación y la siguiente, después de una campaña de talas de ejemplares potencialmente peligrosos. Hace unas semanas comenzó a cumplir su promesa, sin anuncios, pero de forma muy efectiva: pequeños ejemplares de árboles volvieron a ocupar los huecos vacíos en las calles San Andrés, Espíritu Santo o en la plaza del Dos de Mayo.

Pero el intenso flujo de visitantes que soporta el barrio y, sobre todo, la acción vandálica de algunas personas está causando daños a los nuevos ocupantes de los alcorques. Especialmente afectados están resultando los pequeños hibiscos colocados en la calle San Andrés, a los que los desaprensivos ya han arrancado varias ramas:

Aunque la acción más violenta la ha sufrido uno de los nuevos árboles plantado frente al número 8 de la calle, que ha sido derribado esta noche pese a estar protegido del tráfico con bolardos y haber sido anclado con un tutor metálico. Este es el aspecto que presentaba la mañana de este martes, arrancado desde la raíz cuando empezaban a brotar con fuerza sus hojas:

El hibisco de San Andrés es la víctima más reciente de los vándalos, pero es probable que no sea la última. Basta con ver el aspecto de este aligustre colocado recientemente en Espíritu Santo, que ya ha sido zarandeado y está a punto de caer por la acción de algún otro desaprensivo si nadie lo remedia:

La calle San Andrés es una de las vías en las que el Ayuntamiento ejecutará el proyecto Jardines en alcorques, que servirá para -además de embellecer la calle- proteger con una estructura firme los árboles que alberguen estas macetas. Al haber sido aprobado en los Presupuestos Participativos de 2016, el proyecto se ejecutará a lo largo de este 2017.

Cesar

Los mismos vándalos que pintan paredes, portales, los grafiteros que se creen que tiene toda la la libertad del mundo, solo por ser grafiteros, por ser malasaña y porque tenemos una actividad "cultural"

llamada "PINTA MALASAÑA" pues eso, carta blanca para pintar lo que les de la gana. ( muy mal organizada--pinta si, pero con arte con sentido y con premio, el mejor grafite se queda hasta el próximo año, los demás FUERA.

Nos cuesta muchísimo dinero pagar derramas en nuestras comunidades para arreglar portales, fachadas etc. Para que vándalos sin ningún control lo destruyan todo. Estamos hartos de tanta impunidad.

Que venga gente al barrio estupendo, que beban estupendo, que se lo pasen bien, maravillloso.. tanto puede costar un mantenimiento de vigilancia al menos los fines de semana para evitar vandalismos. Una especie de serenasgos vigilando por la convivencia de esta zona.

Y para cuando un PINTA SALAMANCA, y pintamos los cierres de gucci, luis Vuitton, Chanel etc.

Vicente Gómez

Ésto ocurre por permitir (e incluso fomentar) la llamada "gentrificación" del centro de las ciudades. Si no se ponen límites y controles todo ésto irá a más.

Warren

El problema no es Pinta Malasaña, que dejaron los cierres de las tiendas bastante mejor que siendo una simple verja gris. El problema es que a los 2 días ya habían aparecido los vándalos que se creen por encima del bien y del mal, y decidieron pintar encima y estropear todo el trabajo que habían hecho ese fin de semana los grafiteros apuntados a Pinta Malasaña. Los mismos que se dedican a pintar todas las paredes y, muy posiblemente, a tirar arboles.

Felipe

Urge una solución al vandalismo. Sanciones ejemplares con el apoyo de los que vivimos en el barrio.

Ainhoa

Resistid ! Desgraciadamente

solo cuando se sienten vigilados es cuando se cortan esta panda de inadaptados, son pocos pero molestan a muchos.

Iñski

De verdad, qué gentuza incivica. ¿Sabeis si van a poner árboles en Monteleon? Gracias.

cristina

Debería existir más mano duro contra los incívicos. Sigo sin entender cómo se permite la venta de sprays de pintura a menores y cualquier hora en cualquier chino. Ahora les ha dado por pintar fachadas de vecinos hasta en las segundas plantas, para que sus firmas se vean más alto. Y si no daros una vuelta por la calle Palma.

Y los vecinos a gastar derrama tras derrama. Esto tiene que terminar ya. Mucho hablamos de gentrificación pero el mayor problema son los incívicos, las pintadas y meados que hay que sufrir en este barrio. O se hace un plan drástico o ya pueden regalar los alquileres... que a ver quién vive aquí

vecino

ELproblema es la permisividad. lo que no es de uno, se respeta.!se tolera y asi está madrid guarro, porque encima les dan alas

aqui nadie hace nada. sanciones y regulacion de sprays.

Pinchewey

Queridos gafapastosos, hay que ser muy modennos y muy rojos, disfruten de los refugees y la movida de la alcaldesa...

y eso sí, luego a quejarse.
Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2017 - 12:05 h

Descubre nuestras apps

stats