Tres nuevas peatonalizaciones en La Latina donde familias de colegios pidieron a Almeida cerrar el tráfico

Diego Casado

Madrid —

0

El área de Movilidad acaba de aprobar tres tramos de calles dedicadas en exclusiva a los peatones en el distrito Centro. Están situadas cerca de colegios públicos y concertados del barrio de La Latina y se corresponden con espacios que las familias de dichos centros habían pedido liberar de tráfico motorizado.

En concreto y según la resolución a la que tuvo acceso este periódico, el Ayuntamiento de Madrid ha declarado como calles peatonales con carácter permanente los tramos de las siguientes vías:

  • Calle de los Yeseros en el tramo comprendido entre la calle de Bailén y la calle de la Morería.
  • Calle de Don Pedro en el tramo comprendido entre la calle de las Aguas y la plaza de los Carros.
  • Calle de Tabernillas en el tramo comprendido entre la calle de Oriente y la Carrera de San Francisco.

El decreto municipal establece que en estas zonas peatonales queda prohibida la circulación y estacionamiento de vehículos, salvo las excepciones recogidas en la Ordenanza de Movilidad Sostenible y los vehículos que necesiten llegar a los vados existentes.

Los tramos peatonalizados coinciden en parte con los que pidieron las familias de los colegios públicos Vázquez de Mella, San Ildefonso, La Paloma (donde también hay una escuela infantil) y el concertado del Sagrado Corazón.

A través de una propuesta presentada a la Junta de Centro, las familias reclamaron varias pacificaciones de tráfico que coincidían con las ejecutadas ahora por el área de Movilidad, pero que se extendían a más lugares. La propuesta de la comunidad escolar reclamaba peatonalizar otro tramo de la calle Don Pedro más allá de Bailén así como cerrar al tráfico la calle de Oriente, algo que de momento se ha desestimado.

El siguiente plano resume las demandas de las familias:

El Ayuntamiento debe todavía colocar la señalización correspondiente en la mayoría de vías afectadas por la peatonalización. De momento solo se han desplegado los avisos en el tramo cerrado de Tabernillas, en forma de pictogramas y carteles.

La acometida ahora se trata de la segunda peatonalización en el distrito Centro, después de la que tuvo lugar hace unos meses en el entorno del Mercado de San Miguel para evitar el paso de coches y el aparcamiento de tuk tuks.

En cuanto a los entornos escolares, durante el primer mandato de Almeida se acometió la peatonalización de varios tramos de los accesos al colegio público Palacio Valdés. La prohibición del tráfico prometida por el alcalde en la calle Fuencarral todavía no se ha ejecutado, pese a que fue proyectada en el año 2020.