Nuevo Peugeot 3008: el reto de renovar un SUV ‘número 1’

Tres cuartos delantero del nuevo Peugeot 3008.

P. U.

Toda marca que ha tenido la suerte de crear un modelo que agrada tanto a la crítica como al público siente una especie de vértigo cuando llega el momento de renovarlo. Una inercia natural dicta no cambiar demasiado aquello que funciona bien, pero a los fabricantes tampoco les agrada que la prensa especializada los acuse de conservadurismo, sobre todo en lo tocante al diseño, lo que da lugar a un choque de contrarios que no siempre produce buenos resultados.

No parece ser este el caso del nuevo Peugeot 3008, un superventas cuya actualización suponía un auténtico dolor de cabeza para Jean-Phillipe Imparato, el CEO de la marca francesa, según ha reconocido él mismo en la presentación on line del nuevo modelo. Después de haber sido elegido Coche del Año en 2017 y de acumular más de 800.000 unidades vendidas desde su lanzamiento el año anterior, el 3008 hacía tragar saliva a los diseñadores e ingenieros encargados de ponerlo al día sin defraudar a nadie.

A finales de 2020 se pondrá a la venta el producto de tantos desvelos, un SUV mediano que estará disponible en multitud de variantes: con tracción a dos o a las cuatro ruedas, motores de gasolina o diésel, cambio manual o automático y una versión híbrida enchufable que a su vez se despliega en dos modalidades (de las que te hemos contado todos los detalles en este artículo), una de 225 caballos y tracción delantera y otra de 300 caballos y tracción total.

Desde el punto de vista del diseño exterior, el nuevo 3008 presenta los mayores cambios en la parrilla delantera, sin marco, y en los faros led de serie, en los que penetran ahora unas aletas que buscan conectar visualmente todos los elementos del coche, al decir de sus diseñadores. Estos grupos ópticos incorporan un modo niebla que remplaza a los faros antiniebla tradicionales y que se activa cuando el conductor enciende las luces antiniebla traseras.

En la zaga, los pilotos incluyen tecnología led incluso para la luz de marcha atrás y muestran las características garras del león de Peugeot en 3D. Los intermitentes son secuenciales y las luces, cubiertas con un cristal ahumado transparente, se extienden a cada lado de la no menos distintiva banda negra que divide en dos el portón trasero.

En adelante, la gama del 3008, al igual que la del también recientemente renovado 308, se estructura en tres niveles de acabado (Active, Allure y GT), cada uno de los cuales tendrá un pack asociado que incluirá un conjunto de elementos adicionales. Además, los clientes más exigentes, para los que no sean suficientes las terminaciones GT y GT Pack, podrán optar a la nueva opción Black Pack, con una larga serie de detalles en tono más oscuro.

Las versiones dotadas de motor de combustión interna y caja de cambios automática ofrecen ahora de serie un selector de tres modos de conducción (Eco, Normal y Sport), mientras que los híbridos enchufables permiten escoger entre los programas Electric, predeterminado al arrancar, Hybrid, Sport y -en el caso del Hybrid4 de 300 CV- 4WD o tracción a las cuatro ruedas.

El bien conocido Peugeot i-Cockpit recibe mejoras como el cuadro de mandos digital de 12,3” totalmente configurable, y una nueva pantalla táctil central que crece hasta las 10” y comprende siete elegantes teclas tipo piano como botones de acceso directo a las principales funciones de confort. Las versiones híbridas enchufables disponen de una tecla añadida con la que se entra en el menú específico del sistema de propulsión electrificado.

El 3008 será el primer SUV compacto en integrar un sistema de visión nocturna capaz de detectar personas y animales delante del vehículo en un rango entre 200 y 250 metros, más allá del alcance de las luces de carretera. Otras ayudas a la conducción destacadas son el reconocimiento de señales ampliado (stop, dirección única, prohibido adelantar, etc.) y el dispositivo de alerta sobre la atención que el conductor presta a la carretera.

El nuevo SUV de Peugeot también puede estar equipado con control de descenso y un Grip Control avanzado con cuatro modalidades de uso, según el terreno sea normal -una pista bien compactada- o tenga nieve, barro o arena, y asociado a unos neumáticos específicos para utilización off road.

Para que el día a día resulte más placentero se ofrecen además el portón trasero motorizado y manos libres, el techo panorámico practicable y la función de masaje en los asientos delanteros, además del freno de estacionamiento eléctrico, que llevan de serie todas las versiones.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2020 - 18:00 h

Descubre nuestras apps

stats