eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El PP da un ultimátum a Revilla para que el domingo explique en el Día de Cantabria qué va a hacer con Real

Íñigo Fernández acusa a la consejera de Sanidad de "agarrase como una lapa" al cargo, por el que está dispuesta a "arrastrarse por el suelo"

- PUBLICIDAD -
El PP da un ultimátum a Revilla para que el domingo explique en el Día de Cantabria qué va a hacer con Real

El PP regional ha dado un ultimátum al presiente del Gobierno, el regionalista Miguel Ángel Revilla, para que este domingo, 12 de agosto, cuando se celebra el Día de Cantabria, explique "de una vez por todas" qué va a hacer con la consejera de Sanidad, la socialista María Luisa Real, por el "escándalo" en el Servicio Cántabro de Salud por las irregularidades e incidencias detectadas en contratos.

Los 'populares', que al igual que el resto de partidos de la oposición han exigido la dimisión de la titular de la Consejería -que ve "injustificada" tal petición- dan así de límite hasta el domingo al jefe del Ejecutivo PRC-PSOE para que la cese o asuma la "crisis" en el SCS.

"Éste es el emplazamiento que le hacemos hoy con el fin de que no pospongan por más tiempo la solución a esta crisis", ha indicado este viernes, en rueda de prensa, el portavoz del PP, Íñigo Fernández, quien ha advertido de que "la papeleta" y el "problema político" lo tiene Revilla, que es quien tiene que decidir si "cesa" a Real y "corta de raíz" un asunto "tan sucio y turbio" como el de las contrataciones del SCS, o si "se va a echar encima" los "escándalos" del Servicio de Salud.

A juicio del parlamentario, el presidente autonómico y líder del PRC puede hablar "de lo que quiera" en el Día de Cantabria, pero le ha reclamado también que "dedique unos minutos" a explicar cómo va a "salir del callejón sin salida". Según ha dicho, las instituciones de Cantabria "no puede seguir sometidas a esta tensión" porque "preocupa" lo que ocurra en la Sanidad regional, así como con los contratos y adjudicaciones "oscuras y misteriosas" del SCS.

El portavoz se ha referido en su comparecencia ante los medios al informe de la Intervención General de la Comunidad Autónoma, todavía provisional, pendiente de las correspondientes alegaciones, y en el que se habrían detectado "importantes irregularidades" en la contratación del SCS.

Y ha recordado también que IU y PP llevaron los hechos a la Fiscalía tras hacerse público el correo electrónico enviado por la jefa de Contratación del SCS a la consejera denunciando estas prácticas y que, según el interventor, estarían "prohibidas por ley", al tratarse de fraccionamiento de contratos para "adjudicar a dedo", pagos de obras antes de que se hayan terminado o el uso de bienes que no habían sido recepcionados.

Tras todo esto, Fernández ha incidido este viernes en que "ahora" es Revilla quien "está cuestionado" porque este "escándalo" ya no es de la consejera, sino del propio presidente. Por este motivo, ha asegurado que al PP cántabro ya "no le vale" con el cese de la consejera y que si no acomete Revilla, entonces será suya la "responsabilidad" de los "chanchullos" y "tropelías" salidos a la luz.

En su opinión, cada día que pasa Revilla "está más manchado" y "se la agota el plazo" porque -según ha dicho- el presidente regional "es muy rápido para juzgar" a los demás, pero "le ha llegado la hora de juzgarse a sí mismo" y decidir cómo va a afrontar los "episodios de corrupción" en su Gobierno.

Por este motivo, el 'popular' considera que el regionalista "no puede hacer lo que tiene por costumbre", que es "mirar hacia otro lado, agachar" la cabeza y "ocultarse como los avestruces" cuando "le estallan los escándalos en sus propias manos".

En definitiva, Fernández opina que en Cabezón de la Sal lo que "más interés" tiene del discurso que dirija el presidente a los cántabros es que diga "qué va a pasar" con la Consejería de Sanidad tras los últimos meses, en los que han conocido "todo tipo de chanchullos y tropelías amparadas" por Real.

FERNÁNDEZ CREE QUE REAL ESTARÍA "MÁS GUAPA CALLADA"

Por otro lado, sobre la postura de la consejera, que ayer reiteró que no se plantea dimitir de su cargo al considerar "injustificada" la petición y considerar que la oposición trata de hacer un "escándalo" en base a un informe "provisional", Fernández ha opinado que Real estaría "mejor callada".

"Uno se pregunta si no hubiera estado más guapa callada", ha planteado el portavoz y diputado 'popular', quien ha remarcado que la socialista --a quien el asunto le "afecta directamente" porque ella es "la máxima responsable" del departamento-- "no suele hablar", pero "conoció, consintió" y "trató de ocultar" los "chanchullos" del SCS.

Es más, se pregunta "quién es" Real para decidir "si hay motivos" o no para solicitar su dimisión, teniendo en cuenta que el Parlamento de Cantabria ha acordado que sea cesada después de la marcha el pasado mes de mayo del gerente del SCS, Julián Pérez Gil, y del subdirector de Gestión Económica e Infraestructuras, Francisco Javier González Gómez, sustituidos por Benigno Caviedes y Elena Castillo, respectivamente.

Para el portavoz 'popular', Real "no tiene mucho más que decir" y la ha acusado de estar dispuesta a "agarrarse" al cargo de consejera de Sanidad "como una lapa" y "arrastrarse por el suelo si es preciso".

Finalmente, Iñigo Fernández ha explicado que "más allá" de las intenciones que tenga la consejera, lo que "está en juego es la imagen" y la "dignidad" de las instituciones cántabras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha