eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Al diálogo para superar la crisis en Honduras todos dicen que sí, pero no cuándo

- PUBLICIDAD -
Al diálogo para superar la crisis en Honduras todos dicen que sí, pero no cuándo

Al diálogo para superar la crisis en Honduras todos dicen que sí, pero no cuándo

La crisis que vive Honduras por un presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre pasado cumplirá nueve meses el 29 de agosto, sin que se conozca hasta ahora el día en que las partes involucradas se pongan de acuerdo para sentarse y comenzar el diálogo que buscan para resolverla.

El "fraude" que aduce la oposición, fue denunciado el 29 de noviembre pasado, tres días después de los comicios de noviembre de 2017, por Salvador Nasralla, quien fue el candidato presidencial por la Alianza de Oposición contra la Dictadura, y además asegura que las votaciones las ganó él.

A partir de entonces comenzaron las protestas, algunas con vandalismo, que dejaron al menos una veintena de muertos, aunque Nasralla dice que son más de 40, exigiendo la salida del poder del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien fue reelegido, según los resultados del Tribunal Supremo Electoral.

Para buscar una salida a la crisis, en marzo se inició un proceso denominado "prediálogo" con la moderación del representante de las Naciones Unidas en Tegucigalpa, Igor Garafulic, seguido de cerca por la comunidad internacional.

Uno de los diplomáticos que más ha estado apoyando el proceso es el embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick, quien considera que "muy pronto" se lanzará el diálogo nacional para resolver la crisis.

En el prediálogo han venido participando representantes del Gobierno, de los Partidos Nacional (en el poder) y Liberal, y de Salvador Nasralla.

El embajador español considera que sería bueno que también participara el partido Libertad y Refundación (LIBRE), primera fuerza de oposición en el Parlamento, cuyo coordinador general es el expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009, lo que provocó otra crisis de la que todavía hay heridas abiertas.

"Lógicamente, cada fuerza política tiene unas posiciones y tiene que defenderlas, por eso son fuerzas políticas, pero al mismo tiempo son fuerzas políticas responsables, saben que más allá del interés partidario está el interés general de Honduras y de los hondureños", enfatizó esta semana el embajador de España.

Los políticos que participan en el proceso han venido reiterando que "sí al diálogo" y que están "listos", pero todavía no dicen cuándo se sentarán a las cuatro mesas que están esperando, con facilitadores extranjeros que, según Garafulic, ya están en el país.

Garafulic pareciera estar hastiado de las largas que los políticos han dado al diálogo para tratar como temas centrales derechos humanos, la supuesta participación de pandillas en las elecciones, el proceso electoral y reformas constitucionales.

El diplomático chileno ha dicho esta semana que cree "que los niveles de desconfianza son muy fuertes, por lo que les ha costado dar el primer paso a los actores políticos".

Garafulic deja entrever que está molesto por tanta demora para buscar soluciones, no para alguien en particular, ni un partido político determinado, sino a favor de todo un país, que al final es siempre el que carga con los errores de la clase política, la que tiene una enorme deuda social con los hondureños.

El representante de la ONU ha dicho que "cuando uno quiere llegar a un acuerdo, no es necesario andar firmando tantas cosas y pidiendo compromisos, sino que se habla de consensuar posiciones".

Garafulic no tiene una "explicación" sobre "por qué no arranca el diálogo" entre los políticos hondureños, los únicos responsables de la situación de pobreza y otras calamidades sociales de Honduras a lo largo de su historia política de casi 200 años, "cuando están definidos los temas, la estructura y los mediadores".

Pese a esa parsimonia de los políticos, Garafulic confía y abriga la esperanza de que en este agosto los que dicen que quieren el diálogo lo hagan realidad.

El embajador español por su parte ve "una muy buena fe en todas las delegaciones" y cree que "el compromiso con Honduras" permitirá lanzar pronto el diálogo nacional, al que se ha venido oponiendo el expresidente Manuel Zelaya.

Kirkpatrick ha dicho esta semana que hasta ahora se ha estado diseñando un menú, una estructura, una metodología y que, "ahora lo que hay que hacer, es ponerse a trabajar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha