Defensa espera a coordinarse con los aliados para decidir qué tanques envía a Ucrania

elDiario.es

0

Tras deshojar la margarita durante días, la decisión este martes del Gobierno alemán de permitir el envío de tanques Leopard en socorro de Ucrania ha desbloqueado el plan europeo para poner en manos de Kiev estos modernos carros de combate. España, según avanzó esta mañana El País, está estudiando ya de qué manera se sumará a este nuevo esfuerzo bélico que supone un peldaño más en la implicación de la UE en la guerra. Fuentes de Moncloa consultadas por elDiario.es aseguraron que España, como hasta ahora, hará lo que haga Europa. La confirmación ha llegado a lo largo de la mañana por boca de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

En declaraciones a la agencia EFE, Robles ha explicado que el Gobierno estaba a la espera de que Alemania expresara oficialmente su voluntad de enviar estos tanques a Ucrania. Tras presidir la reunión del Comité de Dirección de Defensa con la asistencia de los jefes de Estado Mayor, la ministra ha afirmado que “España está dispuesta desde esa coordinación a tratar con nuestros aliados todo lo que sea necesario y que haga referencia al envío de Leopard y al entrenamiento y ayudar también a su sostenimiento y mantenimiento”. 

En esa misma línea había intervenido previamente el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha reiterado que la obligación de nuestro país es “estar donde está Alemania, donde está Francia o donde está Estados Unidos, que es ayudando a Ucrania”, pero no ha querido confirmar oficialmente la decisión de enviar tanques de combate a Ucrania. “Lo que España va a hacer es tomar decisiones de la mano de sus socios de la OTAN y de la UE, las decisiones que tomamos respecto a Ucrania son siempre en ese contexto”, ha puntualizado.

En declaraciones en un desayuno de prensa, el ministro había señalado que, en todo caso, la decisión iba a ser detallada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, como finalmente ha ocurrido. A partir de ahora, lo previsto es que el Gobierno trabaje de la mano con el grupo de coordinación creado por los aliados para determinar cuáles son las necesidades y, dentro de ellas, cuáles son las capacidades de España para poder realizar envíos. La ministra Robles ha admitido que la inmensa mayoría de Leopard que tiene España y que podrían ser entregados a Ucrania y ha explicado además que nuestro país dispone de otros tanques de este modelo que se encuentran en “un estado lamentable” y que, por tanto, no podrían ser enviados.

Críticas de Podemos y ERC

Esta medida ya cosechó críticas el martes por la tarde en el Congreso. Pablo Echenique, portavoz de Podemos, lamentó la donación y defendió que había que apostar por “la vía del diálogo y no pedir más tanques”. Desde Izquierda Unida, Enrique Santiago advirtió de las posibles consecuencias de elevar el grado de implicación militar: “Estamos en un escenario de alto riesgo de catástrofe atómica”.

Este miércoles, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha advertido de que el envío de tanques Leopard II a Ucrania podría llevar a una escalada bélica y a una “respuesta imprevisible” por parte de Rusia.

Belarra ha pedido a su socio de Gobierno que España lidere la vía diplomática en Europa y se desmarca así de la posición que ha mantenido el PSOE de adherirse a la decisión que tome Europa sobre este tema, después de que Alemania haya accedido a enviar este tipo de vehículos de combate a territorio ucraniano.

El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, ha considerado que el Gobierno debería someter a votación parlamentaria una medida como esta. “Una decisión tan trascendental debería pasar por el Congreso porque es de primero de democracia”, ha dicho Rufián en un desayuno de prensa en el foro Nueva Economía.

“Somos un partido serio de Gobierno, intentamos ir más allá de la pancarta. Como cualquier persona que no está a favor de ninguna guerra, muerte o invasión, antimilitarista incluso. Tenemos que ir más allá de la pancarta, pero esto no significa fomentar el lenguaje bélico. No comparto el discurso acrítico que vive Europa en torno a la OTAN. Falta crítica en torno a eso, pero eso tampoco significa blanquear a Putin que es un sátrapa y ha agredido a Europa”, ha dicho Rufián. “Yo no”, ha añadido cuando le han preguntado sobre si él votaría a favor de enviar esos carros de combate a territorio ucraniano.

EH Bildu, por su parte, rechaza el envío de tanques Leopard a Ucrania. “Apostamos por la vía del diálogo y la diplomacia como solución a la guerra de Ucrania y a la invasión rusa. Reforzar la vía bélica y el envío de armamento lo único que va a hacer es prolongar el conflicto”, ha dicho la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua.

Cambio de postura en Alemania

Berlín, que hasta ahora se había resistido al movimiento, está dispuesta a autorizar la transferencia a Kiev de al menos una compañía del modelo 'Leopard 2A6' procedentes de las existencias del Ejército alemán, según informaciones publicadas este martes por el semanario Der Spiegelel primero en avanzar la noticia, que recoge que el Gobierno germano autorizará además las peticiones de otros países para enviar los suyos, como Polonia.

Scholz y su Gobierno han insistido en argumentar que cualquier envío tenía que ser coordinado con los aliados occidentales. Según Der Spiegel, otros aliados, en Escandinavia por ejemplo, tienen la intención de ir junto con Alemania en el suministro de sus tanques Leopard a Kiev.

Unas horas antes, el diario estadounidense Wall Street Journal había publicado que Washington se inclina a enviar sus carros de combate Abrams en el marco de un acuerdo más amplio con Alemania para enviar y autorizar el envío de los Leopard 2. Según la agencia Associated Press, la decisión podría anunciarse tan pronto como este miércoles, en coordinación con Berlín, aunque la entrega de los tanques podría tardar meses o años. Hasta ahora, Estados Unidos se había resistido a suministrar sus propios a Ucrania, alegando el mantenimiento complejo y los problemas logísticos de estos vehículos de alta tecnología. 

Tras deshojar la margarita durante días, la decisión este martes del Gobierno alemán de permitir el envío de tanques Leopard en socorro de Ucrania ha desbloqueado el plan europeo para poner en manos de Kiev estos modernos carros de combate. España, según avanzó esta mañana El País, está estudiando ya de qué manera se sumará a este nuevo esfuerzo bélico que supone un peldaño más en la implicación de la UE en la guerra. Fuentes de Moncloa consultadas por elDiario.es aseguraron que España, como hasta ahora, hará lo que haga Europa. La confirmación ha llegado a lo largo de la mañana por boca de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

En declaraciones a la agencia EFE, Robles ha explicado que el Gobierno estaba a la espera de que Alemania expresara oficialmente su voluntad de enviar estos tanques a Ucrania. Tras presidir la reunión del Comité de Dirección de Defensa con la asistencia de los jefes de Estado Mayor, la ministra ha afirmado que “España está dispuesta desde esa coordinación a tratar con nuestros aliados todo lo que sea necesario y que haga referencia al envío de Leopard y al entrenamiento y ayudar también a su sostenimiento y mantenimiento”. 

En esa misma línea había intervenido previamente el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha reiterado que la obligación de nuestro país es “estar donde está Alemania, donde está Francia o donde está Estados Unidos, que es ayudando a Ucrania”, pero no ha querido confirmar oficialmente la decisión de enviar tanques de combate a Ucrania. “Lo que España va a hacer es tomar decisiones de la mano de sus socios de la OTAN y de la UE, las decisiones que tomamos respecto a Ucrania son siempre en ese contexto”, ha puntualizado.

En declaraciones en un desayuno de prensa, el ministro había señalado que, en todo caso, la decisión iba a ser detallada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, como finalmente ha ocurrido. A partir de ahora, lo previsto es que el Gobierno trabaje de la mano con el grupo de coordinación creado por los aliados para determinar cuáles son las necesidades y, dentro de ellas, cuáles son las capacidades de España para poder realizar envíos. La ministra Robles ha admitido que la inmensa mayoría de Leopard que tiene España y que podrían ser entregados a Ucrania y ha explicado además que nuestro país dispone de otros tanques de este modelo que se encuentran en “un estado lamentable” y que, por tanto, no podrían ser enviados.

Críticas de Podemos y ERC

Esta medida ya cosechó críticas el martes por la tarde en el Congreso. Pablo Echenique, portavoz de Podemos, lamentó la donación y defendió que había que apostar por “la vía del diálogo y no pedir más tanques”. Desde Izquierda Unida, Enrique Santiago advirtió de las posibles consecuencias de elevar el grado de implicación militar: “Estamos en un escenario de alto riesgo de catástrofe atómica”.

Este miércoles, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha advertido de que el envío de tanques Leopard II a Ucrania podría llevar a una escalada bélica y a una “respuesta imprevisible” por parte de Rusia.

Belarra ha pedido a su socio de Gobierno que España lidere la vía diplomática en Europa y se desmarca así de la posición que ha mantenido el PSOE de adherirse a la decisión que tome Europa sobre este tema, después de que Alemania haya accedido a enviar este tipo de vehículos de combate a territorio ucraniano.

El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, ha considerado que el Gobierno debería someter a votación parlamentaria una medida como esta. “Una decisión tan trascendental debería pasar por el Congreso porque es de primero de democracia”, ha dicho Rufián en un desayuno de prensa en el foro Nueva Economía.

“Somos un partido serio de Gobierno, intentamos ir más allá de la pancarta. Como cualquier persona que no está a favor de ninguna guerra, muerte o invasión, antimilitarista incluso. Tenemos que ir más allá de la pancarta, pero esto no significa fomentar el lenguaje bélico. No comparto el discurso acrítico que vive Europa en torno a la OTAN. Falta crítica en torno a eso, pero eso tampoco significa blanquear a Putin que es un sátrapa y ha agredido a Europa”, ha dicho Rufián. “Yo no”, ha añadido cuando le han preguntado sobre si él votaría a favor de enviar esos carros de combate a territorio ucraniano.

EH Bildu, por su parte, rechaza el envío de tanques Leopard a Ucrania. “Apostamos por la vía del diálogo y la diplomacia como solución a la guerra de Ucrania y a la invasión rusa. Reforzar la vía bélica y el envío de armamento lo único que va a hacer es prolongar el conflicto”, ha dicho la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua.

Cambio de postura en Alemania

Berlín, que hasta ahora se había resistido al movimiento, está dispuesta a autorizar la transferencia a Kiev de al menos una compañía del modelo 'Leopard 2A6' procedentes de las existencias del Ejército alemán, según informaciones publicadas este martes por el semanario Der Spiegelel primero en avanzar la noticia, que recoge que el Gobierno germano autorizará además las peticiones de otros países para enviar los suyos, como Polonia.

Scholz y su Gobierno han insistido en argumentar que cualquier envío tenía que ser coordinado con los aliados occidentales. Según Der Spiegel, otros aliados, en Escandinavia por ejemplo, tienen la intención de ir junto con Alemania en el suministro de sus tanques Leopard a Kiev.

Unas horas antes, el diario estadounidense Wall Street Journal había publicado que Washington se inclina a enviar sus carros de combate Abrams en el marco de un acuerdo más amplio con Alemania para enviar y autorizar el envío de los Leopard 2. Según la agencia Associated Press, la decisión podría anunciarse tan pronto como este miércoles, en coordinación con Berlín, aunque la entrega de los tanques podría tardar meses o años. Hasta ahora, Estados Unidos se había resistido a suministrar sus propios a Ucrania, alegando el mantenimiento complejo y los problemas logísticos de estos vehículos de alta tecnología. 

Tras deshojar la margarita durante días, la decisión este martes del Gobierno alemán de permitir el envío de tanques Leopard en socorro de Ucrania ha desbloqueado el plan europeo para poner en manos de Kiev estos modernos carros de combate. España, según avanzó esta mañana El País, está estudiando ya de qué manera se sumará a este nuevo esfuerzo bélico que supone un peldaño más en la implicación de la UE en la guerra. Fuentes de Moncloa consultadas por elDiario.es aseguraron que España, como hasta ahora, hará lo que haga Europa. La confirmación ha llegado a lo largo de la mañana por boca de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

En declaraciones a la agencia EFE, Robles ha explicado que el Gobierno estaba a la espera de que Alemania expresara oficialmente su voluntad de enviar estos tanques a Ucrania. Tras presidir la reunión del Comité de Dirección de Defensa con la asistencia de los jefes de Estado Mayor, la ministra ha afirmado que “España está dispuesta desde esa coordinación a tratar con nuestros aliados todo lo que sea necesario y que haga referencia al envío de Leopard y al entrenamiento y ayudar también a su sostenimiento y mantenimiento”.