La portada de mañana
Acceder
Trump convierte un intento de asesinato en el mejor escenario, por Sáenz de Ugarte
El Gobierno se contradice a cuenta de la indemnización por despido
OPINIÓN | 'Fight', por Antón Losada

Feijóo recupera a Borja Sémper como portavoz del comité electoral del PP

Aitor Riveiro

0

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha recuperado para la política activa al que fuera uno de los referentes del partido en Euskadi durante 25 años, Borja Sémper. El exportavoz del PP en el Parlamento vasco regresa tres años después de dejar la primera línea pública para ser el rostro del partido ante la campaña de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023. Sémper se suma al exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, que también vuelve a la política como coordinador del programa de los mismos comicios en un equipo que liderará el número tres de Feijóo, Elías Bendodo. El vasco se integrará en el Comité de Dirección del PP.

“Le agradezco que vuelva a la política”, ha asegurado Feijóo en una breve presentación ante los periodistas previa a la primera rueda de prensa de Sémper. El líder del PP ha puesto en valor el “discurso sosegado y contundente” del nuevo portavoz y ha señalado sus orígenes vascos como un punto a su favor: “Se crio donde hay todavía mucha radicalidad”.

Sémper ha asegurado que con su portavocía no querrá “contribuir a dar más ruido” y que Feijóo le ha “pedido lo contrario: moderación y centralidad donde otros solo ofrecen decibelios”, plantear “propuestas frente a insultos”. El nuevo vocero ha explicado que tanto él como su familia asumen “sacrificios” con su regreso a la primera línea. “Pero no podía permitirme renunciar a seguir empujando la alternativa” al actual Gobierno, ha asegurado.

Equilibrios con Vox y Brasil

“Vuelvo entusiasmado”, ha dicho Sémper, quien ha defendido un proyecto de “moderación y centralidad”. Pero el nuevo portavoz, quien dejó en 2020 la primera línea política, ha evitado fijar una posición sobre gobernar con la ultraderecha. “Saben lo que pienso del resto, también de Vox”, ha arrancado tras ser preguntado por posibles coaliciones postelectorales. “Nos sentiremos cómodos gobernando, con Gobierno fuertes, estables y sólidos. Nuestro objetivo es no necesitar a ninguna fuerza. Pensar en otra cosa, además de ser un error, sería contraria a la verdad”, ha apuntado.

En concreto, sobre el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado que ambos tienen una “relación forjada desde los 17 años” y en ese tiempo han “visto de todo”. “Tenemos una relación personal a prueba de bombas y la voy a seguir manteniendo”, ha añadido. “Ahora bien, lo que representa no es lo que quiero para mi país. Hemos venido no para hacer oposición a la oposición ni comentaristas de otros partidos. Hemos venido a cambiar las cosas”, ha concluido.

Esta mañana, en una entrevista en la Cope, Feijóo también ha asegurado que su objetivo es gobernar en solitario, para añadir que es algo que “no depende” de él y asegurar que su intención es que el PP gobierne aunque no sea la lista más votada, es decir en coalición. Unas coaliciones que, en otro momento de la entrevista, ha dicho que son “malas” para España.

Sémper también ha respondido sobre la posición del PP ante el intento de golpe de Estado en Brasil producido durante el domingo. El nuevo portavoz ha intentado hacer un equilibrio entre la condena al asalto a las instituciones estatales en Brasilia y el uso de lo ocurrido como arma arrojadiza contra el Gobierno de coalición en España.

Así, el portavoz ha ofrecido el “apoyo” del PP “al Gobierno legítimamente constituido y encabezado por Lula”. Algo que nadie en el partido había hecho hasta ahora, ni siquiera Feijóo en un tuit publicado el domingo por la noche.

Después, Sémper ha asegurado que no hay ninguna posibilidad de “comparación” con nada de lo ocurrido en España, lo que podría parecer una desautorización a la secretaria general, Cuca Gamarra, quien también en Twitter señaló este domingo que la última reforma del Código Penal “ahora es un simple desorden público”.

Un tuit que provocó una catarata de críticas a la número dos del PP y que este lunes Sémper ha intentado no emular. Pero tras abundar en que “no hay comparación posible con nada” de lo que ha pasado en España, el portavoz lo ha comparado con las protestas de Aturem el Parlament o Rodea el Congreso, producidas en 2011 y 2016, respectivamente.

“Nuestras democracias están atacadas por populismos de un extremo y de otro, que enarbolan banderas de diferente color y deslegitiman la separación de poderes si no va a beneficio de inventario de su parroquia”, ha asegurado Sémper. “Es inevitable que se hagan lecturas nacionales”, ha añadido, para meter en la ecuación la derogación de la sedición y la reforma de la malversación. “La pregunta que me hago es: ¿alguien cree que Lula va a modificar el Código Penal para rebajar las penas de quienes ayer intentaron un golpe de Estado en Brasil?”.

El portavoz ha enmarcado lo ocurrido en Brasil con “fenómenos que afectan a las democracias en el mundo entero, con especial vehemencia en Latinoamérica”. Sémper ha mencionado “Perú, Argentina, Venezuela o Cuba”. Algo que puede extenderse “a otros lugares” donde se da “un caldo de cultivo para otras cosas”.