La portada de mañana
Acceder
Las comunidades del PP presionan a Sanidad para el certificado COVID en bares
Las sombras de Sotheby’s, la empresa que intervino en la venta del Goya de Aguirre
Opinión - Otra política y otra derecha, por Esther Palomera

El Gobierno confía en que España salga del estado de alarma el 9 de mayo aunque avisa de que no escurrirá "el bulto"

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. EFE/ Rodrigo Jiménez/Archivo

El Gobierno confía en que el 9 de mayo "se den las condiciones" para que España salga del estado de alarma y no sea necesario prorrogarlo para mantener el marco jurídico que permite a las comunidades autónomas imponer restricciones como el toque de queda, los cierres perimetrales o la limitación de las reuniones sociales. Así lo ha expresado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una entrevista en Radio Nacional en la que ha avisado, no obstante, de que el Gobierno actuará en caso de que sea necesario. "Somos un Gobierno responsable y preocupado que no ha escurrido el bulto", ha dicho Calvo, que no ha dudado en atizar a Isabel Díaz Ayuso por la gestión que ha hecho de la pandemia.

El estado de alarma supera el plazo de los cuatro meses sin que nadie pida su revisión

El estado de alarma supera el plazo de los cuatro meses sin que nadie pida su revisión

Calvo ha explicado que España, "al igual que otros países de Europa y del mundo", tiene unas "situaciones muy desiguales" con territorios en los que la incidencia es baja, como las islas, y otros que mantienen la tendencia de descenso, mientras que ha destacado que "lo único que resulta un poco más preocupante es Madrid, que teniendo una incidencia más alta no toma decisiones". Ese ha sido el primer dardo a Ayuso, a quien ha acusado de "decir no siempre a cualquier cosa que diga el Gobierno y con mucha frecuencia también a lo que dicen en resto de comunidades, incluidas las que esta gobernadas por el mismo partido".

"No se trata de la pandemia, de la protección de la salud, sino de hacer política a través de la pandemia. La actitud es siempre 'no' a cualquier cosa que se propone. Es una especie de resorte", ha lamentado Calvo, que ha recordado que "Madrid siempre ha tenido cifras mucho peores que el resto de las comunidades". El Gobierno ha tratado de contemporizar con las comunidades y siempre ha destacado el trabajo de todas ellas, pese a los encontronazos especialmente con la Comunidad de Madrid, a la que aplicó el estado de alarma en octubre para cerrar Madrid ante la negativa de Ayuso. Sin embargo, a las puertas de la campaña electoral los socialistas optan por pasar al ataque. El candidato, Ángel Gabilondo, también destacó este miércoles en una entrevista en Telecinco que Madrid tiene una incidencia acumulada de 228 casos por 100.000 habitantes frente a los 132 de la media española. También arremetió contra Ayuso por lanzar "loas y alabanzas" hacia el sector de la hostelería mientras que su gobierno es el único que no ha impulsado ayudas directas para el sector.

Preguntada por la llegada de turistas extranjeros mientras las comunidades permanecen cerradas perimetralmente para los desplazamientos interiores, Calvo también ha aprovechado para decir que "es recurrente" que desde la Comunidad de Madrid "se hable de Barajas" y ha asegurado que de los "miles y miles" que tiene la región solo "no llegan a 500" los que han entrado por vía aérea. En la misma línea que lleva defendiendo el Ejecutivo todos estos días frente a las críticas por la "incoherencia" de que puedan entrar extranjeros y no ciudadanos de otras comunidades, Calvo ha justificado que lo hacen con PCR negativa y un "control muy estricto". "El espacio Schengen no tiene fronteras y es muy bueno que no las tenga ni siquiera en pandemia", ha afirmado. El Gobierno sostiene que mantiene las mismas condiciones que el resto de países de la UE. "Eso no entra en contradicción con que nuestras normas internas digan que tenemos nuestra comunidades cerradas", ha dicho Calvo que, al mismo tiempo, ha asegurado que España "no tiene fronteras internas" porque está "prohibido" por la Constitución.

Calvo también ha señalado que "la responsabilidad de adelantar unas elecciones sin ninguna necesidad en la Comunidad de Madrid es de Isabel Díaz Ayuso" y ha descartado que Pedro Sánchez vaya a hacerlo. "Después de lo que ha costado tener Presupuestos Generales del Estado, de la recepción de los fondos europeos (...), el plan de recuperación (...), ya le digo que la legislatura llega a 2023", ha dicho la vicepresidenta que ha recordado que a España le corresponde la presidencia rotatoria de la UE en el segundo semestre de 2023. "Estamos a plena máquina en lo que de verdad importa", ha aseverado. 

La vicepresidenta ha eludido pronunciarse sobre si cree que la interlocución con Yolanda Díaz será más fácil de lo que ha sido con Pablo Iglesias y ha asegurado que la relación en lo personal ha sido en este tiempo "buena". "La convivencia de un Gobierno de coalición es mucho más compleja porque tienes que ajustar tiempos, espacios de trabajo de dos partidos distintos. Siempre ha sido relativamente buena en relación a los objetivos", ha afirmado Calvo, que ha repetido varias veces que los socialistas tienen 120 escaños frente a los 35 de Unidas Podemos. Respecto a la ley de vivienda ha dicho que lo importante es que se está negociando y que eso ya es cumplir el acuerdo de Gobierno ante la acusación del socio minoritario de que la propuesta de incentivos fiscales para los propietarios como fórmula para bajar los precios de los alquileres no es lo pactado en referencia a la regulación de los precios. "Cumplir el pacto no es "yo tengo una idea y tú la acatas", ha sentenciado.

También ha marcado distancias con Iglesias respecto a la presentación de una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra Teodoro García Egea por cohecho por sus gestiones para que fracasara la moción de censura en Murcia. Para el grupo confederal, el ofrecimiento de puestos en el Gobierno puede constituir indicios de delito. "Esa decisión la ha tomado como líder de un partido", ha zanjado Calvo, que ha apuntado, no obstante, a que lo que ha ocurrido en Murcia es "transfuguismo de manual" que ha distinguido de situaciones personales concretas de personas que "evolucionan" y cambian de partido, como Toni Cantó, a quien no ha querido citar. "No quiero hablar de nadie en concreto. Estamos hablando de una situación en la que el PP dice que esto es lo nuevo, lo bueno, lo renovado y el centro. El centro no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo", ha rematado.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2021 - 10:14 h

Descubre nuestras apps