El juez llama a declarar como testigo al primo de Almeida para aclarar si hubo “trato de favor” a los comisionistas

El juez del caso mascarillas ha llamado a declarar como testigo a Carlos Martínez-Almeida, primo del alcalde de la ciudad de Madrid, el próximo 12 de mayo. El magistrado entiende que no hay motivos para imputarle ya que no consta que “presionase en modo alguno” a la alto cargo que gestionaba la compra de material sanitario para que favoreciera a los empresarios Medina y Luceño.

La Fiscalía rechaza que declare el primo de Almeida aunque reconoce que fue el enlace con los comisionistas

Saber más

Explica el juez en su escrito que debe ser llamado a declarar como testigo, y no como imputado, ya que su declaración es conveniente para “conocer el modo en que los investigados contactaron con la persona encarga de la contratación en el Ayuntamiento de Madrid, y si hubo algún trato de favor con los mismos debido a la intervención de Carlos Martínez-Almeida”.

Varias acusaciones populares habían solicitado su declaración como imputado y la Fiscalía se había negado a que compareciera como acusado o como testigo. El juez, en este escrito de citación, despeja cualquier tipo de acusación sobre el primo del regidor: “Se limitó a proporcionar al Sr. Medina el correo electrónico de la encargada de las compras sanitarias del Ayuntamiento” y no consta, añade, que el primo del alcalde “presionase en modo alguno a la citada Sra. Collado, ni que le obligase a ésta a llamar al investigado Sr. Medina porque alegase su condición de primo del alcalde”. No hay pruebas, por tanto, de que participara en un delito de tráfico de influencias.

El contacto entre el comisionista Luis Medina y un familiar del alcalde de Madrid fue revelado por primera vez por la Fiscalía Anticorrupción en la querella presentada después de que elDiario.es revelase la investigación abierta por el cobro de comisiones millonarias. El propio regidor reconoció que su primo Carlos, abogado de profesión, había proporcionado a Luis Medina el contacto de la persona del Ayuntamiento, Elena Collado, que estaba centralizando las compras de material sanitario en las primeras semanas de pandemia.

Medina explicó en su declaración como imputado que contactó con Carlos Martínez-Almeida a través de una amiga en común: María Díaz de la Cebosa, directora de una universidad privada en la que él había estado y que comparte cargos en una fundación con el primo del alcalde. Díaz de la Cebosa está testificando este mismo lunes ante el juez del caso.

El juez del caso mascarillas ha llamado a declarar como testigo a Carlos Martínez-Almeida, primo del alcalde de la ciudad de Madrid, el próximo 12 de mayo. El magistrado entiende que no hay motivos para imputarle ya que no consta que “presionase en modo alguno” a la alto cargo que gestionaba la compra de material sanitario para que favoreciera a los empresarios Medina y Luceño.

La Fiscalía rechaza que declare el primo de Almeida aunque reconoce que fue el enlace con los comisionistas

Saber más

Explica el juez en su escrito que debe ser llamado a declarar como testigo, y no como imputado, ya que su declaración es conveniente para “conocer el modo en que los investigados contactaron con la persona encarga de la contratación en el Ayuntamiento de Madrid, y si hubo algún trato de favor con los mismos debido a la intervención de Carlos Martínez-Almeida”.

Varias acusaciones populares habían solicitado su declaración como imputado y la Fiscalía se había negado a que compareciera como acusado o como testigo. El juez, en este escrito de citación, despeja cualquier tipo de acusación sobre el primo del regidor: “Se limitó a proporcionar al Sr. Medina el correo electrónico de la encargada de las compras sanitarias del Ayuntamiento” y no consta, añade, que el primo del alcalde “presionase en modo alguno a la citada Sra. Collado, ni que le obligase a ésta a llamar al investigado Sr. Medina porque alegase su condición de primo del alcalde”. No hay pruebas, por tanto, de que participara en un delito de tráfico de influencias.

El contacto entre el comisionista Luis Medina y un familiar del alcalde de Madrid fue revelado por primera vez por la Fiscalía Anticorrupción en la querella presentada después de que elDiario.es revelase la investigación abierta por el cobro de comisiones millonarias. El propio regidor reconoció que su primo Carlos, abogado de profesión, había proporcionado a Luis Medina el contacto de la persona del Ayuntamiento, Elena Collado, que estaba centralizando las compras de material sanitario en las primeras semanas de pandemia.

Medina explicó en su declaración como imputado que contactó con Carlos Martínez-Almeida a través de una amiga en común: María Díaz de la Cebosa, directora de una universidad privada en la que él había estado y que comparte cargos en una fundación con el primo del alcalde. Díaz de la Cebosa está testificando este mismo lunes ante el juez del caso.

El juez del caso mascarillas ha llamado a declarar como testigo a Carlos Martínez-Almeida, primo del alcalde de la ciudad de Madrid, el próximo 12 de mayo. El magistrado entiende que no hay motivos para imputarle ya que no consta que “presionase en modo alguno” a la alto cargo que gestionaba la compra de material sanitario para que favoreciera a los empresarios Medina y Luceño.

La Fiscalía rechaza que declare el primo de Almeida aunque reconoce que fue el enlace con los comisionistas

Saber más

Explica el juez en su escrito que debe ser llamado a declarar como testigo, y no como imputado, ya que su declaración es conveniente para “conocer el modo en que los investigados contactaron con la persona encarga de la contratación en el Ayuntamiento de Madrid, y si hubo algún trato de favor con los mismos debido a la intervención de Carlos Martínez-Almeida”.