Pablo Iglesias cree "imposible" que el Supremo le impute por el 'caso Dina': "Ni como mera hipótesis lo concebimos"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha criticado este jueves la decisión del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón de pedir al Tribunal Supremo que le investigue por hasta tres delitos en el llamado caso Dina. Iglesias ha recordado que la propia Audiencia Nacional le devolvió el pasado mes de septiembre la condición de perjudicado en la pieza separada del caso Villarejo que investiga el robo del móvil de la excolaboradora del secretario general de Podemos, Dina Bousselham, y la aparición de un duplicado de la tarjeta en casa del excomisario, así como la publicación de parte del contenido en diversos medios. En una entrevista en Rac 1, Iglesias ha descartado "ni como mera hipótesis" que el Supremo pueda llegar a imputarle: "Es inconcebible. Representaría una vulneración del derecho sin parangón en este país".

El juez pide imputar a Pablo Iglesias con los rumores que le presentó el abogado despedido por Podemos

El juez pide imputar a Pablo Iglesias con los rumores que le presentó el abogado despedido por Podemos

Iglesias ha descartado así que tenga previsto dimitir. El vicepresidente del Gobierno recibió ayer el apoyo expreso del presidente, Pedro Sánchez, así como de otros miembros del Ejecutivo, pese a que los partidos de la derecha, especialmente el PP, sí le han reclamado que deje su cargo o que sea destituido. El líder de Unidas Podemos ha defendido como "absolutamente imposible" que se consolide una causa contra él y ha conminado a los ciudadanos a "leer el escrito del juez".

"Estamos hablando de un caso de espionaje porque las cloacas del estado me espiaron ilegalmente", ha defendido Iglesias. El vicepresidente ha insistido en que él, Bousselham y su partido son "las víctimas" y que tal condición está "acreditada judicialmente". De hecho, el juez García Castellón ha dado el paso para llevar a juicio a Villarejo, además de a los periodistas Alberto Pozas y Luis Rendueles, en el marco de la misma causa.

Iglesias ha sostenido que "es demasiado evidente lo que ha ocurrido y lo que está ocurriendo en las cloacas de nuestro país" y ha relacionado lo que considera ataques contra su formación, primero con la intención de que Podemos no llegara al Gobierno y, una vez logrado, con el deseo de "la derecha" de echarles de él. "La derecha de este país esta dispuesta a utilizar todos los medios, legítimos y no legítimos, legales e ilegales, para hacer caer a este Gobierno", ha sostenido. Y ha continuado: "Todo el mundo escuchan lo que dicen a diario los portavoces de la derecha y de la ultraderecha. No aceptaron el resultado de las urnas". Iglesias ha concluido que "la derecha sabe que por medios democráticos no va a recuperar el poder".

"Lo que se ha hecho con nosotros en este país creo que en Catalunya se entiende bien", ha asegurado Iglesias. "Hemos recibido 14 denuncias por financiación ilegal, todas ellas archivadas: se nos han dedicado horas en televisión acusándonos de delitos gravísimos, y todo queda en nada. Pero genera un relato", se ha lamentado.

La pelota está ahora en el tejado de la Sala de Admisión del Tribunal Supremo, de mayoría conservadora. Antes, la Fiscalía del alto tribunal debe pronunciará sobre si se debe o no abrir una causa penal contra él, aunque su informe no es vinculante. El juez García Castellón no contó con el ministerio público en su decisión de elevar la causa.

En caso de admitir el caso, será la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que presidente Manuel Marchena la que tome las riendas del asunto.

Sánchez ratifica su apoyo a Iglesias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha querido pronunciarse sobre las palabras del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en las que ha asegurado que ve “imposible” e “inconcebible” acabar imputado por el Tribunal Supremo, pero sí ha insistido en su férrea defensa del líder de Unidas Podemos. 

"El Gobierno no valora los procedimientos judiciales -ha dicho Sánchez en una comparecencia ante los medios en Argelia-. En lo político le puedo garantizar que el vicepresidente segundo tiene toda mi confianza y todo mi apoyo".

El presidente ya manifestó su respaldo a Iglesias así como su despreocupación por la situación judicial del vicepresidente en una conversación con periodistas antes de partir a Argelia, según informó la Agencia Efe. Desde la parte socialista del Gobierno han salido en su defensa trasladado en apoyo del gabinete. Además, la tanto la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, como la portavoz, María Jesús Montero, han enfatizado que la causa “no tiene “nada que ver” con el desempeño de su actual cargo en el Ejecutivo.

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2020 - 10:44 h

Descubre nuestras apps

stats