eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El objetivo del presunto pederasta de Ciudad Lineal podían ser niñas exóticas

- PUBLICIDAD -

Un agente de Policía Nacional que participó en la detención del presunto pederasta de Ciudad Lineal ha manifestado hoy en el juicio que su objetivo podían ser "niñas exóticas", ya que agredió a una menor de origen chino e intentó hacerlo con otra de origen japonés.

Lo ha explicado ante el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid que juzga a Antonio Ángel Ortiz, de 44 años, para quien la Fiscalía pide 77 años de prisión por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas.

El agente participó en la Operación Candy, que se saldó con la detención de Ortiz el 24 de septiembre de 2014, y habló con la segunda y la cuarta víctima, conocidas como TP3 y TP5 y que fueron agredidas el 10 de abril y el 22 de agosto de 2014, respectivamente.

Ambas menores aportaron datos cruciales para la investigación, una de ellas sobre la vivienda de la calle Santa Virgilia en la que Ortiz presuntamente agredió a dos de las cuatro menores y la otra sobre el aspecto físico del supuesto pederasta: musculoso, sudaba mucho y tenía venas muy marcadas.

"Es curioso que el día que se llevó a TP3 intentó llevarse a otra niña de origen chino (aunque otros agentes dicen que japonés), por lo que su interés podían ser las niñas exóticas", ha aseverado el testigo.

Aparte de ese intento fallido, la tercera de las víctimas de Ortiz es una niña de origen chino y de 6 años a quien presuntamente agredió el 17 de junio de 2014 y quien necesitó intervención médica por las graves lesiones que sufrió.

Estuvo ingresada durante diez días en el Hospital La Paz de Madrid y luego señaló sin ningún género de dudas a Ortiz en la rueda de reconocimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha