Una comisión universitaria estudiará reconocer al alumnado antifranquista represaliado en Sevilla

Placa presente en unos de los patios del Rectorado, cuya traducción del latín rezaría así: "En el año de 1965, siendo Franco caudillo de España, la Universidad Hispalense comenzó a tener su sede en este edificio y en su nueva función se conservaron los preciosos restos de su pasado".

Javier Ramajo

0

La Universidad de Sevilla reunirá este mes de diciembre a los miembros de una Comisión Asesora creada en 2008 para abordar cuestiones relacionadas con la memoria histórica en el ámbito de la Hispalense. El objetivo será estudiar un posible reconocimiento a los estudiantes que lucharon contra la dictadura franquista en la Universidad de Sevilla, al igual que ha hecho recientemente la Universidad de Málaga con una placa en el Rectorado, así como analizar la presencia de una placa en honor a Francisco Franco que aún perdura en uno de los patios del Rectorado de Sevilla para su posible retirada.

Así ha informado el rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro, durante un desayuno con la prensa celebrado este martes en el que ha asegurado que abordará cuestiones “pendientes” en esta materia para preparar “un plan de trabajo” al efecto. Según ha recordado, el pasado 28 de noviembre mantuvo una reunión con algunos profesores que le plantearon varias iniciativas relacionadas con la memoria histórica en la Universidad de Sevilla, entre otras la solicitud de la placa y un acto académico de homenaje al alumnado, profesorado y personal de administración y servicios que luchó contra la dictadura en favor de las libertades y la consecución de la democracia en España.

De forma paralela, la Asamblea de Familiares y Asociaciones de Memoria Histórica de la Plaza de la Gavidia aún espera la respuesta del rector a una petición en similar sentido, fechada el pasado 24 de junio, donde le expusieron una solicitud formal junto con las firmas de apoyo de 157 antiguos alumnos, profesores o exprofesores de la institución académica, entre otros al exrector Javier Pérez Royo, el exvicerrector Juan Francisco Ojeda y diferentes catedráticos.

Castro ha afirmado en el desayuno no tener constancia de la petición de esta asamblea de familiares que, ante la falta de respuesta, se ha estado planteando elevar una queja o promover una concentración en el Rectorado ante el “silencio” del máximo responsable de la Hispalense, han dicho a SevillaelDiario.es fuentes de la asociación. “Por informaciones directas, hemos constatado un movimiento de apoyo a nuestra propuesta entre el profesorado y el personal de administración y servicios”, añaden las fuentes, que aludirían a esos mismos profesores de la comisión asesora que sí han tenido contacto con el rector.

La Comisión de Memoria Democrática de la Universidad de Sevilla está compuesta por profesores y profesoras de diversas áreas de conocimiento. Su sentido se relaciona con la recuperación de la memoria histórica y democrática de la Hispalense y se centra en diversos frentes de actuación: reconocimientos públicos, represión en los años 60 y 70 y otras investigaciones, papel del profesorado, cumplimiento de la legislación sobre memoria, etc. También se prevé la colaboración con la sociedad civil y, en ese sentido, varios de los miembros de dicha comisión secundaron la petición realizada por la Asamblea de la Gavidia para el establecimiento de una placa en recuerdo de los estudiantes antifranquistas represaliados.

Las leyes de Memoria Histórica

Fuentes de la asociación de familiares han sostenido a este periódico que “el silencio también es una respuesta, a veces más contundente que un no”, habiéndose propuesto su presencia en el Rectorado “denunciando el nulo cumplimiento de las leyes de Memoria en la Universidad en lo tocante a reconocimiento de víctimas y eliminación de la simbología fascista”. “Esta institución fue una de las que no se personaron en la exhumación de Pico Reja donde se exhumaron los restos de 1786 víctimas del terror golpista, algunos miembros de la Universidad de Sevilla”, recuerdan las fuentes.

Los memorialistas recordaban en su escrito enviado al rector que la solicitud respondía a lo estipulado precisamente en las leyes de Memoria Democrática promulgadas en 2022 por el Gobierno central y en 2017 por la Junta de Andalucía, “respecto a la colaboración que han de prestar las universidades en el fomento de la formación, docencia e investigación en materia de memoria democrática, y en las acciones del Estado para promover el reconocimiento público de las víctimas del franquismo”.

El propio rector Castro ha hecho mención en el desayuno a las leyes estatales de Memoria Histórica, la última aprobada al pasado año y que ha motivado, a instancias de los citados profesores, que se reúna la citada comisión asesora para establecer un plan de actuación a expensas de las propuestas concretas que se les hagan llegar al equipo rectoral de la Hispalense.

Etiquetas
stats