Amazon “no se plantea” contratar repartidores pese a la multa millonaria por emplear a los de otras empresas

Amazon no contratará repartidores en España hasta que la justicia le obligue a ello. Así lo ha expuesto la directora de Relaciones Laborales de la compañía en una rueda de prensa este miércoles, donde ha revelado que Amazon España ha recurrido la multa de 5,8 millones que la Inspección de Trabajo catalana le ha impuesto, junto a 17 de sus subcontratas, por cesión ilegal de repartidores.

El método Amazon para sortear la ley rider: millones de paquetes repartidos, ningún repartidor contratado

Saber más

La inspección catalana, con las competencias transferidas del Gobierno central, considera que la multinacional incumple la legislación al negarse a contratar repartidores para emplear los de terceras empresas como si fueran suyos. Como mostró una investigación de elDiario.es, la empresa promueve la creación de pequeñas empresas de reparto que solo tienen un cliente, la propia Amazon, que usan furgonetas y uniformes con los logos de Amazon, cuyos repartidores siguen las rutas diseñadas por la firma, son gestionados con un sistema informático que proporciona Amazon y son evaluados por algoritmos de rendimiento diseñados por también por la empresa.

La multinacional no considera que este método vaya contra la ley rider, que estipula que las empresas tecnológicas “que ejercen las facultades empresariales de organización, dirección y control de forma directa, indirecta o implícita, mediante la gestión algorítmica del servicio o de las condiciones de trabajo, a través de una plataforma digital” deben contratar a esos trabajadores.

“Entendemos que no existe esa cesión ilegal y no, no nos planteamos cambiar el modelo. Creemos que es un modelo que funciona y que es legal”, ha afirmado ante preguntas de este medio la citada responsable de Amazon, Alejandra Rodríguez del Castillo. “Cuando eso pase, que no sé si pasará, me vuelve a preguntar”, ha contestado sobre si la compañía maneja un plan B en caso de que la sanción de la autoridad catalana se ratifique. La empresa tiene unos 7.000 repartidores subcontratados de esta forma, que se encargan del 50% de sus paquetes. El resto de repartos se los encarga a actores más grandes, como Correos.

Fuentes oficiales del Ministerio de Trabajo consultadas por elDiario.es aclaran que “el deber de sigilo” impide revelar si la Inspección de Trabajo está investigando a nivel nacional el método que usa Amazon para repartir millones de paquetes sin contratar repartidores. “Cualquier relación laboral susceptible de incumplir la ley, la Inspección de Trabajo la investiga”, explican.

La del pasado agosto no fue la primera sanción que la Generalitat ha interpuesto contra la gran empresa de reparto. Entre 2019 y 2021 lo hizo hasta en 22 ocasiones por incumplimiento de la normativa laboral, que sumaron 1,1 millones de euros en multas. De estas, una decena fueron también por cesión ilegal de trabajadores. No obstante, algunas se centraban en su servicio Flex, que promovía que los ciudadanos repartieran paquetes con su propio coche, pero que fue deshabilitado por Amazon España en 2019.

Amazon no recortará plantilla en España pese a los despidos globales

En las últimas semanas, varias filtraciones han apuntado a que Amazon habría decidido sumarse a la ola de despidos que recorre el sector tecnológico y estaría planteando un recorte de su plantilla de hasta 10.000 empleados. La compañía no lo ha confirmado, aunque tampoco lo ha desmentido. Lo que sí ratifica son sus planes de ampliar su plantilla en España: cerró 2021 con 18.000 trabajadores, que se han ampliado hasta los 20.000 este 2022 y quiere que lleguen a 25.000 en 2025.

“La situación a nivel mundial y a nivel macroeconómico es incierta para nosotros y para todo el resto de empresas”, ha reconocido Víctor Romia, director del departamento logístico de Amazon. “No tengo una bola de cristal”, ha continuado, “pero lo que sí les puedo decir es que mantenemos nuestro plan de crecimiento en España”. Según las filtraciones, los recortes a nivel global afectarán más a las divisiones de diseño de productos al personal de oficina. De los 18.000 trabajadores que Amazon tenía en España en 2021, 14.500 pertenecían a su división logística.

Un reportaje de Business Insider ha revelado que uno de los motivos de estos despidos es Alexa. El archiconocido asistente de voz de Amazon tiene un problema: no es una herramienta que la compañía esté logrando monetizar, a pesar de la gran inversión que supone desarrollarla y mantenerla. Los usuarios la utilizan para poner música o controlar la domótica del hogar, actividades con poco valor añadido para la empresa.

Según el citado medio, la división Alexa tuvo unas pérdidas operativas de 3.000 millones de dólares y concentrará la mayoría de los despidos.

Los españoles, disconformes con lo que ganan

La rueda de prensa en la que han participado Rodríguez y Romia ha servido para presentar un estudio sobre las tendencias laborales en España elaborado por Amazon y la consultora IPSOS. Los resultados muestran que solo un tercio de los españoles están conformes con lo que ganan. No obstante, un 93% se dice satisfecho de su situación laboral y “más de la mitad la puntúan con notable o sobresaliente”, afirma este estudio, elaborado a partir de 2.000 entrevistas a población activa entre 18 y 65 años.

Las entrevistas han revelado que un 40% de los encuestados echa horas extra de manera recurrente, mientras que un 71% considera necesario impulsar más medidas que faciliten la conciliación. Un 58% cree que la política de conciliación en su puesto de trabajo es insuficiente. Preguntados por el mayor impulsor del trabajo en España, un 39% ha señalado al Gobierno y un 33%, a las empresas.

Los responsables de Amazon ha aprovechado para defender las condiciones laborales de sus trabajadores. “El sueldo mínimo de entrada en nuestros centros logísticos de Madrid y Barcelona es de más de 1.750 euros brutos al mes, un 45% superior al salario mínimo”, ha afirmado Romia, glosando que entre los beneficios añadidos se encuentran el seguro médico, el acceso a psicólogo o los planes de formación. Las condiciones de los trabajadores subcontratados pero que resultan básicos para el negocio de la compañía, como los repartidores, son muy diferentes, como han explicado estos trabajadores a elDiario.es.

Amazon no contratará repartidores en España hasta que la justicia le obligue a ello. Así lo ha expuesto la directora de Relaciones Laborales de la compañía en una rueda de prensa este miércoles, donde ha revelado que Amazon España ha recurrido la multa de 5,8 millones que la Inspección de Trabajo catalana le ha impuesto, junto a 17 de sus subcontratas, por cesión ilegal de repartidores.

El método Amazon para sortear la ley rider: millones de paquetes repartidos, ningún repartidor contratado

Saber más

La inspección catalana, con las competencias transferidas del Gobierno central, considera que la multinacional incumple la legislación al negarse a contratar repartidores para emplear los de terceras empresas como si fueran suyos. Como mostró una investigación de elDiario.es, la empresa promueve la creación de pequeñas empresas de reparto que solo tienen un cliente, la propia Amazon, que usan furgonetas y uniformes con los logos de Amazon, cuyos repartidores siguen las rutas diseñadas por la firma, son gestionados con un sistema informático que proporciona Amazon y son evaluados por algoritmos de rendimiento diseñados por también por la empresa.

La multinacional no considera que este método vaya contra la ley rider, que estipula que las empresas tecnológicas “que ejercen las facultades empresariales de organización, dirección y control de forma directa, indirecta o implícita, mediante la gestión algorítmica del servicio o de las condiciones de trabajo, a través de una plataforma digital” deben contratar a esos trabajadores.

“Entendemos que no existe esa cesión ilegal y no, no nos planteamos cambiar el modelo. Creemos que es un modelo que funciona y que es legal”, ha afirmado ante preguntas de este medio la citada responsable de Amazon, Alejandra Rodríguez del Castillo. “Cuando eso pase, que no sé si pasará, me vuelve a preguntar”, ha contestado sobre si la compañía maneja un plan B en caso de que la sanción de la autoridad catalana se ratifique. La empresa tiene unos 7.000 repartidores subcontratados de esta forma, que se encargan del 50% de sus paquetes. El resto de repartos se los encarga a actores más grandes, como Correos.

Fuentes oficiales del Ministerio de Trabajo consultadas por elDiario.es aclaran que “el deber de sigilo” impide revelar si la Inspección de Trabajo está investigando a nivel nacional el método que usa Amazon para repartir millones de paquetes sin contratar repartidores. “Cualquier relación laboral susceptible de incumplir la ley, la Inspección de Trabajo la investiga”, explican.

La del pasado agosto no fue la primera sanción que la Generalitat ha interpuesto contra la gran empresa de reparto. Entre 2019 y 2021 lo hizo hasta en 22 ocasiones por incumplimiento de la normativa laboral, que sumaron 1,1 millones de euros en multas. De estas, una decena fueron también por cesión ilegal de trabajadores. No obstante, algunas se centraban en su servicio Flex, que promovía que los ciudadanos repartieran paquetes con su propio coche, pero que fue deshabilitado por Amazon España en 2019.

Amazon no recortará plantilla en España pese a los despidos globales

En las últimas semanas, varias filtraciones han apuntado a que Amazon habría decidido sumarse a la ola de despidos que recorre el sector tecnológico y estaría planteando un recorte de su plantilla de hasta 10.000 empleados. La compañía no lo ha confirmado, aunque tampoco lo ha desmentido. Lo que sí ratifica son sus planes de ampliar su plantilla en España: cerró 2021 con 18.000 trabajadores, que se han ampliado hasta los 20.000 este 2022 y quiere que lleguen a 25.000 en 2025.

“La situación a nivel mundial y a nivel macroeconómico es incierta para nosotros y para todo el resto de empresas”, ha reconocido Víctor Romia, director del departamento logístico de Amazon. “No tengo una bola de cristal”, ha continuado, “pero lo que sí les puedo decir es que mantenemos nuestro plan de crecimiento en España”. Según las filtraciones, los recortes a nivel global afectarán más a las divisiones de diseño de productos al personal de oficina. De los 18.000 trabajadores que Amazon tenía en España en 2021, 14.500 pertenecían a su división logística.

Un reportaje de Business Insider ha revelado que uno de los motivos de estos despidos es Alexa. El archiconocido asistente de voz de Amazon tiene un problema: no es una herramienta que la compañía esté logrando monetizar, a pesar de la gran inversión que supone desarrollarla y mantenerla. Los usuarios la utilizan para poner música o controlar la domótica del hogar, actividades con poco valor añadido para la empresa.

Según el citado medio, la división Alexa tuvo unas pérdidas operativas de 3.000 millones de dólares y concentrará la mayoría de los despidos.

Los españoles, disconformes con lo que ganan

La rueda de prensa en la que han participado Rodríguez y Romia ha servido para presentar un estudio sobre las tendencias laborales en España elaborado por Amazon y la consultora IPSOS. Los resultados muestran que solo un tercio de los españoles están conformes con lo que ganan. No obstante, un 93% se dice satisfecho de su situación laboral y “más de la mitad la puntúan con notable o sobresaliente”, afirma este estudio, elaborado a partir de 2.000 entrevistas a población activa entre 18 y 65 años.

Las entrevistas han revelado que un 40% de los encuestados echa horas extra de manera recurrente, mientras que un 71% considera necesario impulsar más medidas que faciliten la conciliación. Un 58% cree que la política de conciliación en su puesto de trabajo es insuficiente. Preguntados por el mayor impulsor del trabajo en España, un 39% ha señalado al Gobierno y un 33%, a las empresas.

Los responsables de Amazon ha aprovechado para defender las condiciones laborales de sus trabajadores. “El sueldo mínimo de entrada en nuestros centros logísticos de Madrid y Barcelona es de más de 1.750 euros brutos al mes, un 45% superior al salario mínimo”, ha afirmado Romia, glosando que entre los beneficios añadidos se encuentran el seguro médico, el acceso a psicólogo o los planes de formación. Las condiciones de los trabajadores subcontratados pero que resultan básicos para el negocio de la compañía, como los repartidores, son muy diferentes, como han explicado estos trabajadores a elDiario.es.

Amazon no contratará repartidores en España hasta que la justicia le obligue a ello. Así lo ha expuesto la directora de Relaciones Laborales de la compañía en una rueda de prensa este miércoles, donde ha revelado que Amazon España ha recurrido la multa de 5,8 millones que la Inspección de Trabajo catalana le ha impuesto, junto a 17 de sus subcontratas, por cesión ilegal de repartidores.

El método Amazon para sortear la ley rider: millones de paquetes repartidos, ningún repartidor contratado

Saber más

La inspección catalana, con las competencias transferidas del Gobierno central, considera que la multinacional incumple la legislación al negarse a contratar repartidores para emplear los de terceras empresas como si fueran suyos. Como mostró una investigación de elDiario.es, la empresa promueve la creación de pequeñas empresas de reparto que solo tienen un cliente, la propia Amazon, que usan furgonetas y uniformes con los logos de Amazon, cuyos repartidores siguen las rutas diseñadas por la firma, son gestionados con un sistema informático que proporciona Amazon y son evaluados por algoritmos de rendimiento diseñados por también por la empresa.