Diecisiete lugares Patrimonio de la Humanidad que encontrarás en Centroamérica

Antigua Guatemala

Entre los siete países que conforman Centroamérica la UNESCO ha declarado un total de diecisiete enclaves como Patrimonio de la Humanidad. Espacios de especial riqueza natural o cultural que deben ser protegidos para asegurar su conservación a lo largo de la historia. 

Desde la Antigua Guatemala y el Parque Nacional de Tikal, inscritos en 1979, hasta los Asentamientos Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra del Diquís, declarados en 2014, poco a poco los países de América Central han ido protegiendo los lugares más destacados de su patrimonio con el apoyo de Naciones Unidas. De esta manera áreas arqueológicos, ciudades coloniales y maravillas naturales tanto terrestres como marinas quedan preservadas para el disfrute de las futuras generaciones. 

Desde Belice en el norte hasta Panamá en el sur, pasando por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, este viaje nos llevará por esos lugares que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha destacado como imprescindibles para el interés de toda la humanidad.

Belice

  • Reserva del Arrecife de Belice (1996)

Belice es el segundo país más pequeño de América Central, solo por encima de El Salvador. Eso sí, tiene el honor de contar con el segundo arrecife submarino más largo del mundo, solo superado por la Gran Barrera australiana. Tiene 260 km de longitud, una superficie de 960 kilómetros cuadrados, en él viven más de 500 especies de peces, más de 100 tipos de coral y, como ya podrás imaginar, es uno de los mejores lugares de buceo del mundo. 

Costa Rica

  • Parque Nacional Isla del Coco (1997)

La Isla del Coco es un paraíso natural en sí mismo. Se encuentra en el Océano Pacífico y su belleza y riqueza biológica la hicieron entrar en la lista de la UNESCO en 1997. Desde finales del siglo XVI fue lugar de refugio de piratas y balleneros, pero hoy destaca por tener una de las mayores riquezas marinas del mundo, un auténtico lujo para los amantes del buceo. En la superficie la diversidad de fauna y flora no se queda atrás.

  • Área de Conservación de Guanacaste (1999)

El Área de Conservación de Guanacaste está formado por los parques nacionales de Santa Rosa, Guanacaste y el Rincón de la Vieja, y por tres refugios de vida silvestre. Aquí el bosque tropical es hogar de una espectacular diversidad de animales y plantas. 

  • Reserva de la Cordillera de Talamanca (1983)

La Reserva de la Cordillera de Talamanca se encuentra en el Parque Nacional La Amistad, un espacio protegido compartido con Panamá dada su ubicación transfronteriza. Se compone principalmente por valiosos bosques tropicales húmedos y bosques nubosos.

  • Asentamientos Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra del Diquís (2014)

Las esferas de piedra del Diquís llaman poderosamente la atención. En total hay más de quinientas petroesferas precolombinas ubicadas en el sur de Costa Rica, cerca del río Diquís, en el distrito de Sierpe. Sus tamaños van de los pocos centímetros a cerca de 2,6 metros de diámetro y su simbolismo no está claro, ya fueran para diferenciar rangos, marcar territorios o crear jardines astronómicos.

El Salvador

  • Sitio Arqueológico de Joya de Cerén (1993)

El Salvador es el país más pequeño de los siete que conforman América Central y aquí se encuentra el sitio arqueológico de Joya de Carén, también conocido como la ‘Pompeya de América’. Es uno de los yacimientos más importantes de Mesoamérica porque muestra cómo era la vida del pueblo agricultor maya. El lugar estuvo habitado desde el año 400 hasta que la erupción de la Laguna Caldera hizo abandonarlo en el siglo VII. Al estar sepultado bajo 5 metros de ceniza volcánica su estado de conservación es excepcional.

Guatemala

  • La Antigua Guatemala (1979)

Estamos ante una de las ciudades coloniales más bonitas de Centroamérica, fue fundada en 1543 y la mayoría de los edificios datan de los siglos XVII y XVIII. Un colorido lugar donde el tiempo quedó atrapado entre las gruesas paredes de sus templos, sus monasterios y sus casas coloniales.

  • Parque Nacional de Tikal (1979)

La antigua ciudad maya de Tikal tuvo una población de más de 100.000 habitantes, cuenta con unos 5.000 edificios prehispánicos y solo el 5% de ellos está restaurado. Estuvo habitada entre los años 600 a.C. y 900 d.C. y desde 1979 sus piedras son Patrimonio de la Humanidad.

  • Parque Arqueológico de Quiriguá (1981)

El de Quiriguá es un yacimiento maya menos conocido pero las columnas verticales que allí encontramos son las mejor conservadas. También son característicos sus zoomorfos, los dioses mayas representados con formas de animales.

Honduras

  • Ruinas Mayas de Copán (1980)

Las ruinas mayas de Copán son la mejor representación precolombina de Honduras. En medio de la vegetación se levantan edificios, templos, hermosas plazas y altares, así como importantes estelas y esculturas finamente detalladas. 

  • Reserva de la Biosfera del Río Plátano (1982)

En la región de la Mosquita, al norte de Honduras, la Reserva de la Biosfera del Río Plátano es hogar de una espectacular diversidad tanto animal como vegetal. Además, aquí encontramos yacimientos mayas y pueblos indígenas que mantienen sus tradicionales formas de vida. 

Nicaragua

  • Ruinas de León Viejo (2000)

El Sitio Histórico de las ruinas de León Viejo comprende 17 estructuras coloniales. La primitiva ciudad de León fue fundada por los españoles en 1524 y se considera uno de los primeros centros urbanos del ‘nuevo mundo’ aunque nunca logró desarrollarse. Su trazado se conserva tal y como era.

  • Catedral de León (2011)

La catedral de León, blanca como pocas desde que fue restaurada en 2016 y se asemejó así a sus orígenes, fue construida entre 1747 y 1814. Combina los estilos barrocos y neoclásicos, es una de las diócesis más antiguas de América y sus gruesos muros han aguantado terremotos, erupciones volcánicas y guerras. 

Panamá

  • Fortificaciones en el Caribe: Portobelo y San Lorenzo (1980)

Las fortificaciones caribeñas de Portobelo y San Lorenzo se levantaron en la desembocadura del río Chargres para defender las rutas comerciales con España de los ataques de piratas y bucaneros. Si las visitas te trasladarás en el tiempo entre murallas, fosos y cañones.

  • Parque Nacional del Darién (1981)

El Parque Nacional del Darién tiene una superficie de 560.000 hectáreas y su riqueza biológica hizo que en 1981 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad. Es el mayor de todo Panamá, es limítrofe con Colombia y tiene una vegetación virgen infranqueable. 

  • Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá (1997)

En Panamá Viejo es donde estuvo la ciudad de Panamá desde su fundación en 1519 hasta 1671. Ante un ataque del pirata inglés Henry Morgan el gobernador Juan Pérez de Guzmán decidió destruir la ciudad volando depósitos de explosivos, y reubicó la nueva ciudad unos diez kilómetros al suroeste. Está considerada el primer asentamiento europeo de la costa pacífica de América. 

  • Parque Nacional Coiba y Zona Especial de Protección Marina (2005)

Solo la belleza de un lugar como el Parque Nacional Coiba le haría merecedor de ser Patrimonio de la Humanidad. En él se protegen ecosistemas marinos, insulares y costeros, donde se encuentran las islas Coiba, Ranchería (Coibita), Jicarón, Jicarita, Afuerita, Canal de Afuera, Uvas, Contreras y Brincanco. Cada cual más bonita que la anterior, llenas de vegetación y rodeadas de aguas cristalinas y turquesas. Sus fondos marinos son el paraíso de cualquier amante del buceo que se precie.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2020 - 18:25 h

Descubre nuestras apps

stats