La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez

Mérida, capital indiscutible del teatro clásico

El Festival de Teatro Clásico llena cada año las gradas del teatro romano de Mérida.

Siempre es buen momento para visitar Mérida, pero si tu viaje lo haces coincidir con su Festival de Teatro Clásico la experiencia puede convertirse verdaderamente en algo difícil de olvidar. Mérida tiene esa magia clásica que te transporta en el tiempo, sus calles cuentan con algunos de los mejores legados del Imperio Romano que aún perduran en nuestro país y la capital extremeña sabe cómo mantener muy viva una historia que comenzó hace unos 2.000 años atrás.

El festival de teatro clásico más antiguo de España

Mérida puede presumir de albergar el festival de teatro clásico más antiguo de de los que se celebran en España. Comenzó en 1933, cuando las ruinas del propio teatro permanecían parcialmente excavadas y aún quedaban casi 30 años para que llegara la reconstrucción de 1962 que disfrutamos actualmente, la que puso en su lugar todo el frente escénico que se encontraba destruido y enterrado. Tras la edición de 1934 y debido a la situación política que había en España, el festival quedó suspendido hasta que se reanudó en 1953, 19 años después. Desde entonces y hasta hoy las representaciones se han sucedido hasta nuestros días de manera ininterrumpida.

El teatro es el bien más preciado de todos los edificios romanos que encontrarás en Mérida y el escenario ideal para este festival, suponiendo una vuelta a sus orígenes. Fue inaugurado en el siglo I a.C. y promovido por el cónsul Marco Vipsanio Agripa. Sus gradas tenían capacidad para albergar a 6.000 personas, algo que no viene mal olvidar cuando hoy en día ya nos impresionan sus 3.000 localidades... Como no podía ser de otro modo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Programación y calendario 2018

Este año el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida tiene nueve funciones en su cartel y las representaciones animarán el verano del 29 de junio al 26 de agosto. Cada una de las obras se representará durante cinco días, todas salvo Electra, la encargada de abrir esta 64ª edición, que solo se representará en tres ocasiones.

¿Quieres un consejo? Hazte con tus entradas cuanto antes, todos los años se termina colgando el cartel de “localidades agotadas” y entonces ya será demasiado tarde. Puedes comprar tus entradas online.

Electra

(Del 29 de junio al 1 de julio)

Electra es una producción del Ballet Nacional de España bajo la dirección de Antonio Ruz. Según Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España y parte del elenco en el papel de Egisto, Electra es “una obra dramática y argumental, desarrollada a través de la danza, con la complejidad y responsabilidad que eso conlleva”.

Ben-Hur

(Del 4 al 8 de julio)

Dirigida por Yllana y escrita por Nancho Novo, esta adaptación de la obra de Lewis Wallace marca un ritmo trepidante lleno de humor, gags y diálogos absurdos sobre la verdad, el amor y la lucha de género, mientras que se mantiene fiel al hilo de la novela con los Magos de Oriente, el Portal de Belén, o las carreras de cuadrigas incluidas.

Nerón

(Del 11 al 15 de julio)

Nerón llega a Mérida como un drama histórico. El emperador romano es conocido por el incendio de Roma con el fin de reconstruir la ciudad siguiendo un nuevo plan urbanístico, pero esta obra dirigida por Eduardo Galán pone sobre el escenario “cómo los pueblos cometen siempre el error de permitir la tiranía de locos sanguinarios, por acción u omisión de los que están cerca del tirano”, según el propio director.

Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia

(Del 18 al 22 de julio)

Una obra producida por la compañía de Rafael Álvarez “El Brujo”, y tanto dirigida como representada por él mismo como actor solista. Una versión de la tragedia griega desde los ojos de un cómico español.

Filoctetes

(Del 25 al 29 de julio)

Una obra clásica de Sófocles dirigida por Antonio Simón. Una tragedia en la que se verá reflejada la impunidad con la que hoy en día se manejan las injusticias, todo en una obra dramática en la que intriga y suspense van de la mano.

Fedra

(Del 1 al 5 de agosto)

De paco Bezerra y dirigida por Luis Luque, Fedra llega a Mérida como una adaptación contemporánea en la que su protagonista nos habla sin tapujos de la libertad de amar en un relato trágicamente clásico.

Las Amazonas

(Del 8 al 12 de agosto)

Una obra dirigida por Magüi Mira y basada en Pentesilea de Von Kleist. Adaptación de la historia de las míticas mujeres guerreras que se rebelan ante el abuso físico de los hombres y crean un Estado femenino, hasta que aparece Pentesilea rompiendo el orden, se enamora de Aquiles… y estalla la tragedia.

La Comedia del Fantasma

(Del 15 al 19 de agosto)

El clásico de Plauto dirigido en esta ocasión por Félix Estaire. Una obra que juega al enredo de situaciones a través de personajes dinámicos y bien construidos, un verdadero embrollo en el que la mentira se oculta tras fachadas que se derrumban.

Hipólito

(Del 22 al 26 de agosto)

El clásico Hipólito de Eurípides dirigido en este caso por Emilio del Valle. La historia de amor prohibida entre Fedra e Hipólito, madrastra e hijastro, en una lucha constante frente al qué dirán. Todo un clásico contemporáneo de sorprendente frescura.

Más que teatro, un verano completo

En Mérida hay mucho teatro, tanto que su propio festival se sale de la ciudad para llegar hasta otras sedes, extremeñas o no. La historia romana de Medellín, Regina y Cáparra les hacen acoger también el festival emeritense en varias fechas de julio y agosto, al igual que lo ha hecho Tarragona durante algunos días de este mes de junio.

Pero hay vida más allá del teatro. La cultura clásica lo envuelve todo durante los veranos de Mérida para acercarse a locales y visitantes. Entre conferencias, charlas, encuentros, exposiciones, pasacalles y cuentaclásicos Mérida se vuelca por completo con su pasado clásico. Y además, para los más inquietos, se organizan talleres de teatro grecolatino en numerosas localidades extremeñas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats