eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pactar es fácil

La derecha quiere pactar contra los populismos y los independentistas, aunque para ello tenga que abrazarse a la derecha xenófoba y preconstitucional

La izquierda ofrece pactar contra la derecha extrema, aunque sea a base de entregarle la presidencia o la alcaldía a esa derecha a quien lo único que le molesta de pactar con la derecha extrema, es que se sepa

41 Comentarios

Radiografía de los pactos: PP y Vox negocian Madrid y PSC urge pactar a Colau

EFE

Aunque les parezca inverosímil, hay algo en común entre todos los escenarios e hipótesis de pactos postelectorales con los que tanto se nos marea estos días con pactómetros y realidades aumentadas. A derecha y a izquierda, rural o urbano, costa o interior; en todas las situaciones los pactos se plantean, preferentemente, contra alguien. En la política española los acuerdos a favor de algo o alguien se antojan más raros que aquel famoso perro verde.

En Madrid se hacen contra Manuela Carmena o contra Ángel Gabilondo. En Barcelona iban a ser contra Ada Colau pero ahora se arman contra Ernest Maragall. La derecha quiere pactar contra los populismos y los independentistas, aunque para ello tenga que abrazarse a la derecha xenófoba y preconstitucional. La izquierda ofrece pactar contra la derecha extrema, aunque sea a base de entregarle la presidencia o la alcaldía a esa derecha a quien lo único que le molesta de pactar con la derecha extrema, es que se sepa.

Aunque a la izquierda le cueste creerlo, en este juego perverso de pactar contra alguien, la derecha lleva todas las de ganar. Lo juega mejor y sabe cómo hacer que la izquierda compita fatal. Para empezar, han conseguido equiparar los pactos con la derecha extrema y los acuerdos con el nacionalismo democrático; como si fueran o constituyeran una misma amenaza para nuestra convivencia o nuestra democracia. Para acabar, se ha hecho con el monopolio del relato que legitima o deslegitima los acuerdos políticos. Aquí parece que solo valen los pactos que dice la derecha que valen.

El marcador no engaña. Allí donde le conviene a la derecha, ha pactado o va a pactar con la derecha extrema sin pedir perdón y sin disculparse ante nada ni nadie. Allí donde lo necesita, la izquierda no va pactar con el nacionalismo y tienen pinta de ir a pasarse toda la legislatura pidiendo perdón por haberlo pensado siquiera.

No se me ocurre mejor ni mayor ventaja para la derecha en cualquier juego: concederle el derecho a decir qué resultados cuentan y cuáles no, qué se puede pactar y con quién para que cuente. Lo más triste es pensar en lo fácil que sería pactar y acordar en la política española; bastaría con liberarse del relato impuesto por la derecha, dejar de pedirles permiso y empezar a acordar a favor de políticas y candidatos del futuro, no contra de políticas y candidatos del pasado. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha