eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Piscina y otros derechos humanos

La Administración olvida a los niños en situación social más frágil que pasan el verano en pisos-jaula, bloques-horno, barrios precarios, de ciudades a 45º

- PUBLICIDAD -
Córdoba bate este jueves récord histórico de calor en España con 46,9 grados mientras que Málaga registra máximas de 28

Un joven se refresca en Córdoba durante la ola de calor en que marcó récord histórico con 46,9 grados.

Último artículo del curso y mucho, grave, reclama la lupa:

Está la represión hasta el final del escritor y activista chino Lu Xiaobo, excarcelado sólo cuando iba a expirar. Y lo elocuente de la hipocresía que es el silencio del PP o Felipe González que tanto han pedido y celebran la salida -que me alegra- del opositor venezolano Leopoldo López de prisión. En El liderazgo en tiempos de crisis (2013) González preconizaba que la Historia saldará su deuda con Deng Xiaoping. ¡Ese que ordenó la matanza de Tiananmen contra universitarios por pedir libertad! A ellos, en cambio, dedicó Xiaobo el Nobel de la Paz 2010 que le impidieron recoger. Todo está ya perdido para él. Pero no para su mujer la poeta Liu Xia, en arresto domiciliario desde 2010, ¡sin cargos! ¿Alguien hará algo?

Están el senegalés -sin nombre, ni derechos- deportado a las bravas en un vuelo de Vueling-Iberia, del Prat a Dakar, esposado y escoltado por Policía española y los tres asesinados en Alhucemas por la Marina marroquí que volcó una patera con cuarenta ocupantes de los que nada se sabe. Todo la semana después de la reunión en Sevilla de los ministros de Interior marroquí, español, portugués y francés. ¿Acordaron actuar así? Ellos apuntan y la ultradera fleta un barco para acosar a los migrantes en el Mediterráneo.

Está la brutal hambruna en Somalia, tras 4 años sin lluvia, que amenaza a siete millones de personas. Esa sequía en el Cuerno de África por la que se cantó el We are the world, ¡en el 84! La ONU señala también crisis en Nigeria, Sudán del Sur y Yemen. Más la guerra en Siria, el hambre, la injusticia, el terrorismo en tantos países de África y Oriente Medio. “Efectos salida” tan potente que no hace falta ese “efecto llamada” del que el ministro Zoido culpa a las ONGs. ¡A los padres se les mueren cinco, seis hijos! ¿Este es el orden mundial indiscutible, a preservar?

Hay personas que resisten - pasajeros del vuelo del Prat el sábado, los que el domingo  protestaron en el aeropuerto de San Pablo-; colectivos que reman para que los derechos humanos no sean papel mojado ( La Caravana Abriendo Fronteras está en ruta a Melilla). Pero nada parece avanzar. Apunto, quizá, demasiado alto: ¡internacional siendo articulista de y desde Sevilla! ¡Como si en esta capital de autonomía con ocho millones de habitantes, más que 13 países de la UE no estuviera el barrio más pobre de España! ¡ Siete de los quince más precarios del país! Aquí, donde vivimos días de 46 grados y noches de 25.

Ajusto mi visión de la macropolítica en que, se nos transmite que nada puede hacerse, al espacio municipal donde crear una red de piscinas públicas para la población, los niños, que las necesitan, no debería ser meta imposible. ¿Cuál es el problema? ¿Que “piscina” es sinónimo de “lujo”? ¿Que quienes las necesitan son vecinos de tercera, de esa clase obrera, popular, desempleada, con subsidio o sin prestación que, como subsiste sumergida, es invisible? ¿Que o no sabe, o no puede, o no quiere organizarse y reclamar porque no confía en que sirva?

Al final de este año escolar, la presión de las AMPA ha forzado que la Junta de Andalucía ponga en marcha un plan de climatización en centros docentes públicos. Sería de esperar que la Administración, de oficio, por impulso de los representantes políticos considerara qué pasa con los escolares de situación socio-económica más frágil cuando el colegio acaba y sólo les queda el piso-jaula, en el bloque-horno, en el precario barrio. Ese Barrio de la película de León de Aranoa, donde los chavales ven en la tele las playas llenas como si fueran otro planeta. 

¿Qué tontería un derecho a piscina? ¡Con la que está cayendo en el mundo, que vamos al colapso! Será una insolación por la ola de calor. España está en situación de bajar impuestos, no de subirlos para gastos superfluos. ¡ Si Amancio Ortega dona, para lo que él quiera, y se hacen palmas con las orejas! El plan es seguir creando empleos precarios, empresas "colaborativas" de reparto, transporte, alojamientos turísticos. Convertir las ciudades monumentales en parques temáticos inhabitables. Que la clase media, esa franja profesional, desideologizada, bolsa de votantes cortejada por todo el arco de partidos de derecha a izquierda, ésa que ya puede remojar a sus hijos en piscina, parque acuático o playa, se tome el merecido descanso, de cara al curso que viene, sin pensar demasiado.

Ya nos preocuparemos cuando la gente, el pueblo, los votantes entreguen sus esperanzas a un Trump local. Ya escribiremos columnas diciendo que son locos o tontos que se dejan manipular. Ahora, ¡a nadar! 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha