eldiario.es

Menú

ARAGÓN

¿Convergencia de la izquierda o confluencia ciudadana? Apuntes para saber qué es Zaragoza en Común

Pero esa idea está siendo aun más utilizada tras el éxito electoral de esta candidatura para esgrimir el argumento de que este éxito radica precisamente en que previamente se ha conseguido que los partidos de izquierda converjan en una única opción.

Sin embargo, es difícil ver rasgos de una convergencia de la izquierda en la articulación preelectoral de ZeC. Y, aunque estos han podido ser discursos muy relevantes para la motivación inicial de muchos militantes, el primer periodo de crecimiento, el primer desborde interno, coincide en realidad con una serie de debates y tomas de decisión marcadas más por la búsqueda de un sentido común que por una componenda de los intereses de izquierda preexistentes o por una suma de cuotas o por una  de negociación y reparto de aliados. Los procesos de apertura iniciales (recuerden que ZeC hizo una apuesta a la ciudadanía por la que si no conseguía 5000 firmas ni se presentaba) y, sobre todo, la confección de la lista electoral señalan bien esta formación de un nuevo sentido común. Muchos candidatos son perfectamente reconocibles dentro de partidos políticos preexistentes, pero otras tantas (el 1, la 2, las 6, 7 y 8, que no es poca cosa) son nuevos agentes, avalados no por los partidos sino por el conjunto de la ciudadanía que participó en las primarias. No por casualidad a este proyecto no se llama Zaragoza Converge o, por ejemplo, Zaragoza por la Unidad Popular, sino que se llama Zaragoza en Común.

La noción de común o comunes ha sido fundamental en la apuesta política de estas candidaturas municipalistas. Lo común es lo que es de todas y de todos (omnia sunt communia). Cuando se habla de lo común no se hace referencia a lo que no es de nadie, sino más bien a aquello que, siendo de todos, no es susceptible de apropiación por nadie en particular. Hay que entender que la apuesta por lo común no es un gesto romántico del postureo político, sino que señala la condición que permite que todo el mundo, en su conjunto, pueda sentir el proyecto como propio y participar en él. 

Seguir leyendo »

La nueva política está aún por inventar

El éxito de las candidaturas de confluencia ciudadana nos pone frente a todo un conjunto de desafíos que es necesario abordar de manera urgente. El asalto a las instituciones locales de gobierno, en la medida en que ya se ha realizado parcialmente, nos obliga a tomar en serio la pregunta acerca de qué sea eso que muchos han dado en llamar "nueva política", y que, obviamente, es sólo el último avatar de un ciclo de luchas más largo. 

Si queremos abordar con un mínimo de rigor eso que llamamos “nueva política” no debemos reducirla a sus eslóganes ni a sus momentos más espectaculares. No puede quedar analíticamente limitada a un mero cambio en el tono de las declaraciones, ni a la sumisión de los cargos a férreos códigos éticos, ni siquiera a la implementación de mecanismos que aseguren la trasparencia en las cuentas o en la toma de decisiones públicas. La nueva política, si por algo puede definirse, es por ser algo más que el simple maquillaje de la vieja. De hecho, la nueva política es, precisamente, eso que en la política actual escapa a las viejas modalidades de hacer política: respecto de la política actual es, digamos, su parte de novedad. Pero, justo por eso, muy difícilmente puede ser definida la nueva política. Al menos de manera definitiva. Porque la nueva política es precisamente eso que está justo ahora por descubrir, eso que hemos, sólo muy parcialmente, comenzado a entrever, empezado a construir. 

La nueva política es algo que habrá que decidir colectivamente, a través tanto de debates como de prácticas efectivas. Y las recetas precocinadas son una de esas cosas de las que parece necesario prescindir. Con todo, conocemos ya algunos de los ingredientes, como la transparencia, el control ciudadano o el blindaje de los derechos sociales; pero aún queda mucho por investigar. La nueva política está todavía por inventar. ¿Nos conformaremos con una política que simplemente se distinga de la vieja por ser más participada y efectiva, por impedir la corrupción o gestionar mejor la cosa pública? ¿O, cuando decimos "nueva política" queremos decir algo más, señalar un cambio más profundo en los modos de gobernabilidad. 

Seguir leyendo »

Culés, leones y una fotografía controvertida

Lo temen algunos, incluidos los amantes de la Patria y los guardianes de las santas tradiciones, pero a las 21.30 horas del 30 de mayo, sábado, ocurrió ese algo inevitable: al comenzar a sonar la Marcha de Granaderos o Marcha Real, conocida generalmente como Himno Nacional de España, decenas y decenas de miles de espectadores silbaron y pitaron con el ánimo de mostrar su rechazo a tal Himno y al país que pretende representar.

No es casualidad que la gran mayoría de esos espectadores silbantes sean vascos y catalanes: ni se sienten españoles ni quieren pertenecer a la “Nación española” de la que habla el Preámbulo de la Constitución española de 1978.

Tampoco es casualidad que, tras el bamboleo entre dicha Marcha Real durante los períodos conservadores y el Himno de Riego durante el Trienio Liberal y la Primera y la Segunda República, fuese el dictador golpista Francisco Franco quien lo erigiese en 1937 y 1942 como Himno oficial de España. De hecho, no son pocos los que aún recuerdan el ingreso bajo palio de Franco en cualquier catedral o monumento del país a los sones del Himno Nacional o la multitud de procesiones y conmemoraciones patrióticas en los que sonaba indefectiblemente y sigue sonando el Himno Nacional.

Seguir leyendo »

“Yo no tengo que tener empatía”

Esta situación la viven quienes trabajan de cara el público, que diariamente soportan quejas, escuchan penurias y reciben reclamaciones. Policías, médicos, funcionarios de la Administración pública tratan con ciudadanos irritados, pacientes angustiados o personas que simplemente piden ayuda ante lo que a veces es el caos de la burocracia. Sin embargo, quienes acuden a ellos, a veces, sólo reciben de quien tienen enfrente falta de educación y sensibilidad.

No podemos seguir tragando, agachando la cabeza, cada vez que un agente nos trate con aires de grandeza durante una identificación rutinaria, o cuando salimos de una consulta sin saber lo que nos pasa, porque para qué contarnos, “si no íbamos a entender nada”. No se pueden seguir tolerando este tipo de comportamientos, porque no se les exige ser superhéroes, simplemente se espera que sean humanos.

Esta semana he tenido una mala experiencia en la Universidad de Zaragoza. Tras denegarme una beca para un máster y acudir a hablar con el personal encargado de su tramitación, una de las trabajadoras ha cogido mi expediente con desprecio y ha comenzado a interrogarme. Yo, nerviosa ante su actitud, le he explicado que no tengo un contrato de alquiler legalizado por el Gobierno de Aragón porque nunca he tenido la seguridad de que no me quedaría en el paro, pero que aportaba otra documentación que evidenciaba mi independencia económica.

Seguir leyendo »

Las cuentas… y los cuentos sobre las encuestas preelectorales en Aragón

Susana Gaspar fue la candidata de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno de Aragón. Foto: Juan Manzanara

Hace unos días pronosticamos ( aquí y aquí) los resultados de las elecciones a las Cortes de Aragón del pasado 24 de mayo. Para ello realizamos la media ponderada de las encuestas publicadas (en base al número de entrevistas realizadas). El trabajo de campo de las encuestas que utilizamos fue previo al inicio de la campaña electoral.

A partir de ese momento se produjo un apagón demoscópico. Lo usual en otras convocatorias electorales es la publicación de encuestas durante la campaña electoral (mientras lo permite la ley electoral). Sin embargo, en el caso de Aragón, no se publicaron más encuestas. Esto no quiere decir que no se realicen sondeos por parte de partidos políticos y empresas demoscópicas. Simplemente, no se publican, pero haberlas haylas. Habitualmente, los partidos políticos filtran a los medios de comunicación aquellas encuestas que dan buenos resultados a sus candidaturas. Y silencian aquellas que no son tan favorables. Este indicador indirecto nos hacía sospechar por donde podían ir los resultados electorales. Además, la campaña electoral se mostraba más decisiva que en otras ocasiones debido al elevado número de indecisos.

Es hora de hacer las cuentas. En la tabla 1 comparamos el pronóstico realizado y los resultados definitivos. La herramienta del agregador de encuestas ha funcionado relativamente bien. De los 7 partidos que han obtenido representación en las Cortes de Aragón, en 5 de ellos han acertado el resultado. En los tres partidos mayoritarios, PP, PSOE y PODEMOS las diferencias entre resultados y pronóstico son mínimas y entrarían en los errores muestrales (0.4, 0.1 y 1.1). Lo mismo ocurre con las candidaturas de CHA e IU (0. 9 y -0.3). En el caso de PAR y Ciudadanos, las encuestas no han funcionado tan bien. No ha sido tan certero el pronóstico del PAR que se subestimo en 2.5 puntos. Probablemente la representación territorial de este partido no ha sido recogida por las encuestas (la empresa A+M que fue la que realizo el mejor pronóstico, incluyo más entrevistas en el territorio). El error más apreciable ha sido la sobrerepresentación de Ciudadanos (siendo el resultado electoral 7.6 puntos por debajo de la media prevista). Las elevadas expectativas de voto de Ciudadanos no se han cumplido en las urnas.

Seguir leyendo »

Una aventura en común

Es lo que no te cuentan las películas de búsqueda y aventura, lo que Hollywood no nos explica: ¿Qué pasa después del trepidante asalto al poder? ¿Qué sucede después de que Imperator Furiosa sube por la plataforma?

¿Qué sucede cuando ganamos, cuando termina la épica y comienza la vida, cuando hemos conquistado la Ciudadela y tenemos que sembrar los campos? Lo que empieza tiene lugar en un universo de ciclos más largos que durante la fase de asalto sólo pueden apuntarse como sugerentes posibilidades: la maleta de la cuidadora de semillas, la apertura de las llaves de agua para devolver la gestión de la vida al común... Aprender juntos y juntas a contestar esa pregunta es la próxima historia que tenemos que vivir en común.

Sembrar y regar. La vida y las posibilidades del asalto para recuperarla se juegan en una cuidadosa coordinacion de ambas. Lo sembrado durante años de movimientos ciudadanos desde el 15M es recogido por Podemos en las elecciones europeas, amplificando un torrente que se utiliza para regar lo sembrado por los movimientos municipalistas para ganar muchas de las grandes ciudades, bajo marcas ciudadanas construidas desde abajo recogiendo buena parte de la diversidad que no estaba recogida en Podemos.

Seguir leyendo »

Zaragoza, más allá de la hegemonía

Unos meses antes del primer éxito de Podemos se había empezado a barruntar una apuesta que en breve se resolverá. En diversas ciudades de nuestra geografía se comenzaron a configurar grupos de trabajo con la mirada puesta en las elecciones que van a tener lugar este 24 de mayo. Se trataba de lanzar la entonces llamada apuesta municipalista, cuyo primario objetivo no consistía sino en organizar el asalto ciudadano a las instituciones locales, a esas instancias de gobierno que, de algún modo, más cerca se encuentran de la gente. Se trataba de llevar las luchas sociales al interior de las instituciones de gobierno local. Si bien esta apuesta se encontraba ya parcialmente articulada entre diversas ciudades antes incluso de la irrupción de Podemos en las europeas, lo cierto es que los procesos a través de los cuales se ha hecho efectiva han distado mucho de ser homogéneos entre unos lugares y otros.

Cada ciudad y cada pueblo en que ha llegado a constituirse una candidatura ciudadana de ruptura ha tenido que vérselas con la realidad social y política que le era propia y componer a partir de ahí. Se partía de puntos diferentes y, por lo tanto, las dinámicas de construcción han tenido que ser diferentes. Cada cual ha recorrido un camino, pero, además, no todo el mundo ha llegado al mismo sitio. Ni el principio, ni el proceso, ni el final han sido idénticos. No se trata de que en unos sitios se haya hecho mejor que en otros. Las relaciones políticas y sociales estaban dispuestas de diferente forma, y los agentes que han desplegado la iniciativa de asalto a lo local han, obviamente, hecho tanto como han podido para el éxito del proyecto. Pero las fuerzas se componen siempre en concreto, nunca en abstracto, y esto hace que en cada territorio los procesos de articulación se hayan realizado de un modo.

Si echamos un vistazo a los procesos acaecidos en las grandes ciudades, Zaragoza es la anomalía. Al margen de los resultados electorales que obtenga, la candidatura ciudadana denominada Zaragoza en Común ha transitado un proceso radicalmente democrático que ha sido capaz de hacer confluir no sólo a siete partidos políticos, sino a amplios sectores de la ciudadanía y de los movimientos sociales. Mientras en muchos de los debates se discutía sobre la hipótesis populista de construcción de hegemonía, Zaragoza en Común se ha desplegado como un proyecto que podemos calificar, a partir del concepto utilizando por teóricos como Jon Beasley-Murray o Alberto Moreiras, como poshegemónico.

Seguir leyendo »

Encuestas y pronóstico electoral en Aragón

Este fenómeno no es algo nuevo, se repite en todos los procesos electorales. Probablemente a partir del 25 de mayo ya no se hablará más de ellas (sobre todo si sus pronósticos han sido certeros).

Como sabemos, para este año electoral, se vaticina un cambio de ciclo en el comportamiento político de los ciudadanos. La fragmentación y la volatilidad del voto que se detectan en las encuestas todavía complican más la predicción de los resultados electorales. ¿Cómo se han mostrado estos pronósticos recientemente?

En las últimas elecciones celebradas en España, al Parlamento de la Junta de Andalucía, los pronósticos electorales realizados en el mes previo a las elecciones se han mostrado bastante certeros. Sobre todo han acertado casi milimétricamente lo que llaman la “poll of poll" (encuesta de encuestas). Por eso vamos a recomendar dos herramientas de análisis de pronósticos electorales: ELECTOGRAPH y POLITICAL MARKETS.

Seguir leyendo »

Salir del laberinto de la precariedad

En las últimas décadas y de forma acelerada desde 2007, hemos visto como todos aquellos derechos y conquistas sociales han ido disminuyendo en un proceso asimétrico pero seguro, guiado por los gobiernos y por organismos supranacionales como lo que hemos denominado Troika (FMI, BCE, UE) o el Banco Mundial, que han respondido a los intereses de las grandes corporaciones internacionales frente a los de la mayoría social.

Las formas de las relaciones laborales han ido variando en un proceso paralelo a los intereses del capital: de una Europa con grandes polos industriales a un desmantelamiento y su consiguiente deslocalización. Hemos asistido progresivamente a una mayor importancia del sector servicios y a la atomización de los trabajadores. En este ciclo hemos visto además la privatización de las grandes empresas públicas asociadas a los sectores estratégicos de la economía (energía, transporte, telecomunicaciones). Existen otros múltiples factores que han influído en las nuevas condiciones laborales, como el gran nivel desempleo o las nuevas formas empresariales. Pero lo que queremos enfatizar aquí es que, frente a las nuevas formas de organización del trabajo han aparecido nuevas formas de organización de los propios trabajadores, muchas veces superando las formas del sindicalismo clásico.

Un ejemplo muy didáctico para explicarnos qué ha ocurrido es la historia de los trabajadores de Movistar-Telefónica. Un empresa pública que fue privatizada por gobiernos del PSOE y el PP, vendida a amigotes de la infancia, donde se aplicaron ERE’s y una subcontratación de servicios a otra empresa. Así como iban bajando escalones en la subcontratación la degradación va en aumento y así como ha ido avanzando la instalación de fibra óptica la contratación de falsos autónomos ha aumentado.

Seguir leyendo »

Los que apagan los incendios son mileuristas y “los directivos ganan 1,3 millones al año”

El consejero Modesto Lobón, en el centro, es el presidente de Sarga. Foto: Gobierno de Aragón

Los trabajadores rondan los 1.000 euros de sueldo, mientras que los jefes (alrededor de nueve personas que forman la cúpula directiva) se embolsan 1.300.000 euros al año. Es lo que sucede en la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (Sarga), es decir, la empresa del Gobierno de Aragón que presta servicios agroambientales. 

La respuesta desde la DGA ante la considerable diferencia salarial es tajante: “En todas las empresas gana más el jefe que los empleados”.

La Candidatura Independiente de Sarga, un sindicato que surgió porque estaban “cansados de los sindicatos habituales” y que, en la actualidad, tienen el 55% de la representación sindical en la empresa, facilita los datos de los altos salarios de los directivos. Añaden, con ironía, que el sueldo del consejero de Medio Ambiente y presidente de Sarga, Modesto Lobón, no está incluido en las cifras.

Seguir leyendo »