eldiario.es

Focos

Ángela Cañal

Periodista. Durante más de una década trabajó como redactora y jefa de la sección de política y actualidad andaluza en varios medios de comunicación (Europa Press, El Correo de Andalucía). Hace unos años dio el salto a la comunicación institucional, primero en la Junta de Andalucía y después en el Gobierno. Ahora, de vuelta al Sur, ejerzo como consultora de comunicación. "Lo que más me gusta de lo que hago es que sigo aprendiendo". Es autora del blog Cartas Marcadas.

ZP no le ha hecho ningún favor a Susana

No tuvo su mejor día Hillary Clinton cuando casi en la recta final de la campaña presidencial proclamó que   la mitad de los seguidores de Trump encajaban en la definición de "cesta de deplorables: racistas sexistas, homófobos, xenófobos e islamófobos". Tampoco lo ha tenido el expresidente Zapatero al declarar el lunes –en Barcelona nada menos– que en Cataluña hay   prejuicios contra Susana Díaz por ser "andaluza y mujer", unos recelos que, ha dicho, no se dieron con el también sevillano Felipe González, con Rubalcaba o con él mismo, nacido en León.

El  principal  error de ZP no ha sido, siendo estrictos,  haber dicho  algo que sea radicalmente incierto. Tampoco fue ese estrictamente el mayor error de Clinton, no nos engañemos. Yo estoy entre quienes piensan que, entre los muchos reproches políticos (perfectamente respetables) que se pueden hacer contra la presidenta andaluza, sobrevuela, no siempre pero sí más a menudo de lo aceptable, un tufillo clasista y también  dejes machistas. En especial de Despeñaperros para arriba, pero no  solo. Tampoco nos sorprendamos. ¿Cuándo ha dejado España de ser clasista y machista, o me he perdido algo?

Seguir leyendo »

Los tres peligros de la sentencia del caso Romanones

La  absolución del padre Román, juzgado por abusos sexuales en la diócesis de Granada, ha sido tan chocante como esperada. Chocante por la contundencia de los testimonios prestados durante el proceso, que convencieron al propio papa Francisco. Esperada, después del súbito cambio de opinión de la Fiscalía, que pasó de pedir nueve años de cárcel para el sacerdote a defender su inocencia por falta de pruebas y acusar al denunciante de mentir. La sentencia, aunque recurrible ante el Supremo, supone prácticamente dar carpetazo al caso, después de que otros 11 acusados (9 sacerdotes y dos laicos) fueran previamente exonerados al declarar prescritos los delitos. 

No sería prudente entrar a juzgar las circunstancias específicas de este caso, y en realidad solo nos queda confiar en que la justicia haya hecho bien su trabajo y no esté dejando a sus anchas a una docena de depredadores sexuales. Igual que cuando el pasado febrero  la prescripción libró también al ex vicario de Gipúzkoa de ir a juicio por tocamientos a menores. La realidad es que, más allá del caso Romanones en concreto, la sentencia supone un duro golpe para los movimientos que luchan desde hace años por levantar las alfombras que durante décadas han ocultado las agresiones y abusos perpetrados en el seno de la Iglesia, con la indiferencia, cuando no la abierta complicidad, de la alta jerarquía religiosa.

Seguir leyendo »

El día más corto de la guerra más larga

A las dos serán las tres, avisaba la víspera el telediario. Paradojas del calendario, el anunciado anuncio de Susana Díaz de que será candidata al liderazgo del PSOE se ha producido en el día más corto del año -sólo 23 horas- y en medio de una de las guerras por el poder más largas que se recuerdan en el partido. A las dos serán las tres, y donde había dos candidatos oficiales, ahora ya son tres. O no, porque con la entrada oficial de Díaz parece confirmarse, si cabía alguna duda, que en esta carrera Patxi López está cada día más arrinconado, prácticamente fuera de la pista. 

El multitudinario mitin de la andaluza en Madrid, toda una demostración de músculo político, establece un nuevo punto de arranque, el último, en estas interminables primarias que se decidirán en mayo. Algunos dirán que el pistoletazo de salida se dio cuando  Pedro Sánchez anunció su candidatura en Dos Hermanas. Otros, en el  sangriento comité federal del 1 de octubre en el que fue defenestrado. Algunos más pensarán, y no les faltará razón, que la batalla se inició mucho antes, quizá en el momento mismo en que Sánchez fue elegido secretario general en 2014, con el imprescindible apoyo de su ahora enemiga. Y habrá incluso quien diga que todo comenzó, si nos fijamos bien, cuando Griñán la nombró su sucesora en Andalucía, aquel día de julio hace casi cuatro años. Einstein ya nos enseñó que el tiempo es relativo, y en política todavía más.

Seguir leyendo »

Un día sin nosotras

No sé si esto valdrá para algo, me digo al levantarme mientras revuelvo en los cajones en busca de una camiseta o un jersey rojo. Hoy, 8 de marzo, plataformas feministas de todo el mundo han convocado una huelga bajo el lema #adaywithoutawoman. Durante el día de hoy se llama a las mujeres a no trabajar, no consumir, no hacer tareas domésticas y vestir de rojo para reivindicar la igualdad. La protesta ha partido desde Argentina y rápidamente ha sido replicada en muchos países, con mucha fuerza en Estados Unidos, donde el movimiento #WomensMarch se ha convertido en uno de los frentes más potentes ante las políticas de Donald Trump.

No sé si valdrá de algo, me repito, teniendo en cuenta que soy autónoma, tengo el frigorífico lleno, poco más que un par de gatos que cuidar y además sigo sin encontrar el dichoso jersey. Ninguna de mis conocidas me ha dicho que vayan a secundar la huelga, y tras una breve búsqueda en google descubro que tampoco lo tendrían fácil si quisieran: de hecho, en España no hay convocada ninguna jornada completa de huelga para hoy. 

Seguir leyendo »

Trump, ¿el salvador de la prensa?

La guerra declarada por Donald Trump contra los medios puede ser "el mejor regalo para el periodismo", dice la prestigiosa web norteamericana politico.com. "¿Puede Trump hacer el periodismo grande de nuevo?", apunta por su parte el diario británico The Spectator. Quizá tú, lector, tengas la tentación de preguntarte, cual ministro sueco, qué se han fumado estos articulistas que parecen aplaudir las maneras dictatoriales del nuevo presidente norteamericano. Por qué no tiemblan ante la perspectiva de un mandato plagado, como la campaña electoral, de mentiras flagrantes, hechos alternativos y ataques frontales a la libertad de prensa.

Y sin embargo, puede que tengan razón (o no). Después de años de declive económico, de fuga de lectores, de recortes y despidos, de ensayar todas las fórmulas (im)posibles para ser rentables, los medios parecen haber encontrado, como decía el personaje de Oskar Schindler en la película de Spielberg, la clave que separa el éxito y el fracaso: la guerra.

Seguir leyendo »

Déjame jugar contigo, Donald

Los expertos en psicología lo denominan "el triángulo del bullying": los tres perfiles sobre los que se sostiene una situación de acoso. Está el acosador, está la víctima, y están los testigos. A primera vista estos últimos pueden parecer una figura menor en la historia, pero son en realidad la pieza maestra sin la cual el engranaje de la violencia no podría seguir en movimiento. Los psicólogos distinguen entre espectadores activos o reforzadores, que son los que jalean al abusón, le ríen las gracias, le justifican y en ocasiones pueden incluso imitar sus acciones. Y están los espectadores pasivos o ajenos, que observan, callan, se dan excusas para no actuar. Unas veces, por miedo a ponerse en la diana. Otras, porque la pertenencia al club de los fuertes les ofrece ventajas a las que no desean renunciar.

En su relación con el Bush de las armas de destrucción masiva, la 'Patriotic Act' y la apocalíptica invasión de Irak, José María Aznar se comportó como los primeros. Maravillado de ver sus propios zapatos sobre la mesa de los jefes, apoyó una guerra ilegal, propagó sin empacho la mentira de las armas y autorizó el paso por España de presos camino de Guantánamo. Todo para sentir sobre su hombro la mano de un Bush al que ahora algunos empiezan a recordar con inquietante ternura (lo cual demuestra que la historia se reescribe cada minuto y que no hay refrán más cierto que aquel que dice que "alguien llegará que bueno te hará").

Seguir leyendo »

Calendaria

"Aberración". "Degeneración". "Vergüenza". "Insultante". "Lamentable". "Retrógrado". "Extremista". "Incita a la violencia". "Si la Fiscalía se querella, yo lo aplaudo". "¿A esta hora aún no ha sido cesado el responsable?". "Hay que estar enfermo". "Estamos volviéndonos locos". "Me da asco, no sé decirlo de otra manera".

Estos que estás leyendo son comentarios reales, de personas reales, aparecidos en los últimos días en redes sociales, blogs, artículos de prensa y tertulias de opinión. ¿Hablaban tal vez del caso de abusos sexuales en la Universidad de Sevilla? ¿De la corrupción? ¿Del muro de Trump? ¿De los refugiados que se congelan en Lesbos? ¿Del último atentado del ISIS?  No, no. Hablaban del  Calendaria, el almanaque de 2017 publicado por la Universidad de Granada, en el que para llamar la atención sobre la desigualdad de las mujeres se les ha ocurrido rebautizar los meses del año en femenino: enera, febrera...

Seguir leyendo »

Caso cerrado, caso abierto

¿Han obtenido justicia las tres mujeres víctimas de abusos sexuales sistemáticos a manos del ex decano de la Facultad de Educación?  La sentencia conocida esta semana, casi siete años de cárcel, debería hacernos pensar que sí.  La decisión de la Universidad de Sevilla de suspenderlo cautelarmente de sus funciones una vez conocido el fallo, se supone que también. Pero no. Qué va. Ni mucho menos. Los detalles que vamos conociendo del caso, desde que empezaron a cometerse los abusos hasta hoy, más de una década después, provocan más dudas, estremecimientos y rabia. Mucha rabia.

¿Han hecho el juez, la Universidad, la Facultad, todo lo que podían para proteger a estas mujeres durante este tiempo? Muchos elementos apuntan a que no. No del todo, al menos. Pero la opción contraria, que todo fue correcto, es si cabe más dolorosa.

Seguir leyendo »

Donde más duele

Para muchos, el esperado mitin de Susana Díaz y José Luis Rodríguez Zapatero de este viernes en Jaén  tiene el morbo de ser el (penúltimo) pistoletazo de salida en la carrera por el poder en el PSOE. Frente a los eventos bastante descafeinados de  Pedro Sánchez en Valencia y Asturias, y la relativamente modesta demostración de los críticos ayer en Sevilla, el partido ha preparado en esta ocasión un baño de militancia. El eslógan: los diez años de la aprobación de la Ley de Dependencia, un hito histórico que sirve también a la presidenta andaluza para retomar la iniciativa en un terreno, el de las políticas sociales, que seguramente nunca habría imaginado que pudiera convertirse en uno de sus flancos débiles.

Estas últimas semanas, con las   multitudinarias protestas  sanitarias en varias provincias y los desalentadores resultados del  informe PISA, se ha puesto de manifiesto que el escenario de la batalla política en estos nuevos tiempos está cambiando: del paro y la corrupción a las críticas por la situación de la sanidad y la educación públicas, verdaderas "joyas de la corona" como las ha definido Díaz en numerosas ocasiones.

Seguir leyendo »

En qué se equivoca Pablo Iglesias

Hace unos meses, una amiga me expresaba su desacuerdo sobre una columna que escribí con motivo del 25-N, en la que defendía entre otras cosas la importancia de contar con más referentes sociales de mujeres fuertes y poderosas. Mencionaba alguno de mis personajes favoritos del cine y la televisión, como la protagonista de 'Los Juegos del Hambre', la jefa de prensa en la magnífica serie 'El Ala Oeste de la Casa Blanca' o la cómica Amy Schumer, y cerraba con esta frase: "Hacen falta más Susanas, más Hillarys, incluso más Angelas Merkel".

Mi amiga, votante de Podemos, me afeaba esta selección y venía a coincidir básicamente con lo que le acabamos de escuchar a Pablo Iglesias y que ha generado cierta polémica:  "De nada sirve poner como portavoces a mujeres si éstas no están feminizadas", ha dicho el líder de Podemos. Es decir, de nada sirve poner a mujeres en puestos de poder si van a gobernar como ya lo hacen los hombres.

Seguir leyendo »