eldiario.es

Menú

Los Trump y Arabia Saudí se “blanquean” en violeta

Ivanka Trump en su visita con los Trump al Papa Francisco

La familia Trump acaba de realizar su primer viaje oficial al extranjero desde que Donald, el patriarca, ostenta el cargo de presidente de los EE.UU. La prensa está llena de sus salidas de tono, errores diplomáticos y también del contraste de vestimentas de las damas, Melania e Ivanka, en Arabia Saudí y en el Vaticano. En el primero, sin velo, dando imagen de modernidad; y en el segundo, con mantilla negra y de luto riguroso, proporcionando una imagen muy rancia y arcaica. Algo que, en mi opinión, no es casual, especialmente en lo relativo a la imagen de modernidad que los Trump y los intereses que defienden, que no son precisamente los de la mayor parte del pueblo americano, querían dar de Arabia Saudí, eligiendo para ello precisamente uno de los aspectos más siniestros de ese país, el de la condición de las mujeres.

En Arabia Saudí se practica un auténtico apartheid de género que conlleva una segregación total entre los espacios destinados a las mujeres y el resto de los espacios. Los hombres tutelan a las mujeres desde el nacimiento hasta la muerte,ya que éstas no pueden obrar por sí mismas y están incapacitadas tanto desde el punto de vista jurídico como el económico.

No en vano, la participación laboral de las mujeres es la más baja del mundo, en torno al 5%. Pero todo esto no impide que, coincidiendo con la visita de los Trump a Arabia Saudí, su monarquía haya donado 100 millones de dólares a un fondo promovido por Ivanka Trump y gestionado por el Banco Mundial cuyo objetivo es conseguir un mayor empoderamiento de las mujeres en el mundo.

Seguir leyendo »

Segregación en las aulas

No es casualidad que desde sectores conservadores de la sociedad creen colegios para niños y colegios para niñas, y que, en cambio, no pidan hospitales para hombres y otros para mujeres. O que en los que ahora existen haya Servicios de Pediatría para niños y otros para niñas. Lo mismo que no es nada casual que desde esos mismos sectores creen universidades privadas para hombres y mujeres, y no abran universidades para hombres y universidades para mujeres, saben que a esas edades ya no hace falta separarlos.

Cuando piden segregar a niños y a niñas en la educación es porque son muy conscientes del instrumento que supone hacerlo para definir sus identidades por contraste, y con ellas normalizar que los roles, las funciones, los tiempos y los espacios para hombres y mujeres en la sociedad son diferentes.

La desigualdad no está construida sobre el terreno de la convivencia, ahí es donde se expresa, la desigualdad es el machismo, y el machismo está en la identidad que la cultura crea para hombres y mujeres a través de las referencias que se transmiten por medio de la educación y de la socialización. De ese modo cada persona actúa como reserva de occidente y de oriente de ese machismo, y consigue que la discriminación esté garantizada, pues no se trata de una decisión, sino de las ideas y valores que llevan a tomarla, a normalizarla, a justificarla… y luego, si alguien la descubre y cuestiona, a impartir justicia en su nombre.

Seguir leyendo »

Bienvenidos a Andalucía

La política andaluza parece haber empezado a recobrar, en cuatro días, la energía que le ha faltado durante los últimos dos años. Media legislatura durante la que el Gobierno de Susana Díaz ha estado dormido y falto de reflejos -"catatónico", ha llegado a decir el portavoz de IU- frente a una oposición que, a decir verdad, tampoco ha estado sobrada de agilidad, ambición o astucia en la conquista del terreno descuidado por el adversario.

En política a veces hay derrotas dulces y hay victorias amargas, pero hasta hoy no conocíamos que también pudieran existir  derrotas útiles, y aún está por ver que sea así. Tras la derrota de Susana Díaz en las primarias socialistas, el Ejecutivo andaluz ha recibido instrucciones de ponerse las pilas, de retomar la iniciativa cuanto antes. Quien no lo haga caerá en una crisis de gobierno que parece sólo cuestión de tiempo.

Como atinadamente apuntaba  Lourdes Lucio, los socialistas han estado demasiado tiempo más dedicados a su gente que a la gente. Tras las primarias, la reacción ha sido acelerada: hay previsto un debate general el 7 y 8 de junio, una reunión con Ciudadanos para avanzar en nuevas medidas del acuerdo de investidura, al tiempo que se anuncia un "impulso a la acción de Gobierno en materia de empleo y servicios públicos". "Toca centrarse en Andalucía", subraya la presidenta.

Seguir leyendo »

Orden de acercamiento para Donald Trump

Donald Trump, el monarca saudí y el presidente egipcio en Riad, esta semana

Donald Trump, el multimillonario antisistema que cree en el sistema de los multimillonarios, recibió una orden de acercamiento al Islam que él tradujo a su antojo esta semana: podría haberse dejado caer por cualquiera de los polvorines donde la pringan o la palman los turbantes del tres al cuarto, aquellos que huyen de los suyos o de los nuestros; pero no, ha preferido a los jeques en vez de a los moros, aunque haya sustituido el hiyab de reglamento por un talón bancario.

Antes de pasear por el muro de las lamentaciones o de crear tendencia en su reunión en el Vaticano con el Papa Rojo, el mismo tipo que cierra sus fronteras por decreto ley a los que se najan del fuego de Siria o de las brasas de Iraq, se abrió de brazos ante los petrodólares: in god we trust, reza su verdadera religión, la del papel moneda cuyo profeta es Georges Washington.

El inquilino de la Casa Blanca y propietario de la Torre Trump tiene mucho en común con el rey Salman de Arabia Saudita. La misoginia, por ejemplo, que es transversal, global, cosa de hombres, ya se sabe. Su hija Ivanka ha elogiado el progreso de las mujeres saudíes, quizá porque en su país no pueden salir de casa sin un pariente masculino, no pueden conducir, ni entrar a los cementerios, ni comprar una muñeca Barbie de esas que tanto se parecen a la primera dama de los Estados Unidos. Sólo pueden votar y ser votadas si sus maridos lo consienten, al igual que sólo se les permite viajar y abrir una cuenta corriente con el visto bueno de su cónyuge. A tenor de su campaña electoral, lo mismo decide aplicar alguna de estas medidas tan avanzadas antes de que finalice su mandato.

Seguir leyendo »

Susana Díaz vuelve a casa

Díaz pide a sus diputados "redoblar esfuerzos" en defensa de los intereses Andalucía

Después de su clara derrota frente a Pedro Sánchez, Susana Díaz vuelve a casa. A sus colegios, sus hospitales y sus dependientes; a sus parados y sus autónomos. A "mi gente", como suele decir. A compartir coca-colas con los periodistas andaluces, que saben perfectamente lo que significa en boca de la dirigente socialista "voy a arrimar el hombro" y "me voy a dejar la piel".

Durante muchos meses, ha dedicado toda su energía a debilitar a su secretario general primero, y a sustituirlo después, sin éxito alguno a tenor de los resultados en las emocionantes y espectaculares primarias socialistas. Díaz dice que ha vuelto al trabajo para el que la eligieron los andaluces en marzo de 2015. "Ahora toca centrarse en Andalucía", le ha dicho a los 47 diputados del grupo parlamentario socialista quienes, como ella, han estado volcados -unos menos, otros más y alguno mucho más- a la conquista de Ferraz.

Desde que Manuel Chaves dimitiera como presidente de la Junta en 2009, el PSOE de Andalucía ha estado más dedicado a su gente que a la gente. Chaves cedió el testigo a José Antonio Griñán y este a su vez a Susana Díaz. Desde 2008, tres elecciones, tres presidentes andaluces, cinco debates de investidura, nuevos gobiernos, crisis de gobierno, altas y bajas de altos cargos y congresos extraordinarios y también muy ordinarios del PSOE andaluz. Y dos presidentes de la Junta en el baquillo de los acusados por los ERE.

Seguir leyendo »

La fontanería hace agua

Se ha hablado tanto de fontaneros y fontanería en esta campaña (y antes) en el PSOE, que la referencia es inevitable como análisis posterior. Porque si algo ha fallado en estas primarias ha sido, no sólo los cálculos de “la hija del fontanero” (como le gusta describirse a Susana Díaz a sí misma), sino  la fontanería; es decir, la manera de hacer “de siempre”. Susana Díaz pensó que el partido socialista funcionaba, como dicen muchos, “como antes”. Que el poder orgánico movía montañas y militantes. Que la presión de “no moverse para salir en la foto” podía ser suficiente, aliñada con moral de victoria para arrasar en las primarias.

Pero la fontanería no ha dado el resultado que los susanistas esperaban. Ni la sociedad ni su partido son los mismos, y problemas y realidades diferentes hay que abordarlos con estrategias distintas. La propuesta de hacer todo “como siempre” es evidente que no ha calado.

Que la fontanería no estaba funcionando dio una señal de alarma en el recuento de avales, cuando desde el PSOE andaluz aseguraban que había federaciones donde “no se habían esforzado lo suficiente”. Ahora, cuando ya se sabe que hay provincias donde Díaz ha obtenido menos votos que avales, se ve el efecto de la presión interna, el dominio de las corrientes y el manejo del partido. Poco eficiente. Es más, que la mayor diferencia entre avales y votantes se haya dado en Andalucía refleja mucha presión pero menos confianza de sus bases pese a haber ganado allí. Lo que no la deja en buen lugar.

Seguir leyendo »

La derrota estaba escrita

Sánchez, Díaz, y López durante la votación de primarias del PSOE.

De forma insólita, escribí este artículo adelantándome a los acontecimientos, el viernes. No exactamente como lo estáis leyendo. Sino un boceto. Me permití el riesgo de hacer un trabajo en balde, de escribir esta columna admitiendo la posibilidad de que, el domingo, el resultado de primarias del PSOE la contradijera y yo acabara tirándola a la papelera. ¿Por qué? Por el pálpito de que era otra la historia escrita de antemano, a la que la realidad iba a cambiar el final. Y así ha sido: Pedro Sánchez ha ganado el liderazgo del PSOE. Ahora sí por voluntad de los militantes.

Es comprensible que Susana Díaz aún se pellizque. Han sido años preparando este momento, estudiando los movimientos de ajedrecistas previos, moviendo las piezas en el tablero, comiendo peones, alfiles, caballos, torres para llegar al jaque mate, con todo el poder, orgánico, mediático, sistémico de su parte... y sucumbir. ¿Qué ha podido fallar para que ese chico salido de la nada, barro moldeado en sus manos, quien “no valía pero les valía” haya sido el preferido?

Toda realidad compleja, importante, de peso es consecuencia de un conjunto de factores. Pero a mí, lectora empedernida, escritora, lo que me fascina del caso es el papel que ha jugado “el relato”. En estos tiempos en que la cultura se ahoga bajo el diluvio del no sirve para nada, la derrota de Susana Díaz es pura literatura. Se ha querido hurtar a los lectores -militantes, simpatizantes, ciudadanos- el origen del cuento. Y sin embargo, todo lector activo lee no sólo lo explícito, sino entre líneas.

Seguir leyendo »

El camarote

Caída socialdemocracia.

En una noche aciaga para la socialdemocracia alemana y su nueva esperanza, Schulz, la derecha -el centro- barría a la izquierda -el centro- en Renania del Norte, en donde gobernaba con Merkel. Iba conociendo los datos mientras volvía a ver la escena de el camarote, de la película marxista Una noche en la ópera.

Estaba reciente la derrota de Hamon en Francia; los malos augurios para Corbyn en el Reino Unido; aún no había nombrado el exministro de Economía de Hollande, Macron, al derechista Philippe como primer ministro; sin hablar de Holanda, Grecia o España; todo va mal para el socialismo europeo con la única excepción de nuestros vecinos portugueses, que esa misma noche ganaban Eurovision.

Lo sorprendente era que los intelectuales orgánicos de guardia achacaban los malos resultados de los líderes progresistas a su giro izquierdista. Nada de crítica a sus antecedentes: Hollande, Valls, Blair, Gabriel, Schröeder, Rubalcaba, Zapatero, por no extenderme.

Seguir leyendo »

Muertes en las cunetas de la sociedad

“La muerte es algo que se siente, más que se piensa”, lo escribía Antonio Machado con razón y poesía, por eso la pérdida de la vida se percibe de manera diferente según las circunstancias.

Decía Simonin, uno de los referentes de la Medicina Legal moderna, que el automóvil se había convertido en el microbio del siglo XX, y hoy podemos afirmar que con el tiempo ha ido adquiriendo virulencia para llegar al XXI con más fuerza y variantes surgidas de diferentes mutaciones y transformaciones. Entre esas nuevas formas de matar que ha traído el tráfico están los atropellos a ciclistas, de los que estas últimas semanas hemos vivido un verdadero drama. La situación ha sido tan terrible que el Ministerio del Interior ha puesto en marcha un “plan urgente” para responder a las 33 muertes del pasado año y a las 19 del actual. Una respuesta totalmente necesaria y positiva para poner fin a estos accidentes que acaban con tantas vidas en las cunetas de nuestras carreteras.

Lo que sorprende es que no se responda del mismo modo cuando el machismo y su violencia de género asesina cada año a 60 mujeres de media, y en lo que va de 2017 ha matado a 25 mujeres y a 5 niños y niñas. Nadie pone el grito en el cielo ante esta situación ni los pies en el suelo frente a esta realidad, nadie decide adoptar un “plan urgente” a pesar de que muchas de estas mujeres habían denunciado previamente (un 20’8% este año), sin que obtuvieran la protección que buscaban a través de la denuncia.

Seguir leyendo »

A rolex o a setas

Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez, antes del debate de primarias del PSOE.

Cuando no hay nada que decir lo mejor es no decirlo. Es un sabio consejo que nos daba un viejo maestro a los novatos que velábamos nuestras primeras armas in ‘illo tempore’, cuando los periódicos se hacían sin ayuda de la Wikipedia. Desoyendo tan atinada lección, voy a hablar de las primarias del PSOE para no desentonar de los tres candidatos a presidirlo, que tampoco tienen mucho que decir, aunque eso sí, lo vociferan muy alto.

Y aunque no tenga nada que añadir a lo ya dicho por mentes tan rojas y preclaras, sí diré que a mí me da igual quién pueda ganar las primarias, ya que un servidor seguirá votando izquierda útil, en la creencia que es mucho mejor para las personas humanas aprobar asignaciones dignas para los dependientes o aumentar el salario mínimo, que iluminar cada semana una rimbombante Declaración Galáctica de los Derechos Inalienables de la Gente, que por menos no merece la pena levantarse de la cama, según piensan en Podemos. Además, me da un poco de repelús poner al mando a quienes no tienen pudor en hablar en público con los troncos o las vacas. Y además esperan con ilusión una respuesta.

Por todo ello es por lo que me atrevo a pedir a los militantes socialistas que a la hora de votar piensen no sólo en lo que quieren ellos, sino en lo que queremos también otros muchos, que es mandar a Rajoy a registrar propiedades en Santa Pola para impedir que siga registrándonos las carteras.

Seguir leyendo »